Redacción Cromos / 23 May 2022 - 10:07 p. m.

Tiroides: 7 mitos sobre esta glándula que debes olvidar para cuidar tu salud

A propósito del Día Mundial de la Tiroides, que se celebra este 25 de mayo, buscamos los mitos alrededor de enfermedades relacionadas con esta importante glándula de nuestro cuerpo.
El aumento de peso está equivocadamente relacionado con el hipotiroidismo. Si llevas una dieta saludable y practicas actividad física con regularidad las hormonas se mantendrán controladas.
Algunos de los síntomas del hipotiroidismo pueden incluir caída de pelo, fatiga, depresión, problemas de memoria, debilidad muscular, ligero aumento de peso, y retraso en el desarrollo, cuando se trata de niños.
Algunos de los síntomas del hipotiroidismo pueden incluir caída de pelo, fatiga, depresión, problemas de memoria, debilidad muscular, ligero aumento de peso, y retraso en el desarrollo, cuando se trata de niños.

La tiroides es una glándula importantísima en nuestro cuerpo. Entre sus múltiples funciones está la de producir hormonas que mantienen el buen funcionamiento de los órganos. También regula el uso de la energía y hasta la rapidez con que late el corazón. Cuando no funciona como debería, aparecen las enfermedades.

Hipotiroidismo Vs. Hipertiroidismo

Suenan parecido, pero son completamente diferentes. El hipotiroidismo es una deficiencia de hormonas tiroideas causada por una muy baja producción en la glándula tiroides. Se estima que por lo menos el 5% de la población mundial lo sufre y en Colombia, al menos cinco millones de personas viven con este diagnóstico.

Te puede interesar: Tipos de prueba de embarazo: ¿cuál es mejor?

Por el contario el hipertiroidismo es la sobreproducción de hormonas por la glándula tiroides, ubicada en la parte frontal del cuello y sus síntomas provocan latidos cardíacos rápidos, pérdida repentina de peso, temblores, dificultad para dormir y cambios en el ciclo menstrual.

Estas dos enfermedades y otras relacionadas con la tiroides solo pueden ser diagnosticadas por un especialista, que solicitará exámenes y otras pruebas para la confirmación, por eso, evite prestar atención a los diagnósticos caseros. Los síntomas son variados y muchos no pasan de ser un mito.

Mitos más comunes de enfermedades relacionadas con la tiroides

Mito: solo afectan a las mujeres

Las enfermedades de la tiroides afectan tanto a hombres como a mujeres. Si bien es cierto que la población femenina en edad fértil es más propensa, se puede presentar en el sexo masculino.

Mito: solo afectan a las personas mayores

Puede incluso afectar a bebés recién nacidos (hipotiroidismo congénito), a niños, adolescentes, adultos y ancianos. Lo que sí es cierto es que el riesgo de padecer de enfermedades de la tiroides aumenta con la edad.

Mito: son fáciles de diagnosticar y tratar

Dependiendo del tipo de enfermedad y debido a la ausencia de síntomas confiables, las enfermedades de la tiroides pueden ser muy difíciles de descubrir. Por ejemplo, los llamados hipotiroidismo e hipertiroidismo subclínicos (o sea sin síntomas) pueden no ser diagnosticados si el médico no tiene un alto nivel de sospecha. Igualmente, los tumores o nódulos de la tiroides pueden ser difíciles de palpar y requieren un alto índice de sospecha.

Mito: no necesitan ser tratadas

Sin un tratamiento adecuado y acompañamiento médico las enfermedades de la tiroides pueden afectar gravemente la calidad de vida de quienes la padecen. Muchos casos de sobrepeso y obesidad, depresión, problemas con el colesterol, trastornos menstruales, infertilidad ,ansiedad y baja de peso, pueden ser producto de enfermedades tiroideas no reconocidas y tratadas.

Mito: todo bulto o nódulo en la tiroides es canceroso

Menos del 5% de los nódulos tiroideos son cancerosos y ninguno de ellos duele cuando esta creciendo (los nódulos son pequeñas formaciones que crecen dentro de la glándula y que pueden ser sólidas o quísticas -bolitas con contenido líquido-). Son tan difíciles de diagnosticar que la mayoría no son reconocidos por los médicos y muchas veces son encontrados de casualidad por la propia persona al tocarse el cuello.

Mito: subir de peso es sinónimo de una tiroides enferma

La gran mayoría de las enfermedades tiroideas no causan problemas con el peso. Es más, el hipertiroidismo se caracteriza por lo opuesto, es decir una baja de peso rápida e impresionante. Las causas más importantes de sobrepeso y obesidad siguen siendo la falta de actividad física y una alimentación poco saludable. De hecho, el hipotiroidismo no siempre aumenta de peso como se ha creído a lo largo de los años. Llevar un buen estilo de vida contribuye a mantener regulada la hormona tiroidea.

Mito: Los medicamentos deben tomarse de por vida

Dependiendo de la causa de la enfermedad, pueda que no se necesite medicación, pues la opción de tratamiento es la cirugía. En otros casos los medicamentos pueden recetarse por corto tiempo y en otros por periodos largos.

También puedes leer: ¡Cuidado! Cucarrones ponen en riesgo la salud de los perros. Esto debes hacer

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.