Pañales: ¿hasta qué edad debería usarlo tu bebé?
Pañales: ¿hasta qué edad debería usarlo tu bebé?
Pexels
22 Sep 2021 - 10:02 p. m.

Pañales: ¿hasta qué edad debería usarlo tu bebé?

Para saber que tu bebé está preparado para dejar el pañal podemos guiarnos en algunas señales que nos recomienda la pediatra.

En este proceso el niño debe lograr una madurez neurológica suficiente para controlar los esfínteres, poder comunicar verbalmente su deseo de ir al baño a sus padres.

Puedes leer: Mastitis: qué es, cuáles son los síntomas y cómo tratarla

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí

La pediatra Ana María Jiménez Fadul de la Clínica de La Colina nos cuenta todo lo relacionado con la dejación del pañal en los bebés:

“Dejar el pañal depende de un proceso paulatino de maduración en el que intervienen factores biológicos, psicológicos y afectivos, para finalmente lograr una conducta automática que se convierte en un comportamiento voluntario y controlado”, comenta la especialista.

Importante que los padres debemos conocer e identificar las etapas por las que atraviesan los niños en el proceso de aprendizaje del control de esfínteres para entender cuándo el bebé está preparado para dejar el pañal.

Durante el paso por estas etapas, los niños nos pueden ir mostrando algunas señales del comportamiento que nos permiten identificar que el niño está listo para empezar el proceso de dejar el pañal, estas son:

1. Logra sentarse y pararse y puede quitarse y ponerse los pantalones por sí mismo.

2. Trata de imitar a los adultos cuando van al baño

3. Muestra interés por ser independiente y se siente orgulloso de sus propios logros.

4. No se resiste a usar la mica o bacinilla, se interesa por ella y no le tiene miedo.

5. Manifiesta disgusto cuando tiene los pañales mojados, opone resistencia a ponerse los pañales y a veces comunica que no quiere usarlos más.

¿Cómo saber cuándo está preparado el bebé para dejar de usar pañal durante el día?

Para saber que el bebé está preparado para dejar el pañal de día podemos guiarnos con algunas señales:

1. Orina bastante de una sola vez y logra periodos largos con el pañal seco (al menos 2 a 3 horas seguidas).

2. Empieza a hacer popó en un horario predecible, es decir, casi siempre a la misma hora.

3. Demuestra que está haciendo pipí o popó por medio de palabras o gestos. Por ejemplo, se agacha o pone las manos en los genitales y es capaz de decirnos que quiere ir al baño antes de hacerse en los pañales.

Puedes leer: 7 recomendaciones para tratar la pañalitis en los bebés

¿Hasta qué edad es recomendable seguir poniendo pañal en la noche?

El control nocturno de esfínteres ocurre después de lograr el control diurno. El tiempo entre dejar el pañal de día y dejar el pañal de noche es muy variable y puede ocurrir de forma simultánea -siendo esto lo menos frecuente- o tardar incluso más de un año en lograrse.

Normalmente el control nocturno ocurre entre los 2 y los 4 años, pero hay niños que siguen teniendo accidentes en la noche hasta los 6 años. Para facilitar el control nocturno podemos ayudarles limitando las bebidas a partir de las últimas horas de la tarde y siempre fomentando la rutina de hacer pipí justo antes de acostarse.

¿Cómo le enseño a mi bebé dejar el pañal?

Debemos entender que los niños son quienes nos muestran su disposición para dejar el pañal y no somos los adultos quienes les enseñamos a hacerlo.

“El niño deja por sí solo el pañal y no le enseñamos a dejar el pañal”, es lo que recomendamos con pediatras.

Por esta razón, cuando vemos señales de que el niño está preparado y nos está pidiendo dejar el pañal debemos tener claro que es un proceso que lleva tiempo y debemos tener paciencia y tolerancia. En la medida de lo posible, debemos evitar que esta etapa coincida con algún otro cambio importante para el bebé como la entrada al colegio, la llegada de un hermano, cambio de casa, etc., porque esto puede dificultar el proceso y frustrar al niño y a los padres.

Para ayudarles en el proceso debemos asegurarnos de que el niño esté vestido con ropa cómoda, que la pueda bajar por sí solo y con facilidad. Debemos asegurarnos también de que el lugar donde va a hacer pipí y popó sea un lugar cómodo y tranquilo, en donde se pueda sentar apoyando los pies y, si es necesario, usar adaptadores para que no tenga miedo de caerse.

Puedes leer: Beneficios de hacerle caricias a tu bebé

Otra recomendación es que debemos ayudarles a ir al baño, importante sentar al niño o la niña en la bacinilla a la hora en la que generalmente están acostumbrados a hacer popó. No debemos forzar el proceso al estar sentado más de 5 a 10 minutos y si logra hacer deposición felicitarlo y animarlo.

Para el control de esfínter urinario se recomienda inicialmente sentar al niño aproximadamente cada 2 a 3 horas, y felicitando si logra evacuar.

No se recomienda que el niño use pantallas para distraerlos mientras están sentados en el baño, pues buscamos que el niño comprenda la naturalidad de hacer pipí y popó y pueda estar concentrado en reconocer las sensaciones. Tampoco es aconsejable darles premios por lograr evacuar, ya que este es un acto natural que no se premia.

Comparte: