Beneficios de ser mamá después de los 35 años

Noticias destacadas de Maternidad y Bienestar

La gestación a los 35 o más años implica mayores riesgos para las madres y los hijos. No obstante, también tiene ventajas que debes conocer si estás pensando en esta opción.

Búsqueda de mejor estabilidad económica, deseos de realización profesional, deberes y compromisos en la actualidad, más madurez y experiencia para afrontar los retos que implica esta decisión, son algunas de las razones por las que algunas mujeres optan por ser madres después de los 35, 40 y hasta más años.

Pero también son diversas las complicaciones que pueden presentarse para las mamás por un embarazo en estas edades: más posibilidades de tener diabetes gestacional y presión arterial alta, problemas en la placenta, colestasis, sangrado uterino, mayor riesgo de partos prematuro o por cesárea, y de pérdida por aborto espontáneo o por muerte fetal intrauterina.

El futuro bebé también puede verse afectado por el riego de sufrir anomalías cromosómicas, como el síndrome de Down, bajo peso al nacer y mortalidad fetal o neonatal precoz, es decir, muerte a los pocos días de nacido.

Te puede interesar leer: Manchas en el embarazo: 5 consejos para prevenirlas

Sin embargo, gracias al desarrollo tecnológico y a los grandes avances médicos, sumados a los cuidados indicados, actualmente las mujeres mayores de 35 años tienen más probabilidades de tener embarazos normales e hijos saludables. Incluso, diferentes estudios han determinado ciertas ventajas para las gestantes.

Uno de estos, elaborado por investigadores de la Universidad de Southern California, ha encontrado que ser mamá después de los 35 años aumenta las habilidades mentales de las mujeres que han decidido embarcarse en esta hermosa aventura.

Según el estudio, publicado en la revista Journal of the American Geriatrics Society, quienes quedaron embarazadas por primera vez pasada esta edad, lograron mejores resultados en los exámenes relacionados con resolución de problemas, agudeza mental y capacidades verbales.

A dicha conclusión se llegó con base en las respuestas dadas por más de 830 mujeres posmenopaúsicas. Es posible que una de las razones por las que exista una relación benéfica entre ser madre pasados los 35 y sus habilidades mentales después del parto, se deba a que el incremento de las hormonas producidas en el embarazo (progesterona y estrógenos), puede afectar la química del cerebro, y que a edad más avanzada, más permanecen activos dichos efectos, lo que propiciaría un aumento de la capacidad cognitiva.

Te puede interesar leer: Señales de parto: se acerca el anhelado día

Pero no es el único estudio que relaciona la maternidad tardía con ciertos beneficios para la madre. Uno realizado hace algunos años por la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston, tuvo en cuenta los datos recopilados de 462 mujeres, de quienes se registró la fecha de nacimiento del último hijo que tuvieron de forma natural y la edad que tenían al fallecer.

Los investigadores observaron que es probable que las mujeres que tuvieron hijos después de los 33 años tengan el doble de posibilidades de vivir hasta los 95 años, o más, que las mujeres que concibieron a su último hijo antes de los 30 años.

Thomas Perls, uno de los autores del estudio, explicó en su momento para Medline Plus, que “Si una mujer tiene esas variantes, puede reproducirse y tener hijos durante más tiempo, aumentando sus probabilidades de pasar esos genes a la próxima generación [...] La capacidad natural de tener un hijo a una edad más avanzada probablemente indique que el sistema reproductivo de una mujer envejece con lentitud, y por tanto, lo mismo sucede con el resto de su cuerpo”.

De paso, los hijos también salen beneficiados, pues otro estudio hecho en Dinamarca con cerca de 5.000 mamás, y publicado por la revista European Journal of Developmental Psychology, dedujo que las madres mayores no tienen tanta tendencia a gritar y a aplicar castigos estrictos a los pequeños, y que estos son menos proclives a tener inconvenientes sociales, emocionales y comportamentales.

Puedes leer: ¿Hombres con síntomas de embarazo?

Es cierto que las estadísticas indican que cerca del 30% de las mujeres que deciden tener un hijo con más de 35 años padecen alguna patología o complicación durante la gestación o inmediatamente después del nacimiento del bebé, y que el 10%, aproximadamente, tienen un parto prematuro.

Sin embargo, si lo estás pensando seriamente, ten presente que siguiendo todas las recomendaciones de los especialistas, y cuidando muy bien tu salud durante el embarazo, es muy factible que cumplas tu sueño de ser madre a una edad avanzada.

Comparte en redes: