¿Cuáles son las ventajas de crecer en un hogar bilingüe?
Ingresar subtítulo
¿Cuáles son las ventajas de crecer en un hogar bilingüe? Ingresar subtítulo
22 Apr 2021 - 10:07 p. m.

¿Cuáles son las ventajas de crecer en un hogar bilingüe?

Estudio de una universidad británica sugiere que los niños que aprenden un segundo idioma, cuando son adultos cambian de atención y detectan cambios visuales con más rapidez.

Saber uno o más idiomas diferentes al nativo en un mundo globalizado proporciona grandes beneficios. Además de abrir innumerables puertas laborales y profesionales en empresas multinacionales y de estudio en otros países, amplían el panorama cultural y de conocimientos.

Cuando se aprende otra lengua desde la infancia se asimila más fácilmente y se aumentan las posibilidades de adquirir nuevas destrezas, como mayores capacidades de atención, creatividad, concentración, memoria, pensamiento crítico, análisis y lingüística. Los pequeños también desarrollan mejor sus habilidades sociales y comunicativas y sus funciones metalingüísticas; es decir, el uso del lenguaje para reflexionar y comprender sobre él mismo, sus reglas y cómo funciona.

Puedes leer: Niños interrogadores ¿Por qué preguntan tanto?

Pero también se ha conocido que el aprendizaje de otro idioma en la niñez influye positivamente en el desarrollo cognitivo durante la etapa adulta. Así lo revela una reciente investigación realizada por la Universidad de Anglia Ruskin (ARU), en el este de Inglaterra.

Los resultados del estudio, publicado en la revista de acceso abierto Scientific Reports, indican que crecer en un hogar bilingüe puede brindar beneficios cognitivos cuando las personas que han aprendido otro idioma ya son adultas, pues al compararlas con quienes aprendieron otra lengua tiempo después, actúan más rápidamente en el momento de cambiar la atención y durante la detección de cambios visuales.

Puedes leer: Los efectos negativos de dar a tus hijos regalos en exceso. ¿Qué deben hacer los padres?

En la investigación participaron 127 adultos en dos experimentos diferentes. En el primero tenían que observar imágenes en una pantalla; una de estas cambiaba progresivamente, mientras que la otra se mantenía igual. Quienes aprendieron otro idioma cuando eran pequeños (denominados para el estudio bilingües tempranos), notaron dichos cambios con mayor rapidez que los que lo aprendieron tiempo después (llamados bilingües tardíos).

En el segundo experimento se demostró que los bilingües tempranos pudieron controlar mejor su atención; es decir, fueron más veloces al momento de cambiar la atención de una imagen para concentrarse y enfocarse en la otra.

El mismo equipo investigador ya había determinado que los pequeños pertenecientes a hogares bilingües tienen la facultad de adaptarse a un entorno lingüístico más heterogéneo e imprevisible al virar la atención visual con mayor rapidez y frecuencia. Con este nuevo estudio, se infiere que estas capacidades logradas cuando niños permanecen activas durante la vida adulta.

Puedes leer: ¿Cómo motivar a tus hijos para que se concentren en el estudio?

El doctor Dean D’Souza, profesor de psicología de la Universidad de Anglia Ruskin y quien tuvo a su cargo la dirección de la investigación, destacó la importancia de los hallazgos encontrados al afirmar que “este estudio es una extensión interesante de esa investigación anterior, que sugirió que los bebés criados en hogares bilingües se adaptan a sus entornos lingüísticos más complejos cambiando de atención con mayor rapidez y frecuencia”.

Para él “esta adaptación puede ayudarlos a aprovechar las múltiples fuentes de información visual, como los movimientos de la boca, las expresiones faciales y los gestos sutiles, lo que, en última instancia, les ayuda a aprender varios idiomas”.

Según la percepción del profesor D’Souza, y confirmando lo descrito anteriormente, las conclusiones de esta nueva investigación desarrollada con adultos bilingües, sugieren que algunas de estas adaptaciones, incluida la rapidez para cambiar la atención, se mantienen hasta la edad adulta.

Este y otros estudios confirman que son muchos los beneficios que se logran al aprender un segundo y más idiomas desde la niñez. Por tal razón, es importante que desde que tu hijo es muy pequeñito le brindes en casa esta oportunidad de ser bilingüe.

Comparte:
X