Un día como hoy hace 20 años: Edgar Rentería se consagraba figura en la Serie Mundial

Partido definitivo entre los Marlins y los Indios, undécimo asalto, bases llenas, dos outs en el tablero. Se alista para batear el barranquillero. Y lo demás es historia.

Un hit de oro del colombiano Edgar Rentería en el undécimo episodio le dio a los Marlins el título. Archivo

“Rentería conquista la Serie Mundial”, tituló El Espectador el 27 de octubre de 1997. El barranquillero hizo el milagro: con un hit de oro en el undécimo episodio le dio a los Marlins de la Florida el título al derrotar en el séptimo y último juego a los Indios de Cleveland por una pizarra de 3-2.

Undécimo asalto, bases llenas, dos outs en contra. Se alista Rentería. A todo o nada. El colombiano se para detrás del home, en una línea finamente delgada entre la gloria y el montón. Strike one, la bola era buena. Pone un pie en el molde, en lo normal, en lo ordinario.

Lanza el pitcher y conecta Rentería hacia el jardín central, la bola pasó rauda frente a la manilla del venezolano Vizquel. Se transformó en imparable y le abrió camino a la carrera de Counsell. Edgar se fue al otro lado, al de los libros, al de las portadas, al de la memoria, al de las crónicas de dos décadas después, al de la gloria.

Un hit que despertó la locura de las 70.000 almas del estadio Pro Player. Los Marlins se consagraron campeones de la Serie Mundial, tras apenas cinco años de permanencia en las Grandes Ligas. “A Rentería lo persiguieron las cámaras hasta que llegó al camerino, apenas terminaba la primera celebración en el diamante, como figura del juego, histórico”, señaló este diario en ese momento.

Un día en el que además se celebraba una jornada electoral que eligió alcaldes, gobernadores, concejales y ediles de los 32 departamentos del país. A la borda se iba la noticia de que un hombre -con doctorado y maestría en París- llamado Enrique Peñalosa asumía por primera vez la Alcaldía de Bogotá. No importaban los representantes, los votos, la demagogia, las promesas que no serían cumplidas. Toda la atención, todos los flashes, se los llevaba Rentería. Porque el barranquillero lo decía sin decirlo: el deporte nos da la esperanza que los políticos nos quitan.


Miami Marlins on Twitter

 

 

Thomas Blanco Lineros - @thomblalin

últimas noticias

¿Y qué se hicieron los estafadores de bases?

¡Una mirada a los novatos en las Grandes Ligas!