Publicidad
Redacción Cromos / 22 Jan 2023 - 5:30 p. m.

¿Tu hijo está obsesionado con los dinosaurios? Esta sería la razón

Si a tu hijo le apasionan mucho los dinosaurios, habría una fuerte razón de fondo y que tendría varios beneficios.
¿Tu hijo está obsesionado con los dinosaurios? Esta sería la razón
Foto: Pexels

En los primeros años de vida de los niños se van desarrollando los gustos, las opiniones y las pasiones, que marcarán gran parte de las decisiones de los pequeños, por lo que es normal que vayamos notando cómo se hacen más claras sus preferencias.

Te invitamos a leer más contenidos como este aquí.

Lee también: ¿Cómo enseñar a leer a un niño? 5 consejos para tener en cuenta

Rápidamente podremos notar si nuestros hijos son apasionados por un deporte, por la lectura o por un programa de televisión en particular. Dentro de estos gustos muy marcados hay uno muy común que es el gusto por los dinosaurios.

¿Por qué a los niños les gustan tanto los dinosaurios?

¿Tu hijo está obsesionado con los dinosaurios? Esta sería la razón
¿Tu hijo está obsesionado con los dinosaurios? Esta sería la razón
Foto: Pexels

El gusto y devoción que sienten muchos niños por los dinosaurios es algo más que un mero pasatiempo. Es posible que hayas notado que tu hijo puede diferenciar fácilmente entre dinosaurios (hasta te corregirá si llegas a decir mal sus nombres), conocen el nombre científico de diferentes especies, saben qué comían y por dónde solían estar o cuáles eran sus peculiaridades.

En la psicología se utiliza un concepto conocido como “interés intenso” para referirse a la preferencia, motivación o pasión por parte de los niños en objetos, actividades o temas muy específicos.

Este fenómeno suele desarrollarse a edades muy tempranas (aproximadamente entre los 2 y los 6 años) y, además, suele ser más común en los niños que en las niñas.

@kittleandkidge

Hoy te hablo de los intereses intensos y la obsesión de los niñas y niños con sus juguetes. #juguetes #aprenderjugando #imaginativeplay #kittleandkidge #dinosaurios

♬ Funny Song - Cavendish Music

Los intereses intensos no consisten en un gusto general y pasajero por un objeto como puede ser un disfraz, un avión de juguete o los dinosaurios en este caso, sino que se caracterizan por la cierta atracción, con grandes dosis de pasión, hacia ese elemento.

Los niños sienten una curiosidad desmedida por saber todo sobre algo muy concreto. Incluso, en algunos casos, esta atracción puede tener ciertos rasgos obsesivos.

Recomendado: 3 claves para educar a niños exitosos

¿Cómo identificar un interés intenso?

Estos tipos de intereses suelen tener unas características comunes:

  • Suelen ser relativamente duraderos. No se desvanece en cuestión de horas o días.
  • Se enfocan a diferentes objetos con características similares o rasgos en común.
  • Los llevan a tener un dominio conceptual sobre ese tema en concreto.

Como papás, en la mayoría de los casos, podemos identificar este tipo de comportamientos en nuestros hijos rápidamente, ya que, en cuanto aparece algo relacionado con su tema de interés, enseguida quieren correr a investigar y preguntar todo lo posible para profundizar sobre esto. Además, no se quedan solo con saberlo, sino que tienden a explicarlo a las personas de su alrededor.

Te puede interesar leer: Reto de TikTok muestra cómo la nariz cambia en el embarazo, ¿es cierto?

Los niños con intereses intensos son como pequeños investigadores en búsqueda constante de información para saber más sobre un tema específico. Suelen estar alerta para aumentar el conocimiento que tienen sobre su objeto de interés, quieren mantenerse actualizados y, además, se preocupan porque los demás sepan sus “nuevos descubrimientos”.

Además, una investigación de la American Psychological Association reveló que casi un tercio de los niños en edades dentro los 11 meses y los 6 años muestran este tipo de intereses, siendo los dinosaurios uno de los temas favoritos.

Los dinosaurios tienen la particularidad de ser llamativos en esas edades en que los niños aún están delimitando la frontera entre lo real y lo imaginario, y los dinosaurios combinan a la perfección ambos aspectos. Se sabe que existieron, pero dado que los pequeños no manejan bien el concepto de tiempo, les puede resultar complicado entender que ya no existen.

Son muy llamativos y permiten a los niños imaginar, explorar, aprender y alcanzar una mejor comprensión del mundo.

Los niños pequeños asocian a los dinosaurios con fuerza, poder, control y ferocidad, una idea que se acopla muy bien con la fantasía, la magia y todo lo imposible.

Lee también: Crianza: 6 consejos para que tu hijo te escuche y te haga caso

Beneficios cognitivos del gusto por los dinosaurios

Un estudio llevado a cabo por las Universidades de Indiana y Wisconsin, reveló que los intereses intensos que requieren de un dominio conceptual, como es el caso de los dinosaurios, son muy beneficiosos para el desarrollo cognitivo infantil.

Esto se debe a que, además de enriquecer el vocabulario y aumentar el conocimiento sobre un tema específico, contribuye a mejorar el desarrollo de habilidades complejas como el procesamiento de información, altos niveles de atención, concentración y perseverancia.

Además, los ayuda a entender cómo acercarse tanto a temas de su interés como a aquellos que están por descubrir y así desenvolverse en el día a día con los retos que les vaya planteando la vida.

Estos niños suelen ser más autónomos y tienen más facilidad para desarrollar el pensamiento crítico.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.