Los Salazar terminaron sin contratiempos la segunda etapa del Rally Dakar

Los corredores colombianos que compiten por el equipo MS2 Racing llegaron en la casilla 69, de 98, durante el segundo día de la competencia a motor más peligrosa del mundo.

Mauricio Salazar Sierra (izq) y Mauricio Salazar Velásquez (der.).Fedeautos

El equipo colombiano MS2 Racing que está integrado por Mauricio Salazar Velásquez y Mauricio Salazar Sierra cumplió favorablemente este martes la segunda etapa del Rally Dakar 2019 al superar una ruta de más de 300 kilometros especiales en los que estuvieron presente zonas de dunas con pistas arenosas y tramos de playa para terminar en el puesto 69 entre 98 pilotos que partieron en la categoría autos.

Una vez superadas las dificultades de las dunas de Ica, los pilotos han enfilado rumbo al Oceano Pacífico y recorrido un centenar de kilómetros al borde del mar, serpenteando pequeñas dunas y playas de arena. Sébastien Loeb sacó a relucir su poderío frente al volante para alzarse con el primer lugar de la etapa con un tiempo de 3H 26´ 53” entre Pisco y San Juan de Marcona.

Los manizaleños hicieron un tiempo de seis horas, 16 minutos y 34 segundos. “Fue una muy buena jornada. Pudimos mejorar el tiempo, pero tuvimos unas paradas obligadas que hicimos para auxiliar a unos amigos y eso nos tomó más de media hora. Pero estamos felices con el trabajo hecho hasta ahora y esperamos seguir trabajando en equipo para mejorar y de esta manera avanzar en nuestro objetivo de superar el rally", señaló Mauricio Salazar Sierra, co-piloto del MS2 Racing, minutos después de terminar la extenuante jornada. (Lea aquí: Los colombianos que corren el Rally Dakar por los niños con cáncer)

La tercera etapa del Dakar comprende un recorrido total de 798 kilómetros, 331 de especial desde San Juan de Marcona hasta Arequipa, en lo que representa una extensa jornada en la que los competidores desafiarán las dunas de Acari, un trazado que exigirá al máximo a autos y pilotos.

El cáncer no es sinónimo de muerte

A bordo de una Volkswagen Amarok V6 doble cabina con tracción en las cuatro ruedas, de 240 caballos de fuerza, 3.000 centímetros cúbicos y motor a diésel van dos colombianos que por cosas de la vida tienen el mismo nombre y apellido. Pero también van montados 275 niños que desde pequeños fueron marcados por esa burda palabra que ningún ser humano quiere escuchar: cáncer.

Una enfermedad que Mauricio Salazar Sierra padeció en dos oportunidades. Este será el tercer Dakar que correrán los Mauricio Salazar, el segundo que esperan culminar, pues en 2017 fueron forzados a abandonarlo en la penúltima etapa.

Además de ellos, los otros dos colombianos que luchan por terminar la carrera más peligrosa del deporte a motor son Nicolás Robledo, en cuatrimotos, y Giordano Pacheco, en motos. El principal referente del país, Christian Cajicá, quien iba a competir en su quinto Dakar, se bajó a última hora de la competencia por problemas en el traslado de su cuatrimoto. 

 

últimas noticias