Publicidad
Redacción Cromos / 27 Dec 2021 - 7:02 p. m.

Seguro o crédito educativo:¿Qué resulta mejor para pagar la universidad?

El precio de un semestre en la universidad es información de difícil digestión. El estudio superior de los hijos es una responsabilidad que llega más pronto de lo que imaginamos, por eso es importante prepararse con anticipación con planes que allanan el camino a la educación superior.
Lo ocurrido con Free Fire ha encendido las alarmas entorno al tiempo que los niños y jóvenes pasan conectados a los dispositivo móviles.
Foto: Pixabay
Es fundamental pensar desde ya en el futuro educativo de los hijos.
Es fundamental pensar desde ya en el futuro educativo de los hijos.
Foto: Pixabay

Apagar la universidad se le conoce como el segundo parto. Muchas madres y padres lamentan la falta de planeación para asumir los gastos de esta etapa trascendental. Justamente para los que quieren ser minuciosos están los seguros educativos. Algunos ofrecen la posibilidad de empezar a pagarlos incluso desde que el bebé está en gestación.

Te puede interesar: Apnea de sueño en los bebés ¿En qué consiste y cómo detectarlo?

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí

En el mercado existen varias modalidades. “Las pólizas educativas sirven para garantizar el futuro académico. La universidad es un requisito para las personas y pensarla desde temprano es una opción que da tranquilidad, pues no estás asegurando un bien material sino un valor intangible”, explica Andrea Echeverry, analista de ARG Asesores en Seguros.

¿Es posible sufragar semestres que el hijo o la hija estudiarán en más de una década? La respuesta es sí y Global Seguros ofrece ese camino para que el recién graduado del colegio pueda inscribirse en el programa que desee en Colombia. “La familia garantiza el estudio corriendo con el valor actual de los semestres para que cuando llegue el momento de que su hijo vaya a la universidad, la carrera ya esté cubierta”, dice Echeverry.

En la otra esquina están los ahorros programados, que son más flexibles porque el cliente puede empezar a guardar desde 100.000 pesos en un lapso definido. Cuando termine de pagarlo seguramente contará con un colchón valioso.

Frente a la disyuntiva de cuál elegir, la analista Echeverry manifiesta que la respuesta depende de las expectativas de las personas. Sin embargo, si le dan a escoger se iría por la opción de Global Seguros: “las aseguradoras tradicionales devuelven el ahorro con sus rendimientos y no les importa qué va a pasar con el dinero. En el caso de Global, el pago sí está destinado a cubrir los semestres. Se puede usar para pagar el pregrado o la maestría. La compañía transfiere el dinero directamente a la universidad”.

Independientemente de la vía a escoger, Echeverry sostiene que el reloj es un factor clave. “Entre más pequeño esté el hijo, más tiempo va a tener de ahorrar y las cuotas de la inversión no serán tan elevadas. Si el niño o la niña tiene 5 años, su cotización es diferente a la de un menor de 8. Si cumple con los pagos, seguramente podrá elegir la Universidad de los Andes”.

Para tener en cuenta

1. “En Global se pueden pagar los diez semestres o una parte de ellos. La plata no se va a perder en

caso de que el cliente no pueda seguir pagando las cuotas”: Andrea Echeverry, especialista en seguros.

2. Plan transferible: Global informa que se puede trasladar a un nuevo beneficiario, siempre y cuando sea hijo del tomador, hermano o medio hermano del beneficiario.

3. En el extranjero: a pesar de que Global está diseñado para estudiar en Colombia, se puede adaptar para financiar el pregrado en el exterior.

4. ¿Y si cambia de carrera? Puede hacerlo si está dentro del número de semestres que reconoce Global. Dichos semestres funcionan como créditos. Es necesario leer la letra menuda de los contratos, principalmente cuando el tomador requiere su dinero antes de lo pactado.

Síguenos en Google Noticias