Egan Bernal: "No correr las tres grandes sería muy grave"

El ciclista zipaquireño habló de sus días en cuarentena, la pandemia del coronavirus, la defensa del título del Tour de Francia e incluso de quienes no creían en él cuando decidió pasar del ciclomontañismo a la ruta.

Egan Bernal espera defender con éxito el título del Tour de Francia que ganó el año pasado.
Egan Bernal espera defender con éxito el título del Tour de Francia que ganó el año pasado.Tour Colombia 2020

Si a alguien le ha servido este tiempo de cuarentena obligatoria para tomarse un descanso es a Egan Bernal. Desde que ganó el Tour de Francia, en julio pasado, su vida va a mil por hora. Pero no es las últimas semanas. Llegó de  Europa y tuvo que aislarse en su casa, a las afueras de Bogotá. No ha salido de allí y ese tiempo le ha servido para relajar la mente y eludir los miles de compromisos que le llegaron con el éxito.

Valora cada vez más las cosas sencillas de la vida, como el hecho de pasar más tiempo con su mamá. “Uno deja de darles importancia a las cosas materiales. Quería dizque el supercarro, un buen apartamento, una casa, lo que sea, pero tal vez ahora uno tiene todo eso le empiezan a faltar las cosas que tenía antes y no valorabas tanto. Esas pequeñas cosas como pedirle plata a mi mamá para comprar un paquete, hacer el mercado, ir a desayunar a la panadería, esas son cosas que a uno lo hacen más humano. Uno las extraña mucho, pero trato de tener los pies en la tierra y seguir siendo Egan”.

Pero a todo eso tuvo que renunciar cuando se convirtió en figura mundial. No tiene la menor idea de cuántas fotos se ha tomado desde que se coronó en los Campos Elíseos. Seguramente ya serán millones. Sin embargo, solo aspira a que la gente lo siga viendo como un hombre de carne y hueso.

Lea también: Juliana Gaviria: "Los sueños no tienen fecha de caducidad"

Este sábado, en un Instagram live promocionado por la Federación Colombiana de Ciclismo, reconoció que “en este momento no estoy entrenando ni lo mental ni lo físico. Había estado juicioso entrenando para la París-Niza, luego hice rodillos apenas llegué a Colombia, pero con el entrenador pensamos que lo mejor era descansar totalmente. Todavía nos quedan 15 días hasta el 13 de abril entonces preferimos trabajar cinco o seis días y luego sí iniciar a montar. No se pierde el trabajo que se hizo desde diciembre, pero está claro que este parón nos afecta a todos.”.

Por la pandemia del coronavirus duda que el Tour de haga en julio, aunque sigue a la expectativa. “Lo mejor es que se hubiera aplazado, porque con todo lo que ha pasado, la preparación va a ser distinta y algún favorito puede fallar. He estado un poco desconectado, porque no quiero matarme la cabeza por algo que todavía no es seguro. No me imagino como sería el Tour sin gente”.  Eso sí, lamenta que la gente del ciclismo y tantos patrocinadores se vean afectados por la cancelación de tantas carreras.

“Para el ciclismo no correr las tres grandes sería muy grave, pero todo va a depender de cómo siga evolucionando todo. Lo que está claro es que el mundo debe seguir. Esto no puede bloquear todo, la vida en general. Hay que estar en casa y seguir las indicaciones, ese es el grano de arena que cada uno puede poner”, explica.

Lea también: Conozca el simulador para rodar sin salir de casa

Sobre sus objetivos futuros destacó que prefiere “las carreras de tres semanas, porque siento que es en las que me va bien. No me siento un corredor de clásicas de un día”. También habló de la sorpresiva muerte de uno de sus entrenadores, Nicolás Portal: “Le teníamos una confianza tremenda, por la tranquilidad que nos inspiraba en carrera. Gracias a él podíamos guardar todas las fichas para un momento clave. Para el equipo es una pérdida muy grande y en lo personal todavía no lo asimilo”.

Reconoció que tuvo dudas al incursionar en el ciclismo de ruta, hace cuatro temporadas. “Me tenían traumatizado. Venía del ciclomontañismo y me lo imaginaba muy distinto. Sinceramente no pensé que me fuera a ir tan bien. Hubo mucha gente que no me creyó, me dijeron que era un error. Gente así hay en todo momento. Después de ganar el Tour tampoco me creen”.

En dos años con el equipo Androni, de Gianni Savio, Egan ganó carreras menores en Europa, pero demostró su clase. Tanto que el Sky, ahora Ineos, lo contrato sin dudar. Y en la mejor escuadra del mundo ratificó lo que de él se esperaba. Con apenas 22 años ya cumplió el sueño más grande de cualquier ciclista, ganar el Tour de Francia.

Por estos días, descansa en su casa, ve poca televisión, pero trata de mantenerse informado sobre lo que pasa en el mundo. Sabe que no mucha gente pasa la cuarentena con las comodidades de él y espera que pronto haya una solución. Su cuenta pendiente? Leer unos cinco libros que le han regalado amigos.

 

911782

2020-03-28T19:08:02-05:00

article

2020-03-28T19:08:02-05:00

lordonez1_958

none

Redacción deportes

Ciclismo

Egan Bernal: "No correr las tres grandes sería muy grave"

58

5357

5415