Los Mellizos, ¡qué agradable sorpresa!

Dentro de las cosas que se preveían para la actual temporada del béisbol de las Grandes Ligas, la gran novedad, y qué agradable por cierto, la ofrecen los de Minnesota.

Rocco Baldelli, el manager de los sorprendentes Mellizos de Minnesota.
Rocco Baldelli, el manager de los sorprendentes Mellizos de Minnesota.AFP

En los dos largos meses que llevamos de la temporada de las Grandes Ligas, pocos creían que los Mellizos de Minnesota podrían ofrecer el espectáculo tan agradable que, hasta el último día de mayo de este 2019, viene dándole a la afición de la Liga Americana.

Dentro de lo normal, o por lo menos, al rededor de las conjeturas que se hicieron antes de abrirse la temporada de la Gran Carpa, uno tiene que aceptar que muchos de los críticos que se anticiparon con vaticinios y no con pronósticos, han dado en el blanco, por lo menos en lo que se ha jugado hasta esta fecha.

Los Yanquis de Nueva York, pese a todos los sinsabores por el estado de salud de más de una docena de sus peloteros por lesiones, comandan el Este del circuito, escoltados por unos Rayas de Tampa, que vienen desarrollando una admirable campaña, cuando sus lanzadores son los mejores de la Liga Americana; mientras que los Medias Rojas, los actuales campeones de la Serie Mundial, están un poco quedados, pero que puede empezar a responder en cualquier momento, si es que su rotación vuelve por sus fueros; los Mellizos, la alegre nómina que comanda Rocco Baldelli, están haciendo de las suyas en la división Central de la misma liga, en donde, los Indios de Cleveland y los Medias Blancas, están distanciados de manera considerable del líder; y en el Oeste, los Astros de Houston dominando la zona sin muchas complicaciones, en donde los Vigilantes de Texas y los Atléticos de Oakland, a distancia prudencial, intentan dar la lucha por la corona de la división.

Lea también: A 'cero' el error humano

En el Viejo Circuito, hasta el momento, no hay nada raro que señalar, pues los Filis de Filadelfia, como se advirtió oportunamente, hizo una gran inversión económica para aspirar a la corona en esta campaña, y las cosas van por esa ruta,  están arriba en el Este, seguidos por los Bravos de Atlanta, que siempre luchan a brazo partido; los pupilos de Joe Maddon, los Cachorros de Chicago, en la zona más disputada de la liga, la Central, encabezan la tabla pero todos las novenas del grupo pueden llegar a la cúspide en cualquier momento; y en el Oeste, los Dodgers de Los Ángeles, van camino a ser duro un rival para la postemporada, porque como van las cosas, debe ganar sin acoso una vez más la corona del sector, está en la cima de su división y tiene con qué mantenerse como el equipo a derrotar.

Otros detalles

En la Liga Americana, los Astros encabezan la tabla de bateo con promedio de 274, mientras que los Mellizos ocupan la segunda casilla con 272; en tanto que en la Liga Nacional, los Dodgers de Los Ángeles van arriba con 266 de promedio, ocupando los Rockies de Colorado el segundo escaño, con 265 en el bateo.

Los Mellizos son líderes en cuadrangulares con 106 ‘’bambinazos’’ conectados, seguidos en la Americana por los Marineros de Seattle, con 103; mientras que en la Nacional, los Cerveceros de Milwaukee encabezan la tabla con 98 tablazos de circuito completo y los Cachorros están en el segundo lugar, con 92 jonrones.

En carreras impulsadas, los Mellizos dominan en la Americana, con 319 fletadas hasta el plato, con segundo lugar para los Vigilantes, con 300 remolcadas; y en la Nacional, los Dodgers ocupan el primer puesto, con 305 impulsadas y los Rockies están en la segunda plaza, con 298 carreras.

Las mejores marcas en juegos ganados y perdidos, en la Nacional, los Dodgers con 38 y 19, y la segunda casilla es para los Filis, con 33 y 24; en tanto que en la Americana, los Mellizos tienen 38 y 18, y el segundo lugar lo ocupan los Astros con 38 y 20.

Lea también: Las discusiones bizantinas

Para los amantes de los numeritos en el béisbol de las Grandes Ligas, les agrego este dato: los Rayas de Tampa tienen la mejor compilación en carreras limpias por juego en la Liga Americana, con 2.96, seguidos por los Astros de Houston, cuyos lanzadores promedian 3.42. Y en la Liga Nacional, los Dodgers tienen la mejor tarjeta con 3.56 de efectividad, mientras que los Rojos, sí, los Rojos de Cincinnati, están en la segunda casilla, con 3.71.

En el mes de mayo quedó para la historia, el nuevo registro de cuadrangulares para una temporada de las Grandes Ligas, al acumularse 1.135 ‘’bambinazos’’, en cuya tabla, como ya anotamos, los Mellizos son líderes con 106 tablazos de circuito completo.-

La más disputada

Estaba dentro de los cálculos, y por lo menos, se presumía que iba a ser así. La zona más disputada del béisbol de las Grandes Ligas está en el Centro de la Liga Nacional, en donde todos los equipos, ¡todos sin excepción!, tienen con qué aspirar al cetro al concluir las acciones en septiembre venidero.

