No Stories: música #EnCasa para días de cuarentena

hace 3 horas

Anthony Zambrano y el triunfo más importante del atletismo colombiano

En una espectacular remontada, el corredor de 21 años conquistó la medalla de plata en los 400 metros de Doha 2019. Su próxima meta, el oro los Olímpicos de Tokio 2020.

 Nacido en Maicao hace 21 años, pero criado en Barranquilla, Anthony Zambrano ganó este viernes la medalla de plata en el Mundial de Atletismo en Doha (Catar).  / EFE

El velocista Anthony Zambrano conquistó este viernes la medalla de plata en los 400 metros del Mundial de Atletismo en Doha (Catar), el más grande logro en la historia del atletismo colombiano por la exigencia e importancia de la prueba, una de las insignias del deporte base.

Nacido en Maicao, pero criado en Barranquilla, Zambrano corona así un año de ensueño, en el que fue bicampeón suramericano y panamericano de la vuelta a la pista, pues además se impuso en los relevos de 4x400.

Con apenas 21 años se perfila como serio candidato a subirse al podio de la distancia en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, al lado del nuevo campeón mundial, el bahameño Steven Gardiner, quien paró los cronómetros en 43 segundos y 48 centésimas. El 44,15 de Zambrano fue el cuarto mejor registro del año y nuevo récord nacional y suramericano. El bronce fue para el estadounidense Fred Kerley (44,17).

Lea también: Las siete medallas del atletismo colombiano en los Mundiales de mayores

“Gracias a Dios y a mi esfuerzo, a mi entrenador, a mi fisio, a mi mamá y a la gente que siempre ha creído en mí”, dijo Anthony al final de la competencia en el estadio Khalifa de la capital catarí.

“Esta medalla la logré con mucho esmero y sacrificio. Paré año y medio después de los Olímpicos de Río. Fue difícil recuperar el nivel, pero trabajé duro y hoy estoy acá celebrando. Dios me puso esta medalla y la recibo con amor”, agregó.

Con una sonrisa poco habitual en su rostro, el colombiano dijo que “el bahameño se me fue desde antes de la última recta y no lo pude alcanzar, pero seguro que habrá revancha”, y advirtió: “Ya di el primer paso”, que era la medalla en un Mundial. “Ahora falta el segundo, en Tokio”.

Zambrano, por el carril ocho, arrancó más fuerte de lo habitual, aflojó un poco después de los primeros 100 metros y, fiel a su costumbre, remontó en la última recta, a la que llegó en la quinta posición. “Sabía que si los tenía cerca, les podía ganar. Apreté y logré el podio que quería para dedicárselo a mi mamá (Milady Correa), cuyo sacrificio de tantos años ha valido la pena”.

Su plata fue la séptima medalla de Colombia en mundiales de mayores, pero la primera en una prueba de velocidad. Las anteriores fueron las cuatro de Caterine Ibargüen en el salto triple (dos oros, una plata y un bronce) y dos oros en 20 kilómetros marcha con Luis Fernando López y Éider Arévalo.

Lea también: "Miren hasta dónde llegué": Anthony Zambrano

Para la exatleta Ximena Restrepo, bronce en esa misma distancia en los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992 y nueva vicepresidenta de la Asociación Internacional de Federaciones de Atletismo (IAAF), “Anthony es un corredor que se crece en los grandes eventos. Acá lo confirmó. Es irreverente y audaz, con un remate fuera de lo común”.

Ramiro Varela, presidente de la Federación Colombiana, quien celebró como pocos la medalla de Zambrano, señaló que “tenemos que aprovechar todo su potencial y darle el fogueo y las condiciones necesarias para que también sea finalista en Tokio 2020”.

Mototaxista y medallista mundial

Anthony se dio cuenta de que lo suyo era correr en unos Juegos Supérate Intercolegiados, en los que representó al Instituto Educativo Distrital María Cano. Después de ganar la medalla de oro en su categoría fue invitado a participar en el programa Talentos del Atletismo Colombiano (TAC).

Fue entonces que se dedicó de lleno al deporte, porque antes trabajaba como todero en construcción o mototaxista en las calles de Barranquilla, a donde llegó desde muy niño con su madre luego de que su padre fuera asesinado.

Bajo las órdenes del profesor Juan Carlos Cervantes, Zambrano aprendió los secretos de las pistas y luego llegó a manos de Valentín Gamboa, quien con la selección nacional le ayudó a dar el salto a la élite.

Comenzó a brillar en el Mundial de Menores de Cali, en 2015, cuando llegó a la final y quedó séptimo, con un tiempo de 46,57. Al año siguiente, en el Mundial Juvenil de Polonia, fue sexto, con 46,50.

Después de los Olímpicos de Río, en los que no tuvo una buena actuación, estuvo año y medio alejado de las pistas, hasta que a finales de 2017 retomó el rumbo y recuperó las ganas de competir.

Lea también: Anthony Zambrano, el atleta que quiere ser criminalista

“Es un hombre desfachatado, que se transforma al entrar a la pista. No se arruga ante nadie, siempre cree que puede ganar. Además, tiene unas cualidades impresionantes”, asegura el profesor Gamboa, quien espera que hoy, desde las 12:25 p.m., en la semifinal de la posta de 4x400, Anthony ratifique su clase y lidere a sus compañeros hacia otra histórica final.

884452

2019-10-04T22:00:00-05:00

article

2019-10-04T22:00:01-05:00

[email protected]

none

Redacción deportes

Deportes

Anthony Zambrano y el triunfo más importante del atletismo colombiano

70

5440

5510