Desde la lomita Stephen Strasburg marcó el camino del triunfo de los Nacionales

El abridor fue el Jugador Más Valioso de la histórica Serie Mundial que los capitalinos les ganaron en siete juegos a los Astros de Houston.

El abridor Stephen Strasburg fue elegido Jugador Más Valioso de la Serie Mundial 2019.
El abridor Stephen Strasburg fue elegido Jugador Más Valioso de la Serie Mundial 2019.AFP

El abridor derecho Stephen Strasburg, que alguna vez fue excluido de la nómina que disputaría los playoffs, vivió su gran momento de reivindicación como lanzador estelar al ser elegido el miércoles en la noche como Jugador Más Valioso (MVP) de la Serie Mundial del béisbol.

Strasburg, que consiguió dos triunfos, fue la clave para que los Nacionales de Washington, con el colombo venezolano Adrián Sánchez en la plantilla que jugó algún partido durante la temporada, lograsen el primer título del Clásico de Otoño tras vencer por 6-2 a los Astros de Houston en el decisivo séptimo duelo.

La franquicia de los Nacionales, conocida antes como los Expos de Montreal, nunca antes en sus 51 años de historia, había llegado a la final de las Mayores. Gracias al trabajo de Strasburg desde el montículo, los Nacionales consiguieron para la capital de la nación el primer título de la Serie Mundial desde que los Senadores, de 1924, lo hiciesen con el estelar Walter Johnson.

Lea también: Los Nacionales, campeones de la Serie Mundial

Strasburg, de 31 años, que lleva 10 en las Grandes Ligas, acabó con marca de 5-0 y una efectividad de 1.98 en las cinco aperturas y un relevo que tuvo durante los playoffs, incluidas las victorias que logró en el segundo y sexto partidos de la Serie Mundial. 

Siete años después de que Strasburg fuera marginado del plantel por llegar al límite de entradas que debía trabajar tras una cirugía de Tommy John, el as fue clave para que los Nacionales obtuvieran el campeonato.

"Dormí como un bebé cuando tomamos la decisión", dijo el miércoles el gerente general de los Nacionales, Mike Rizzo. "Tenía más información que la gente que me criticaba. Tengo la piel gruesa, pues he estado mucho tiempo en este deporte".

Lea también: La revolución que desató Gio Urshela en Cartagena

Tras ser elegido por los Nacionales en la primera selección en el sorteo aficionado de 2009, Strasburg cumplió su primera apertura con los Nacionales un año después, y llamó la atención con 14 ponches, la mejor marca para un debutante desde J.R. Richard, quien la estableció anteriormente en 1971 con los Astros.

Pero después de la duodécima apertura de Strasburg, llegaron las noticias estremecedoras, con la frase más temida para cualquier pelotero, y el especial para un lanzador, en el béisbol. Tendría que pasar por el quirófano para someterse a la delicada operación de "Tommy John", que es la reconstrucción del ligamento colateral medial del codo, muy efectado por la exigencia que significa tirar la pelota durante más de 100 veces a máxima velocidad.

Eso le costó perderse la temporada del 2010 y Strasburg volvió para cinco aperturas abreviadas en septiembre de 2011, con una marca de 15-6, efectividad de 3,16 y 197 ponches en 159 entradas y un tercio cuando los Nacionales abreviaron su campaña de 2012, el 8 de septiembre, citando la necesidad de proteger su brazo.

Lea también: El cotizado equipo del comodín

Los Nacionales lograron 98 triunfos, la mejor marca en las Grandes Ligas. Pero sin su as, sucumbió frente a San Luis en una Serie Divisional que se dirimió en el máximo de cinco juegos.

Esa eliminación hizo que la mayoría de los seguidores cuestionasen la decisión del equipo de no haber tenido disponible a Strasburg. El lanzador estelar no quiso entrar en la polémica y se limitó a trabajar más duro de cara a ser mejor lanzador. "Trato de no mirar al pasado ni al futuro. Realmente sólo me concentro en el presente", comentó Strasburg durante la competición de octubre de este año. "Una vez que comienzas a pensar en cómo pudieron ser las cosas o qué pudo ocurrir, te desconcentras de tu trabajo".

A partir del miércoles, su presente será el que tiene ya en su haber un título de la Serie Mundial y también el premio de MVP, algo que hace siete temporadas ni se le podía pasar por la imaginación cuando su gran objetivo era superar la más grave lesión que puede tener cualquier pelotero en el béisbol de las Grandes Ligas.E

888843

2019-10-31T08:20:46-05:00

article

2019-10-31T08:20:46-05:00

lordonez1_958

none

Sonia Salazar / EFE

Béisbol

Desde la lomita Stephen Strasburg marcó el camino del triunfo de los Nacionales

80

4587

4667