¿Cómo prevenir un accidente cerebrovascular?

Noticias destacadas de Estilo de vida

Según la OMS los ataques al corazón y los accidentes cerebrovasculares suelen ser fenómenos agudos que se deben sobre todo a obstrucciones que impiden que la sangre fluya hacia el corazón o el cerebro.

El médico y neurólogo de la Universidad del Rosario, Pablo Amaya y director del programa ACV de la Fundación Valle del Lili en entrevista con la revista Cromos comentó que un ataque cerebrovascular se conoce también como ACV o trombosis cerebral.

“Este es un evento súbito donde hay pérdida de una adecuada llegada de sangre al tejido cerebral por una obstrucción de una arteria, que puede ser por una placa de colesterol dentro de la arteria que facilita la formación de un trombo o por un trombo que viaja desde otra arteria o el corazón”, comenta el especialista que al no llegar sangre de manera correcta, la falta de glucosa y oxígeno conduce a una muerte cerebral.

Según la World Stroke Organization cualquier persona puede padecer un ACV, pero hay mayor riesgo con la edad, enfermedades como hipertensión arterial, diabetes, arritmias cardíacas como la fibrilación auricular, colesterol alto, personas con alto consumo de alcohol o tabaco y obesidad aumentan el riesgo de padecer este tipo de enfermedad.

Puedes leer: ¿Cómo preparar nuestro hogar para evitar accidentes caseros?

El neurólogo señala que algunos factores de riesgo modificables están relacionados con enfermedades como hipertensión, diabetes, fibrilación auricular, cuando no son tratadas de forma adecuada aumentan el riesgo. “Por eso, la importancia de tener un tratamiento adecuado, que incluye medicamentos y hábitos de vida saludables en dieta y actividad física”.

Para prevenir accidente cerebrovascular se debe optar por hábitos de vida saludables. Así como, hacer 150 minutos de ejercicio a la semana; 30 minutos 5 días a la semana. Llevar una dieta con alto contenido de frutas y vegetales y evitar productos con grasas saturadas o alto contenido de sodio. Además, al evitar consumo de alcohol o tabaco también se reduce el riesgo de padecer un una ACV.

Ahora bien, las personas con enfermedades como hipertensión o diabetes deben tomar su medicación como fue prescrita por su médico. Asimismo, los pacientes que reciben medicamentos como antiagregantes o anticoagulantes tampoco deben suspenderlos, salvo por orden médica, manifiestó Pablo Amaya.

Aunque no hay signos de alarma de la enfermedad porque puede suceder sin previo aviso, es importante estar atentos si de manera súbita alguien a nuestro alrededor presenta estos síntomas:

-Cara torcida o boca desviada hacia uno de los lados.

-Ojo que pierde de un momento a otro la visión.

-Rápida pérdida de la fuerza o sensibilidad en medio lado del cuerpo.

-Problemas en el habla

El neurólogo Pablo Amaya comenta que las primeras 4,5 horas, hay opción de poner medicamentos que pueden destruir el trombo y restaurar el adecuado riego sanguíneo a la zona del cerebro afectada.

En las 6 primeras horas, cuando hay obstrucción de arterias principales, también se puede hacer tratamiento combinado con medicamentos, usando catéteres para llegar de forma mínimamente invasiva a las arterias del cerebro y retirar los trombos; procedimiento conocido como trombectomía mecánica.

Te interesa leer: ¿Se puede dejar de fumar durante la pandemia?

Para el especialista, es importante que en el momento de presentar algún síntoma de ACV se debe consultar de forma inmediata al servicio de urgencias, incluso si estos síntomas son transitorios. La mayoría de los casos de este tipo de enfermedad sin tratamiento tienen alto riesgo de repetir en las siguientes horas o días. La consulta oportuna ofrece oportunidades de tratamiento adecuado y disminuir las secuelas a largo plazo. “Si tú o alguien a tu alrededor presenta síntomas de ACV, no te quedes en casa, acude de forma inmediata al servicio de urgencias. El mejor sitio para tratar un ACV son las urgencias de un hospital de alta complejidad incluso durante la pandemia por COVID-19”.

Comparte en redes: