Redacción Cromos / 16 Jun 2021 - 9:20 p. m.

Relación tóxica: 6 señales de que estás en una y cómo terminarla

“Amar no es sufrir” dice la experta Valeria de la Espriella. Acá te ayudamos a identificar comportamientos que podrían ser señal de que estás en una relación tóxica y qué puedes hacer para cortarla.
Estas seis señales te pueden ayudar a identificar si te encuentras en una relación tóxica.
GettyImages
Estas seis señales te pueden ayudar a identificar si te encuentras en una relación tóxica.
Estas seis señales te pueden ayudar a identificar si te encuentras en una relación tóxica.
Foto: GettyImages

Recientemente, se ha polarizo el término tóxico/a cuando nos referimos a un compañero o ex pareja que hizo que la relación fuera un tormento. Para saber más sobre este tipo de situaciones, aprender a identificarlas y salir de ellas, consultamos a una experta.

Te puede interesar: Qué es ser sapiosexual: cuando te seduce más su cerebro que su físico

En entrevista con la Revista Cromos, la sexóloga, escritora y speaker, Valeria de la Espriella nos cuenta más sobre la toxicidad en una relación y las personas con ese tipo de comportamientos.

¿Qué es una relación tóxica?

Valeria de la Espriella (VDLE): “Es un vínculo conflictivo e inestable que se tiene con otra persona y que genera más angustia que satisfacción. Puede ser de tipo romántico, laboral, familiar o también se da en otros ámbitos de la vida.

Las relaciones tóxicas se manifiestan como una lucha de poder, en donde la dominación no necesariamente se realiza a través de la fuerza o la violencia, también se puede exteriorizar con manipulación emocional como táctica para ejercer el control sobre la otra persona.

A muchas personas les cuesta reconocer que han estado o están en una relación tóxica pues se normalizan ciertos comportamientos, sobre todo porque se cobijan bajo el manto del amor y del cuidado, como sucede con los celos que pueden volverse enfermizos.

En muchos de los casos, existe la dependencia y/o la codependencia, así que los y las integrantes del vínculo tienen carencias afectivas que desean suplir a través de la pareja. Hay personas con potencial para ser ‘tóxicas’, por ejemplo, porque suelen cruzar los límites y pretenden cambiar el comportamiento de su pareja. Ha otras con potencial para ser ‘toxificadas’, que pueden tener baja autoestima y una excesiva necesidad de aprobación”.

¿Cuáles son las señales de que estoy en una relación tóxica?

VDLE: “Existen variadas señales, estas son las más comunes.:

1. Las personas implicadas se perciben como si estuvieran atrapadas dentro de la relación. Así que, a pesar de existir sufrimiento y sentimientos de malestar, son incapaces de salir.

2. Actitudes de posesión: actúan como si la pareja fuera de su propiedad. Por eso se intenta controlarla y saber todo de ella, con quién sale, cómo se viste, sus contraseñas, en donde está.

3. Denigrar y menospreciar: ofender a la persona y hacerla sentir inferior, a veces puede ser con una agresión directa, o más sutil a través de las burlas.

4. Sembrar la culpa: generar sentimientos negativos, recordarle permanentemente la supuesta falta o el error que cometió y manipularla con ello. Hacerla sentir como si fuera exagerada o si estuviera loca.

5. Intimidación: La persona tóxica utiliza su mal carácter para expresarse y con esto produce temor. La intimidación puede ser física, verbal, directa o indirecta.

6. Dependencia excesiva: hay una gran necesidad de aferrarse a la otra persona, un apego ansioso producto inseguridades y miedos irracionales”.

Lee también: 7 señales con las que nuestro cuerpo nos pide una pausa

¿Cómo salir de una relación de ese tipo?

VDLE: “- El primer paso es que la persona sea consciente de que está en un vínculo enfermizo, detectar que existe un problema y que no es sano aquello que está viviendo.

- Hay un ejercicio de escritura muy poderoso, y es relatar qué harías con tu vida y tu tiempo si fueras libre y no tuvieras el desgaste emocional que te produce esa relación tóxica.

- Dejar de romantizar las relaciones tóxicas. Y lo cierto es que crecimos con muy malos referentes a nivel afectivo, algunas dinámicas familiares, los estereotipos de género, mitos, telenovelas, canciones cortavenas. ¡Amar no es sufrir!

- Reconocer que la pareja te está haciendo daño y que quizá la ha justificado porque conserva la esperanza de que cambie. Es importante recordar que, si alguien de verdad te quiere, te tratará bien, te cuidará y te respetará.

- Los sentimientos no pueden ser una excusa para continuar. Muchas relaciones no se acaban por falta de amor, sino por falta de confianza, respeto, comunicación, independencia.

- Es importante que la persona se pregunte si esa es la vida que quiere para sí misma, si no se siente digna de recibir estabilidad, cariño y libertad. Como dijo el escritor Stephen Chbosky “aceptamos el amor que creemos merecer”.

- Practicar el autoconocimiento, recordar lo que le gusta y ha dejado de hacer, retomar sus metas, proyectos, hobbies y su vida más allá de la relación.

- Empezar un proceso de separación psicológica, dar pequeños pasos, quitándole poder a la persona cuando intente ejercer la manipulación y el control. Romper el vínculo emocional, lo cual permitirá que posteriormente se dé la separación física.

- Luego de finalizada la relación y en la medida de lo posible, aplicar el contacto cero, es decir, cortar toda comunicación con la persona.

- Buscar apoyo psicoterapéutico para fortalecer la autoestima y la autoconfianza, e indagar si algún hecho del pasado ha influido en sus relaciones presentes.

- Recurrir a familiares y amistades, sobre todo en los momentos en los que se siente que la fuerza de voluntad flaquea.

- En el caso de muchas mujeres hay un trasfondo de desigualdad. Algunas no dejan a sus parejas porque necesitan su apoyo económico para el sostenimiento de sí mismas y/o de sus hijos.

Te puede interesar: Así funciona el cannabis o marihuana medicinal en el manejo del dolor

¿Cómo identificar que una potencial pareja es tóxica?

VDLE: “A veces no es fácil, pues la persona es muy especial, amable y cariñosa al principio de la relación, luego de manera sutil y gradual va cambiando su comportamiento.

Algunas actitudes puedan ayudar a identificarlas:

-No respeta tu privacidad.

-Empieza a controlar tus horarios.

-Te hace sentir que tu opinión no es importante.

-Siente celos constantes hacia personas cercanas a ti.

-Intenta cambiarte de acuerdo con sus expectativas.

-En varias ocasiones ha incumplido los acuerdos de pareja.

-Cuando dice que va a cambiar y no lo hace”.

¿Cómo ayudar a un familiar o amigo que se encuentra en esa situación?

VDLE: “Escuchar a la persona, no culparla o presionarla. Tampoco es bueno juzgarla con comentarios tipo: eres masoquista, no te quieres, no tienes fuerza de voluntad, entre otros.

Las personas tóxicas buscan aislar a su pareja, en muchas ocasiones se sienten solas y que no tienen una red de apoyo o un lugar seguro donde acudir. Por eso es importante recordarles que estaremos allí, manteniendo un contacto frecuente.

Motivarla a que busque acompañamiento psicológico o que contacte grupos de apoyo de personas que han pasado por situaciones similares. En caso de ser necesario también acompañarle en la búsqueda de asesoría jurídica”.

Recibe alertas desde Google News