Publicidad
Redacción Cromos / 1 Jul 2021 - 4:20 p. m.

Sin el Príncipe Carlos: así fue el homenaje a Lady Di

El príncipe William y su hermano, el príncipe Harry inauguraron este jueves una estatua en homenaje a su madre, la princesa de Gales, en el Palacio de Kensington.
Príncipe William y Príncipe Harry Homenaje a Diana Spencer
Foto: GettyImages
William y Harry encargaron conjuntamente la obra en 2017 —el 20º aniversario de su muerte de la princesa de Gales.
William y Harry encargaron conjuntamente la obra en 2017 —el 20º aniversario de su muerte de la princesa de Gales.
Foto: GettyImages

Un día como hoy, hace 60 años, nacía en Sandringham, un pueblo al norte del condado de Norfolk, Diana Spencer, más conocida como Lady Di. El escultor de la estatua fue Ian Rank-Broadley, quien diseñó la efigie de la reina Isabel que aparece en las monedas del Reino Unido.

Puedes leer: 5 looks informales de Lady Di que siguen siendo tendencia hoy en día

“Hoy, en lo que habría sido el 60 cumpleaños de nuestra Madre, recordamos su amor, fuerza y carácter, cualidades que la convirtieron en una fuerza para el bien en todo el mundo, cambiando innumerables vidas para mejor”, escribió el príncipe William a través de la cuenta oficial de los @dukeandduchessofcambridge

Esta reunión será la excusa para que se reúnan los hermanos William y Harry juntos públicamente desde el funeral del duque de Edimburgo en abril. William y Harry vivieron en el Palacio de Kensington con su madre antes de que ella muriera en un choque de auto en 1997 en París.

William y Harry encargaron conjuntamente la obra en 2017 —el 20º aniversario de su muerte— ya que querían reconocer el impacto de su vida con una estatua permanente.

Harry viajó al Reino Unido desde California, sin su esposa, Meghan Markle y sus hijos. Markle no se trasladó a Londres para presenciar el homenaje, debido a que dio a luz hace unas semanas a Lilibet Diana.

Puedes leer: La polémica que desató el nombre de la hija de Meghan Markle y el Príncipe Harry

Los medios de comunicación británicos indicaron que la idea iniciar que tenían los hijos de Diana Spencer, era que en el acto los acompañaran 100 personas, sin embargo, los planes cambiaron y se redujo a solo 30 personas en el palacio de Kensington debido a la propagación del COVID-19.

Algunos invitados a esta conmemoración fueron el hermano de Diana, el conde Charles Spencer; miembros del comité de la estatua, el escultor de la obra Ian Rank-Broadley y el diseñador de jardines Pip Morrison entre otros invitados cercanos.

Al evento no asistió el príncipe Carlos de Inglaterra, que estuvo casado con Diana de Gales durante 15 años. Así lo confirmó el periódico The Times, asegurando que su asistencia al homenaje podría “reabrir viejas heridas”. “Le resulta terriblemente difícil”, ha confesado una fuente del palacio al medio de comunicación británico. La duquesa de Cambridge y ninguno de los hijos del príncipe William hizo presencia en el homenaje.

Durante el acto se les vio distantes a los hermanos y solo en pocas ocasiones intercambiaron un par de palabras, en el homenaje a su madre.

La distancia de los hijos de Diana Spencer se da luego de que Harry y Meghan tomarán la decisión de alejarse de la Familia Real y continuar sus vidas en Estados Unidos. Además de las explosivas declaraciones que dieron Meghan y Harry a Oprah Winfrey en una entrevista reveladora que provocó una especial conmoción en la institución monárquica al asegurar que uno de los miembros de la realeza se había comportado de forma racista al cuestionar el color de piel que tendrían sus hijos.

Puedes leer: El príncipe William responde a las acusaciones de racismo

Días después, el duque de Cambridge aseguró que los miembros de la familia real “no son en absoluto racistas”, respondió William, de 39 años, al ser preguntado por la prensa poco después de asistir a un acto oficial.

Desde entonces los hermanos se han visto en pocas ocasiones, el pasado abril en el castillo de Windsor con ocasión del funeral de su abuelo, el príncipe Felipe y hoy en el homenaje que le rinden a la princesa de Gales.

La imagen de la “princesa del pueblo” estará ubicada en el Sunken Garden del palacio de Kensington, uno de los lugares que más le gustaba a Lady Di.

Síguenos en Google Noticias