Publicidad
24 Jul 2021 - 8:55 a. m.

Richard Carapaz es el nuevo campeón olímpico de la ruta

El ecuatoriano se impuso este sábado en la prueba de 234 kilómetros y logró el segundo oro para su país en toda la historia.
De izquierda a derecha: Wout van Aert, Richar Carapaz y Tadej Pogacar.
De izquierda a derecha: Wout van Aert, Richar Carapaz y Tadej Pogacar.
Foto: Agencia EFE

Este sábado, el ecuatoriano Richard Carapaz consiguió el segundo oro olímpico para su país en toda la historia al imponerse en ruta de ciclismo en el circuito del Monte Fuji, tras un recorrido de 234 kilómetros con cinco premios de montaña.

Carapaz, que iguala el oro que logró el ecuatoriano Jefferson Pérez en los 50 kilómetros marcha de los Juegos de Atlanta 1996, terminó por delante del belga Wout van Aert y del ganador del Tour de Francia, el esloveno Tadej Pogacar, que completaron el podio tras un disputado embalaje.

De hecho, Ecuador sólo contaba hasta ahora con dos medallas olímpicas, ambas ganadas por Pérez, que también obtuvo la plata en Pekín-2008.

Con Bélgica, Italia, España y Eslovenia como favoritos, la carrera se decidió en los últimos 50 km del exigente recorrido olímpico, que fue aún más duro por el fuerte calor y la humedad, y cuando en el ascenso al Mikuni Pass el ritmo impuesto por los italianos dejó la cabeza de carrera formada por apenas unos 15 corredores, entre ellos Carapaz, el colombiano Rigoberto Urán.

Le puede interesar: Destacada actuación de Rigoberto Urán en la prueba de ruta de Tokio 2021

A unos 24 km para la meta, instalada en el circuito automovilístico Fuji International Speedway, en el ascenso final (el Kagosaka Pass), el norteamericano Brandon McNulty atacó y se llevó a su rueda a Carapaz, coronando ambos con casi una treintena de segundos de ventaja con respecto al grupo perseguidor.

Pese a que Pogacar y Van Aert lideraron la caza, Carapaz y McNulty se entendieron bien y aumentaron la ventaja a 45 segundos a falta de 15 km para la meta.

Van Aert, que se exhibió en el pasado Tour ganando una etapa de alta montaña, una crono y el esprint final en París, llegó a colocar a los perseguidores a solo 16 segundos cuando aún restaban 10 km para la meta, pero la falta de entendimiento en ese grupo favoreció a los fugados.

En las afueras del circuito, en un falso llano en ascenso, Carapaz dejó a McNulty y el ecuatoriano llegó en solitario al Fuji International Speedway para colgarse el oro y festejar la gran hazaña de la jornada.

Recibe alertas desde Google News