Con los suplentes, Nacional empató con Tigres en el Atanasio

El cuadro verde igualó 0-0 en el cierre de la fecha 17 de la Liga Águila. Se mantiene en lo más alto de la tabla con 45 puntos.

Atlético Nacional igualó sin goles con Tigres. Nacional

Está claro que Atlético Nacional en la Liga Águila no tiene rival. No importa con qué equipo juegue, siempre encuentra la forma de sumar puntos. Y así cabalga el campeonato. A veces jugando con su equipo titular y en otras ocasiones con su equipo de reservas. Este jueves, un día después de consagrarse campeón de la Recopa Sudamericana, utilizó a los hombres ‘B’ contra Tigres y empató sin goles.

Un resultado que no deja sorprender, así Nacional haya utilizado su equipo de reservas. Porque fue el que más propuso y el que más lo intentó. Pero la noche de este jueves no era verde, como sí lo fue la del miércoles. La noche de este jueves fue oscura, más que todo para los delanteros que no encontraron el camino para saciar su sed de gol.

Rodin Quiñones fue el primero que lo intentó. También probaron Esequiel Palomeque, Juan Pablo Nieto, Alejandro Bernal y Edwin Velasco, pero el arquero César Giraldo siempre respondió metiendo sus manos. Fue el entrometido que evitó el encuentro de la pelota con la red. El arquero tuvo una noche notable apareció para ahogar los gritos de gol y para mantener a Tigres con vida en el Atanasio Girardot.

En la parte complementaria se mantuvo la insistencia de Nacional, cada vez menos clara. Pero la iniciativa era del verde. Era el que tenía la posesión del balón y obligaba a que Tigres se metiera en su campo para defenderse con uñas y dientes. La idea del cuadro bogotano era no perder, un punto contra el mejor de Colombia es un resultado que solos dos equipos habían logrado en este primer semestre (América y Tolima, ambos fuera de Medellín).

La apuesta era clara: Tigres sabe de la diferencia en la nómina que hay entre los dos equipos. Y no es solo cosa de la escuadra capitalina, sino de la mayoría de los equipos que compiten en la Liga Águila. Nacional a todos los sobra y eso se nota en la tabla de posiciones, la cual lidera con 45 puntos, 10 más que Independiente Medellín, que en el papel es otro de los que está sobrado. Al resto les lleva una vida.

Los 11 mil aficionados que asistieron este jueves al Atanasio Giradot, estuvieron por amor y fiebre de ver a su equipo del alma, ese que los ha hecho brincar y llorar de emoción en los últimos años ganando copas internacionales y dominando la liga local. Fueron por al verde ganar, como siempre es la expectativa, pero más allá de la amargura del resultado se llevaron un sabor dulce en la garganta porque el equipo de suplentes jugó bien y dominó. Otros se fueron más felices con fotos con Stefan Medina, un viejo conocido del cuadro antioqueño que estuvo de visita.

El partido terminó sin goles y dejó a Nacional más líder que nunca y a Tigres con un punto más en esa lucha que tiene con América, Jaguares y Cortuluá por no caer al abismo de la segunda división, esa que tuvo al cuadro escarlata cinco años postrado.

últimas noticias