Anthony Zambrano, el atleta que quiere ser criminalista

El guajiro de 17 años es la gran figura de Colombia en el Campeonato Mundial de Atletismo de Menores que se disputa en Cali.

El atleta colombiano Anthony Zambrano. / Prensa Total

Miladys Zambrano fue madre y padre. Cuando Anthony tenía dos años, su papá, quien nunca lo reconoció, murió en Maicao por consecuencias de la violencia en Colombia, por eso fue su mamá, una estudiante de criminalística, quien lo dejó todo y se puso como única tarea educar a su hijo y trabajar en lo que fuera con tal de que a él no le faltara nunca nada. Cambió las aulas de clase por el trabajo arduo y se fue a vivir junto a Anthony a Barranquilla, una ciudad con mayores oportunidades que Maicao.

Antes de descubrir para qué era realmente bueno, Anthony no pensaba que su futuro estaba en las pistas. Pero en unos juegos intercolegiados en la ciudad de Barranquilla se dio cuenta de que era rápido, casi inalcanzable. Le dijeron que compitiera y las cosas se comenzaron a dar. Lo invitaron a seguir el camino del deporte y, aunque empezó haciéndolo por distracción, todo se volvió serio cuando la posibilidad de salir adelante y ayudar a su mamá era inminente. En las primeras competencias que hizo por fuera de la Costa no se sintió bien porque nunca había salido y viajado en un avión, y ese impacto jugó en su contra, pero después las cosas cambiaron. Posteriormente fue a unos Campeonatos Nacionales en Turbo, Antioquia, y todo fue diferente. Terminó segundo en los 300 metros y eso le dio confianza para seguir con ganas de mejorar.

Gracias a su talento, el profesor Juan Carlos Cervantes se encargó de él y con el tiempo el trabajo dio frutos. En unos suramericanos tuvo tiempos fenomenales en los 400 metros, prueba que hoy en día es su especialidad.

“Gracias a Dios, después de esas marcas y ese buen trabajo me dejaron en manos del profesor Valentín Gamboa, que ha tenido la tranquilidad necesaria para que yo pueda lograr mis objetivos”, asegura Anthony, quien se ha convertido en uno de los atletas más sobresalientes y con más futuro de Colombia y hoy puede decir que no hay quien lo alcance en el país en la distancia de 400 metros. Así lo demostró en el Campeonato Mundial de Atletismo de Menores en Cali, que termina mañana.

Le prometió a su madre que va a ganar muchos títulos y que estará algún día en unos Juegos Olímpicos, porque todo lo que hace en la vida es por ella. Sabe que él es su orgullo, su hijo único y el responsable de darle muchas alegrías más. Ha tenido que enfrentarse a una vida llena de dificultades, pero espera seguir sacándola adelante gracias al don mayor que le dio Dios: correr.

Pero Anthony José Zambrano no sólo piensa en eso. Este guajiro sabe que la vida del deportista es corta y por eso, más allá de estar en grandes citas mundiales y soñar con medallas en esos magnos eventos, su gran objetivo es estudiar criminalística, la carrera que nunca terminó su madre porque algún día prefirió apostarlo todo por su hijo. Hoy él quiere hacer lo mismo por ella. Pero esto es sólo el comienzo.