El príncipe Andrés vuelve a estar en el ojo del huracán

Noticias destacadas de Vida Social

La realeza británica vuelve a dar de que hablar, pero esta vez nada tiene que ver con Carlos de Gales, sino con su hermano, el príncipe Andrés, el preferido de la Reina Isabel II e íntimo amigo de Jeffrey Epstein.

El duque de York, hoy de 60 años, era considerado un playboy y un valiente militar, cuando a sus 22 años luchó en la guerra de las Malvinas. Hoy está en la mira por su cercana relación con el fallecido Jeffrey Epstein, acusado de explotar sexualmente a jovencitas menores de edad.

Tras el suicidio de Epstein en prisión, el escándalo que relaciona al príncipe había mermado, pero recientemente la justicia estadounidense detuvo a Ghislaine Maxwell, exnovia del financiero y acusada de tráfico de menores y de reclutar a jóvenes víctimas de abusos sexuales por parte de Epstein.

Te puede interesar: Beber vino en la noche, afectará la calidad de nuestro sueño

Entre los documentos judiciales que fueron publicados en agosto de 2019, se conoció el testimonio de una mujer llamada Virginia Roberts, quien aseguró que fue obligada por Epstein a tener relaciones sexuales con el príncipe Andres cuando ella tenía 17 años. Con la captura de Maxwell se teme que salgan a la luz más escándalos del duque, pues es bien sabido que lo unía una gran amistad a Epstein.

El duque de York ha negado las acusaciones; sin embargo, en noviembre del año pasado, en una entrevista televisada con la BBC quedó muy mal parado, al mostrar poca compasión por las presuntas víctimas de Epstein y calificando el comportamiento de su amigo como “poco apropiado”. Tal fue la polémica entonces, que anunció que se retiraba de la vida pública, una decisión humillante y poco habitual para un miembro de la familia real.

Andrés es el tercer hijo de la Reina Isabel II y el príncipe Felipe, y se dice que es el hijo predilecto de la monarca. En su juventud, fue considerado uno de los solteros más codiciados, y tras su matrimonio con Sara Ferguson, en 1986, la reina le concedió el título de duque de York. De esa unión nacieron las princesas Beatriz y Eugenia, pero la unión duró solamente unos años.

A pesar de su divorcio, Sara ha salido en defensa de su ex en varias ocasiones y dice ser una de sus mejores amigas. El príncipe, entre tanto, se ha dado una gran vida de fiestas y excesos con mujeres de cuerpos exuberantes. Hasta los paparazzi lo captaron en Tailandia con mujeres que tenían su pecho al descubierto, y otra vez más, en una reunión con la temática “prostitutas y proxenetas” en Estados Unidos, justamente en donde también estuvo Ghislaine Maxwell. Los medios que le siguen la pista al caso esperan las prontas declaraciones de Maxwell mientras aseguran que la realeza británica se prepara para un nuevo escándalo.

También puedes leer: Exesposa de Dan Brown lo acusa de haber tenido una doble vida

Comparte en redes: