“Esto es en memoria de Cristian Sierra”: Javier Gómez

El nuevo líder del Clásico RCN entrenaba con su compañero cuando éste, hace dos semanas, perdió la vida mientras se preparaba para la carrera que hoy vio triunfar al ciclista del equipo Boyacá es para Vivirla.

El líder del Clásico RCN 2017, Javier Gómez, señalando al cielo con los ojos cerrados, le dedica el triunfo de la segunda etapa a Cristian Sierra.Diego Sinisterra - prensa oficial

Ahí, tirado en el pavimento, con un dolor intolerable, debajo de un automóvil que lo había atropellado mientras montaba bicicleta junto a su padre, Javier Eduardo Gómez Pineda tuvo el primer gran desafío de su vida. Con siete años de edad, apenas sufrió una lesión en la canilla. Sobrevivió y ahora vive para el ciclismo, la actividad que le “ha gustado desde pequeño”. La que lo ha hecho llegar hasta el Clásico RCN 2017, ganar la segunda etapa, convertirse en líder y luego revelarle a El Espectador: “Pienso que fue la voluntad de Dios que siguiera vivo para hacer grandes cosas en el ciclismo”.

Este sábado ganó al sprint en La Pintada (Antioquia), miró hacia el cielo y recordó a su compañero Cristian Sierra. Cuando habla de él se le quiebra la voz. Javier entrenaba con Cristian el día que a éste un duro golpe en la cabeza le generó la muerte instantánea. Boyacá es para Vivirla, de luto. Mientras el equipo disputa el Clásico para el que se preparaba Sierra antes de que se cayera de la bicicleta, sus integrantes le rinden un constante homenaje. Como dice Gómez, “son sentimientos encontrados”.

“Ahora quiero decir que esto es en memoria de él, esperamos seguir trabajando duro para que este Clásico sea memorable en toda la gente que nos ha colaborado”, le expresa a este diario el oriundo de Somagoso, mientras sus pupilas se dilatan pensando en que Cristian también hubiera podido estar en lo más alto del podio, pues tenía condiciones para lograrlo. No solo ciclísticas; sobre todo, relata Gómez, las humanas. (Miguel Ángel Rubiano, el ciclista que le dijo “no” al llanto de su madre)

Javier Gómez ganó al embalaje la segunda etapa del Clásico RCN / Diego Sinisterra - prensa oficial

Con la camiseta verde de su escuadra, Javier Eduardo triunfó en el embalaje. Con la que anhelan portar los más de 180 ciclistas que disputan el Clásico, la amarilla, miró al cielo y le dedicó la victoria al amigo que, con apenas 23 años, ascendió una cima que nadie quería que coronara, para jamás volver a aparecer con su sonrisa y su talento. “nos está mandando las mejores fuerzas desde arriba y sé que vamos a hacer un grandioso Clásico RCN”, agrega el campeón de la Vuelta de la Juventud 2010. (Lea también la historia de Juan Pablo Villegas: entre la honra y el café)

Javier, que actualmente tiene 25 años, sobrevivió en carretera; Cristian Andrés debió partir. El primero ahora corre por el otro. Pedalea con su distintivo negro de luto en el pecho, mientras por dentro la emoción de un “día redondo” lo colma. “Ganamos etapa y liderato. Esperamos que las fuerzas nos acompañen varios días para mantener esta camiseta y poderle dar más alegrías a Boyacá”, ese departamento ciclístico que hoy habla con orgullo de dos de los suyos.

@SebasArenas10 - sarenas@elespectador.com