Ejercicio físico durante el embarazo: ¿bueno o malo?

Noticias destacadas de Maternidad y Bienestar

Realizar actividad física durante el embarazo es fundamental para la preparación del parto, además proporciona excelentes resultados como mejorar el estado de ánimo, favorecer el sueño, reducir la diabetes gestacional y la preeclampsia. Sin embargo, es importante que antes de iniciar cualquier ejercicio consultes con tu especialista.

Para el doctor Camilo Torres, quien es coordinador científico del Centro Materno Fetal y Neonatal de la Clínica del Country y Clínica Colina considera que las mujeres en estado de gestación deben continuar con el ejercicio o iniciarlo de una manera progresiva que permita un acondicionamiento para el embarazo. Es importante que evite grandes esfuerzos físicos o ejercicios que aumenten el riesgo de golpes directos o caídas.

El especialista considera que la gestante debe tener en cuenta los síntomas de alarma del inicio del embarazo, si presenta dolor intenso o sangrado. “Si estos síntomas aparecen debe suspender de inmediato la actividad física, también debe optar por una alimentación sana, evitando las carnes crudas o mal cocinadas, frutas o verduras bien lavadas, ensaladas preparadas en casa o sitios confiables con adecuada manipulación de los alimentos”, comenta Torres.

Te invito a leer: Los nacimientos de bebés prematuros disminuyeron durante la pandemia

Al realizarse los controles prenatales se realizará una evaluación de síntomas, factores de riesgo, así como un examen físico completo peso, talla, tensión arterial y medición del tamaño uterino, lo cual permita seguir los cambios y evolución del embarazo, así como detectar de manera oportuna las alteraciones que se puedan presentar.

En el primer trimestre la ecografía permite evaluar la localización y vitalidad del embarazo, así mismo, descartar si es un embarazo inviable o fuera del útero, es decir ectópico. Torres recomienda que se realicen ecografías de seguimiento del crecimiento fetal y al final del embarazo realizarse pruebas que permiten evaluar el adecuado funcionamiento de la placenta y el bienestar fetal.

Por otro lado, el entrenador físico Camilo Box con más de 15 años de experiencia en el entrenamiento funcional, nos cuenta algunos ejercicios que pueden empezar hacer las mujeres embarazadas, eso sí, teniendo en cuentas las recomendaciones del médico de cabecera y no abusar del ejercicio, únicamente lo permitido.

1 a 3 meses

En esta etapa, es cuando puede haber una amenaza de aborto, para que el bebé se logre formar sin problemas debes realizar ejercicios físicos que no requiera mayor esfuerzo. Las primeras doce semanas realiza esta sencilla actividad física: “Se recomienda hacer ejercicio cardiovascular, caminar durante 30 minutos diarios o hacer bicicleta sin resistencia. Para mantener los brazos firmes, puedes utilizar mancuernas de 5 kg y usarlas al mismo tiempo que caminas”, recomienda el entrenador físico.

3 a 6 meses

En esta etapa puedes realizar ejercicio con un poco más de resistencia (sin abusar). Lo que más se recomienda durante este periodo es nadar. Es un ejercicio muy completo y el tipo de resistencia que se practica en él no pone en riesgo la salud del bebé y menos la de la madre. Se recomienda nadar por lo menos media hora diaria y hacer calentamiento por lo menos de cinco minutos para evitar calambres.

Puedes leer: Batten: una enfermedad silenciosa que se presenta de forma severa en los niños

6 a 9 meses

En esta etapa el vientre ha crecido más, como entrenador recomiendo evitar deportes que impliquen velocidad de cambio de dirección, podrías perder el equilibrio y caerte. Se recomienda hacer ejercicios aeróbicos de bajo impacto y acudir a clases de baile sin realizar saltos o movimientos bruscos. Debes hacer actividades cardiovasculares como correr o montar bicicleta. Es importante no someterte a tantos esfuerzos para que tu cuerpo no se lastime y tu organismo no resienta el esfuerzo de más.

Otro de los ejercicios que podrías practicar en casa es el yoga prenatal, es recomendable en todas las etapas de embarazo, también podrías practicarlo para disfrutar plenamente esta increíble etapa maternal. “Es sumamente importante que te alimentes sanamente y si haces ejercicio debes comer más proteína e hidratarte”, comenta Camilo.

Comparte en redes: