Andrés Ricaurte: “El ser humano es muy egoísta”

Noticias destacadas de Deportes

El capitán habló de lo conservador que es nuestro fútbol, la nevera con la que lo insultaron los hinchas del DIM y hasta de la naturaleza humana. Entrevista.

Andrés Ricaurte no tiene pelos en la lengua, pero sí tiene la sabiduría para diferenciar qué peleas hay que dar y cuáles no. Cuando el silencio es la mejor respuesta de todas. El capitán y figura de Independiente Medellín, uno de los jugadores más talentosos del fútbol colombiano, tuvo la cuarentena para reflexionar. Lo que está mal, lo que debería ser diferente, pero que a pesar de tanta demagogia y lugares comunes, nunca va a cambiar. Porque el egoísmo hace parte de la naturaleza humana.

“Tres meses después, la ‘reinventada’ arrojó el mismo resultado”, fue el mensaje que colgó en sus redes sociales en el primer día sin IVA acompañado de una fotografía de una aglomeración de televisores y personas en un centro comercial. Y en una pandemia...

Yo, al comienzo de la cuarentena veía una oportunidad para mejorar, cambiar... agh, los seres humanos somos muy egoístas. Lastimosamente no pensamos en los demás, hay otras cosas que a veces ponemos por encima de nuestro cuidado, del respeto, de nuestra dignidad. Yo veo muy difícil que esto cambie”, apuntó Andrés Ricaurte en charla con El Espectador. Al fondo, en un plano más lejano, se escucha la voz de Alicia, su hija, que nació a finales de marzo en pleno confinamiento. Es papá.

El volante creativo dio una lección de humanidad a finales de 2019. Primero, sin dar una queja, un reclamo, un mal gesto, aguantó el burdo insulto de un sector de la hinchada de Independiente Medellín en un partido ante Once Caldas en el marco de una derrota anterior ante Nacional. Le sacaron una nevera con un injusto mensaje: “Pecho frío”.

Los días pasaron, los partidos también. Asistencias, goles, halagos. La estaba rompiendo. Y llegó el Halloween. ¿El disfraz de Andrés? Una nevera. Y tiró uno de los secretos de la felicidad: aprender a reírse de uno mismo.

“Siempre he sido consciente de lo que rodea el fútbol. Hay momentos buenos, otros que no tanto; solo sabemos que van a pasar. El disfraz fue para meterle humor a una situación que todos veían tan adversa. Son más bien oportunidades para forjar el carácter. En un equipo que la pasó mal y terminó siendo campeón de la Copa Colombia, demostramos coraje”, reconoció Andrés.

¿La hinchada ha sido injusta con él? “No sé, el que me hayan juzgado es un punto de vista y hay que respetarlo. No le vamos a gustar a todo el mundo”. ¿Se sacó entonces una espina? “No lo veo así, el fútbol es de momentos, todo pasa. Esto es una montaña rusa, toca estar lo más arriba que puedas y tratar siempre de agradar al hincha”.

Por estos días, se hizo viral una frase que se había filtrado de Marcelo Bielsa hablando con sus jugadores del Leeds. Pero mucho tiempo antes, Ricaurte la había guardado como lema de vida. “Acepten la injusticia, aguanten veneno, que al final todo se equilibra”.

Lea también: La peripatesis de Marcelo Bielsa

Uno de los efectos colaterales de la pandemia ha sido el desembarco de los mejores futbolistas de la liga en el exterior. Y para Ricaurte sonaron el Palmeiras y el Vasco da Gama, entre muchos otros. “No ha llegado nada, no hay ofertas. No sé de dónde salen tantos rumores, yo me entero por ustedes”.

Ese es un peaje necesario que sabe que necesita para dejar el radar de la selección y ver su nombre escrito en una lista. “Tengo que ser más constante, tal vez jugar en el exterior. Sé que en mi posición hay muchos jugadores con demasiado recorrido internacional y es difícil. No se han comunicado conmigo”.

Su brújula en su posición es Kevin De Bruyne. Otro volante que juega de interior, pero que también siempre va para adelante, a arriesgar, a proponer. “KDB está un escalón por encima del resto”.

Un talento que encarna el fútbol que le gusta jugar al antioqueño. “Se ha perdido ese estilo, sobre toco acá. Muchos van a cuidar los resultados por el miedo a perder y no se respetan los procesos, por lo que los técnicos adoptan posturas que les permitan resguardarse con el cero atrás. Pero al final no consiguen nada por no atacar y asumir riesgos”.

Estudió tres carreras, por diversas razones profesionales no pudo acabar las primeras dos: recién acabó la de Administración de Empresas. No tiene miedo de hablar de temas ajenos al fútbol. No le teme a las críticas, aprendió a reírse de sí mismo. Porque sabe que cuando se acepta la injusticia se traga veneno, pero al final, siempre, o casi siempre, todo se equilibra.

Por: Thomas Blanco Lineros (@thomblalin)

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.