Los Cachorros encabezan la tabla con 31 ganados y 24 perdidos, para 564 de promedio; por encima de los Cerveceros que tienen marca de 32 y 26, para 552, a medio juego del primer lugar.

Y miren cómo siguen las posiciones. La tercera casilla está empatada entre los Piratas de Pittsburgh y los Cardenales de San Luis, con los mismos guarismos: 28-28, y 500, a tres y medio del líder; y cerrando, la zona, los Rojos de Cincinnati, con 27-30, para 474 de promedio, apenas a 5 juegos del primer lugar, cuando todavía no llegamos a los primeros 81 juegos de la temporada. En otras palabras, a la mitad del calendario regular de juegos.

Vale la pena resaltar en este grupo, que con excepción de los Rojos, las demás novena están en 500 o por encima de 500 en promedio en juegos ganados y perdidos.

Analicemos el panorama bajo esta óptica: todos pueden ganar el título del sector. Sobre los numeritos, los Piratas tienen desventaja en carreras anotadas y aceptadas, cuando han permitido 64 anotaciones más de las que ellos han conseguido. Los demás, tienen números a su favor en la tabla.

De tal manera que en el Centro de la Nacional, cualquier cosa puede pasar de aquí al día final de septiembre, aun cuando nosotros seguimos creyendo en que deben ser los Cachorros los ganadores del cetro.

Lea también: Urshela, el segundo yanqui colombiano

¿Pero saben qué? En la Central de la Americana sucede todo lo contrario. Parece que los Mellizos se van a llevar de punta a punta el trofeo, pues están por encima de los Medias Blancas de Chicago y de los Indios de Cleveland, con 10 y medio juegos, los Tigres de Detroit están a 15 partidos del líder; y los Reales de Kansas City, a 19 y medio juego del primer lugar.

Con el peor guarismo en ganados y perdidos de todas las Grandes Ligas, los Orioles de Baltimore con 18 ganados y 29 perdidos; y el segundo lugar es para los Marlins, con 19 y 36, pero aun cuando no vayan a competir por la corona de su zona, a los ‘’peces’’ de Miami se les augura mejores actuaciones en lo que hace falta de la campaña.

Con los Mellizos

En el béisbol, como en todos los deportes de conjunto, es la suma de una cosa y de otra, la que hace competitiva a una representación. Y eso es lo que tienen los Mellizos en estos momentos.

Eddie Rosario, de Puerto Rico, está ‘’incendiado’’ con el bate, con 17 tablazos de circuito completo y 49 remolcadas, con promedio ofensivo de 276; luego aparecen, C.J. Cron, con 13 cuadrangulares y 35 empujadas, y ofensiva de 270; le sigue el alemán, Max Kepler, con 12 jonrones y 36 impulsadas, y 268 con el uso del madero; después, el curazaleño Jonathan Schoop, con 10 jonrones y 29 empujadas, y 262 con el  bate; y finalmente, el dominicano Jorge Polanco, con 9 ‘’bambinazos’’ y 27 fletadas hasta el plato, pero con 338 a la ofensiva.

Esos cinco peloteros suman, nada más y nada menos, que 61 cuadrangulares de los 106 que tiene la novena en la campaña. Pero adicionalmente el capataz, Rocco Baldelli, quien es debutante en el cargo en la Gran Carpa, tiene a cuatro lanzadores de su rotación, con formidables actuaciones en lo que va de la campaña, entre ellos, dos latinos.

Jake Odorizzi, es el líder del grupo, con 7 ganados y 2 perdidos, con 2.16 de efectividad; luego, José Berríos, de Puerto Rico, quien registra 7 victorias y 2 derrotas, con 3.27 carreras limpias por juego; con los mismos ganados y perdidos, pero con 3.71 de efectividad, aparece el venezolano Martín Pérez; y, finalmente, Kyle Gibson, con 5 triunfos y 2 derrotas, y 4.08 carreras limpias por juego.

¿Les parece poquito? Por eso, y por nada más, los Mellizos están en donde están, sumando adicionalmente a su favor 103 carreras frente a las que ha aceptado la novena en los 56 partidos que ha jugado hasta la fecha. Los demás integrantes, tienen marca negativa en carreras a favor y en contra.

Tienen razón los colegas que sostienen que todavía la temporada está muy ‘’biche’’ como para hablar de ganadores, pero también es cierto que lo que se ha visto hasta ahora, es la fantástica campaña de los Mellizos que aún cuando estaba en la lista de algunos, no todos le abonaban buenos réditos para pensar en grande este año.

Pero así es el béisbol, y cuando una novena se balancea con buen bateo, excelente defensiva y unas serpentinas de calidad, no hay duda de que los resultados se dan. Y en este caso, los Mellizos se han convertido en una agradable sorpresa hasta lo que va de la temporada.

 

 

 

 

  

 

 

 

 

 

   

864220

2019-06-04T14:34:20-05:00

article

2019-06-04T14:34:20-05:00

lordonez1_958

none

Antonio Andraus Burgos / Especial para El Espectador

Béisbol

Los Mellizos, ¡qué agradable sorpresa!

40

10095

10135