Un subtítulo peleado a muerte: los colombianos fueron grandes protagonistas del Giro

El corredor boyacense lo dio todo en esta última jornada, como lo había prometido, para conseguir el segundo lugar al realizar la mejor etapa contra el reloj de su vida. Tom Dumoulin fue el vencedor de la competición italiana tal como se había pronosticado.

AFP

Lo que tenía que pasar pasó… No hubo milagros ni situaciones inesperadas… El holandés Tom Dumoulin, demostrando que es uno de los grandes del mundo en las pruebas contra reloj, fue el campeón del Giro de Italia, superando por 31 segundos al colombiano Nairo Quintana, quien se batió en grande en la cronómetro final para asegurar el segundo escalón en el podio de la segunda carrera del mundo por etapas. (Vea: Nairo Quintana, subcampeón del Giro de Italia)

El corredor boyacense lo dio todo en esta última jornada, como lo había prometido, para conseguir el subtítulo al realizar la mejor etapa contra el reloj de su vida con lo que pudo mantenerse en el segundo escalón del podio final. Vestido con la camiseta rosa, que portó por tres días, pudo superar a tres de los seis corredores que peleaban por el título –Pinot, Zakarin y Pozzovivo- y mantenerse dentro del margen que lo separaba del campeón del año pasado, Vincenzo Níbali, quien terminó tercero a 40 segundos.(Vea nuestro especial del Giro de Italia)

Miles de colombianos que se encontraban en la Plaza del Duomo de Milán celebraron ruidosamente la magnífica actuación de los colombianos pues al subtítulo de Quintana hay que añadir la camiseta de los puntos, ganada en forma sobrada por el antioqueño Fernando Gaviria, las cinco victorias de etapa y el título por equipos que quedó en manos del Movistar que encabezaba Nairo Quintana.

La malla ciclamino de Gaviria y sus cuatro victorias de etapa valen un Potosí. En su primera participación en una tres grandes Vueltas se dio el lujo de estrenarse como el mejor de los embaladores del momento, al superar en cuatro llegadas bien diferentes a consagrados finalizadores de las mejores escuadras del mundo, un logro que nadie había conseguido en las 100 ediciones del Giro, ni en la Vuelta a España o en el Tour de Francia. Al terminar la carrera los especialistas europeos aseguran que fácilmente se convertirá en el mejor de la historia. (“Nairo es el mejor deportista colombiano de la historia”: Fabio Parra)

Y el que el joven corredor del Quick Step haya terminado la carrera, superando las durísimas cumbres de la última semana, le abre también el camino para convertirse con el tiempo en uno de los clasicómanos, en uno de los “duros” de esas legendarias carreras europeas de un día. Y eso abre una nueva ilusión para Colombia porque hasta este Giro jamás había tenido un corredor que al menos se metiera en el impresionante torbellino de los finales de etapa. Hoy no tenemos únicamente escaladores sino que contamos con una figuras que brillará en las llegadas de las etapas planas y, con el tiempo, en las de media montaña. El campeón mundial Peter Sagan posiblemente encontrará en corto tiempo un rival que le pueda dar la talla. (Nairo Quintana, un ‘diamante en bruto’ pulido por el sello Saldarriaga)

Aunque el Movistar llegó al Giro con la ilusión del título no se va con las manos vacías: dos victorias de etapa, una de ellas de Nairo en BlocKhaus y con el galardón de equipos. Ahora se concentrará en la preparación del Tour de Francia, máximo objetivo de su líder.

últimas noticias