Publicidad
Redacción Cromos / 11 Jul 2022 - 12:30 a. m.

La pelea legal que el príncipe Harry ganó a medio de comunicación

El príncipe Harry se enfrenta al tabloide británico Mail on Sunday por motivo de un artículo en el que se difama su nombre.
El duque de Sussex demandó a un periódico británico por difamación.

El nombre del príncipe Harry se vio afectado por un artículo “sensacionalista” en el que se afirmaba que él había intentado mantener en secreto un recurso judicial en contra de un departamento del gobierno británico, esta situación es “difamatoria”, así lo dictaminó recientemente un juez de la Corte Suprema de Reino Unido.

Lee también: Millie Bobby Brown critica ‘Stranger Things’ y sus creadores le responden

Aquí puedes encontrar más contenido como este

El hijo menor de Lady Di demandó a Associated Newspapers Limited (ANL) luego de que una de sus publicaciones, el Mail on Sunday, presentara un artículo que mostraba un caso separado del duque de Sussex en la Corte Suprema contra el Ministerio Interior de su país natal, relacionada a las medidas de seguridad cuando él y su familia todavía vivían en el país europeo.

Este texto en cuestión, que sigue disponible en el portal web del periódico, fue publicado en febrero con aseveraciones como la siguiente: “Exclusiva: Cómo el príncipe Harry trató de mantener en secreto su lucha legal con el gobierno sobre los guardaespaldas de la policía… luego, apenas unos minutos después de que se conociera la historia, su maquinaria de relaciones públicas trató de dar un giro positivo a la disputa”.

Los abogados del miembro real mencionaron que en este artículo se hablaba falsamente de él porque había “mentido” e “intentado manipular y confundir a la opinión pública de forma impropia y cínica”, fue compartido en la agencia de noticias PA Media. Los abogados del medio rechazaron las declaraciones de Harry y afirmaron que no había “ningún indicio de impropiedad en cualquier lectura sensata del artículo”.

En una de las audiencias, al juez Matthew Nicklin le pidieron que especificara qué quiere decir “natural y ordinario” frente al artículo y si para él es difamatorio.

El viernes 8 de juez, este juez sentenció que algunas partes del artículo sí son difamatorias, solo que esta es la primera parte del caso y hay una posibilidad de que el editor presente una defensa.

El juez expresó que el texto podía hacer creer a los lectores que el príncipe Harry “era responsable de intentar engañar y confundir al público en cuanto a la verdadera situación, lo que resultaba irónico dado que ahora desempeñaba un papel público en la lucha contra la ‘desinformación’”.

Matthew Nicklin sentenció que la gente podría pensar que el duque era “”responsable de las declaraciones públicas, emitidas en su nombre, en las que se afirmaba que estaba dispuesto a pagar por la protección policial en el Reino Unido, y que su desafío legal era la negativa del Gobierno a permitirle hacerlo, mientras que la verdadera situación, tal y como se revela en los documentos presentados en el procedimiento judicial, era que solo había hecho la oferta de pagar después de que se hubiera iniciado el procedimiento”.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.