Shakira se hizo pasar por otra, asegura el fisco en España

Noticias destacadas de Vida Social

Una inspectora de Hacienda Pública en España se encargó de seguirle la pista a la cantante y demostrar que ha pasado el tiempo suficiente en Barcelona los últimos años y, por lo tanto, debe una buena suma en impuestos, que ha tratado de evadir a toda costa.

Susana C. es el nombre de la inspectora de Hacienda Pública en España que ya es tan famosa como Shakira desde que fue encargada de comprobar si la cantante colombiana había defraudado al fisco. Tras una investigación por meses dice tener todas las pruebas para demostrar que sí hubo delito.

Para empezar, la inspectora explica en su extenso informe que Shakira se registró con el seudónimo de Sila Prieto en la clínica Teknon, donde nacieron sus dos hijos Sasha y Milan. Pero hay muchos más datos con lo que según la investigadora Shakira pretendía probar que no residía en España sino en una propiedad que tiene en Las Bahamas y por lo tanto no debía pagar los impuestos en el país de su amado Gerard Piqué.

El mínimo para ser considerado residente fiscal son 184 días al año y según Susana C., Shakira supera esa cifra por mucho en 2012, 2013 y 2014. Cuando el año pasado la barranquillera compareció ante un juez español expresó que ella no vivía en ningún sitio en particular y que era una “nómada sin raíces”. Pero la inspectora rastreo sus pasos al pie de la letra. Consiguió evidencia de que Shaki visitó clínicas, centros de belleza, estudios de grabación, tiendas de ropa y decoración. También se rastrearon sus redes sociales y las visitas de su círculo íntimo en Barcelona.

Te puede interesar: La nueva novia de Brad Pitt está casada

En su defensa, Shakira había asegurado que no llegó a vivir en España hasta 2014, cuando tenía a su primer hijo y estaba embarazada del segundo. Dijo entonces que vivía en una casa comprada en Nassau, Las Bahamas y presentó gastos de luz, agua y TV por cable, pero se demostró que esos consumos correspondían a los empleados que cuidan la propiedad. Además de que Susana C. consiguió una declaración judicial, en la que Antonio de la Rúa, ex de Shakira, reconoce que tras finalizar su relación acordaron que él se quedaría en Las Bahamas y que la cantante mandó a recoger sus pertenencias.

Para Hacienda Pública de España, Shakira debe responder por supuesto fraude de más de 14,5 millones de euros, unos 65 mil millones de pesos. Pero la artista afirmó en un comunicado que ha “cumplido en todo momento, incluyendo en el periodo comprendido entre 2011 y 2014, con sus obligaciones tributarias en todos aquellos países en los que había trabajado, incluyendo Estados Unidos y no debe ninguna cantidad a la hacienda española”.

Lo que es cierto es que Shakira ya pagó 24 millones de euros, la cuota defraudada en 2011 -el año en el que la colombiana más facturó por cuenta de sus compromisos artísticos-; sin embargo, ante la fiscalía española están los otros tres años por los que tendrá que rendir cuentas.

También puedes leer: Jennifer López ya no tendrá equipo de beisbol

Comparte en redes: