Redacción Cromos / 27 May 2022 - 12:34 a. m.

¿Cómo cambiar el pañal a tu bebé? Guía para papás primerizos

¿Eres de los que se enreda cambiando el pañal tu bebe? Nosotros te explicamos cómo hacer fácil y rápido.
¿Eres de los que se enreda cambiando el pañal tu bebe? Nosotros te explicamos cómo hacer fácil y rápido.
Foto: Pexels
¿Eres de los que se enreda cambiando el pañal tu bebe? Nosotros te explicamos cómo hacer fácil y rápido.
¿Eres de los que se enreda cambiando el pañal tu bebe? Nosotros te explicamos cómo hacer fácil y rápido.
Foto: Pexels

Un bebé recién nacido requiere cerca de 10 cambios de pañal al día, por lo tanto, es una labor intensa para los padres, especialmente durante las primeras semanas.

Te puede interesar leer: Los 7 errores más comunes de los papás primerizos y cómo evitarlos

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí.

Al principio, cambiar un pañal puede parecer difícil, sobre todo si son papás primerizos, pero es una acción que solo requiere un poco de práctica, y así mantendrás a tu bebé limpio y seco fácilmente.

Preparación

Antes de empezar a cambiar el pañal a tu bebé, debes tener a la mano algunos elementos importantes:

- Un pañal

- Toallitas húmedas para bebé o un recipiente con agua tibia y algodón, para los bebés con piel sensible

- Crema protectora para la zona del pañal o vaselina

- Un cambiador o un pañal de tela para colocar debajo del bebé

- Sujetadores o ganchos, si están usando pañales de tela

Es importante que tengas todos estos elementos a tu alcance desde antes de empezar a cambiar a tu bebé, ya que no debes dejar a tu bebé sin supervisión, ni siquiera por un segundo, para agarrar algún elemento que te falte.

Lee también: Calculadora de embarazo: ¿qué pasa en el primer mes de gestación?

Paso a paso para cambiar el pañal de tu bebé

1. Limpieza

Con las toallitas húmedas, el algodón o un paño húmedo limpia suavemente al bebé de adelante hacia atrás, dejando toda la zona completamente limpia.

Nunca limpies a tu bebé de atrás hacia adelante, en especial en el caso de las niñas, porque podrías esparcir bacterias que pueden causar infecciones en el tracto urinario.

Tal vez tengas que levantar las piernas de tu bebé sujetándolo de los tobillos para limpiar por debajo. No olvides los pliegues de los muslos y las nalgas.

Recomendado: Leche materna: 5 consejos para almacenarla adecuadamente y crear tu banco de leche

Tip:

Si tu bebé es varón, te recomendamos colocar un pañal limpio sobre el pene porque la exposición al aire generalmente los hace orinar (sea sobre ti, las paredes o cualquier otra cosa que se encuentre a su alcance).

2. Protección antipañalitis

Cuando hayas terminado de limpiarlo, seca muy bien al bebé con un paño limpio, evitando que quede humedad en algún pliegue.

Después coloca ungüento o crema para la zona del pañal. Revisa que tenga los componentes y controles de calidad para que proteja la piel de tu bebé contra quemaduras y pañalitis.

3. Ubicar el pañal

Abre el pañal y deslízalo debajo de tu bebé mientras levantas suavemente las piernas y los pies, tomándolos por los tobillos. La parte de atrás, que es la que tiene las tiras adhesivas, debe quedar a la altura del ombligo del bebé, así podrás guiarte en donde ubicarlo y luego soltar las piernas de tu bebé.

Te puede interesar leer: Lactancia materna: ¿Hasta qué edad es bueno amamantar?

Lleve la parte delantera del pañal hacia arriba, entre las piernas del bebé y hacia el ombligo. Rodea el cuerpo de tu bebé con las tiras adhesivas y pégalas bien ajustadas.

Tip:

Antes de quitar el adhesivo de las tiras, revisa que quede ubicado sobre el ombligo de tu bebé y, al despegarlos, ten cuidado de no pegar las tiras sobre la piel del bebé.

Consejos extra

Vacía la basura regularmente (una vez al día) si usas pañales desechables, así evitarás el mal olor y el crecimiento de bacterias.

Si notas marcas alrededor de las piernas y la cintura de tu bebé, el pañal está demasiado ajustado, entonces no lo ajustes tanto la próxima vez. Si aun así sigue marcando su piel, es posible que tu bebé necesite un pañal más grande.

Si estás cambiando a un niño, coloque el pene hacia abajo antes de ajustarle, así ayudarás a prevenir filtraciones por encima de la cintura.

Si a tu bebé no se le ha caído el cordón umbilical, doble la parte de la cintura del pañal hacia abajo para mantener la zona seca.

Recomendado: ¿Cómo saber si mi hijo tiene autismo? Presta atención a estas alertas

Pañales de tela

Muchos padres escogen los pañales desechables por su comodidad, mientras otros optan por los pañales de tela, que son más económicos a la larga.

Los pañales de tela vienen en muchas formas y tamaños. Los modelos más modernos de pañal vienen con una forma similar a la de los desechables y tienen cierres de velcro o broches a presión.

Otros accesorios para los pañales de tela incluyen los revestimientos, pañales extra absorbentes para mayor protección en la noche y cubiertas para pañales para prevenir filtraciones.

Al igual que los pañales desechables, los de tela deben ser cambiados con la misma frecuencia y revisarlos constantemente para evitar que los bebés se puedan quemar.

Es clave que los pañales queden bien limpios después de lavarse y solo se pongan nuevamente al bebé si están completamente secos, para no causar sensibilidad extra en la piel.

Síguenos en Google Noticias