Júnior, cuando invertir paga

Los Char trajeron figuras para este semestre y el título de la Copa Águila es el primero de los réditos del club barranquillero, que sigue en carrera por la Liga y la Sudamericana.

Yimmi Chará y Teófilo Gutiérrez, la dupla que llegó este semestre al Júnior de Barranquilla. / Cortesía “El Heraldo”

Ya ganó un título y pelea por otros dos. Los hinchas del Júnior de Barranquilla están viviendo un sueño. En meses pasaron de ver cómo su equipo no clasificaba a los cuartos de final de la Liga Águila a tener uno de los momentos más exitosos de los últimos años. Y todo gracias a que los dueños del club decidieron meterse la mano al bolsillo y traer figuras que invitaran a la gente a volver al estadio y soñar con ganar títulos y dar vueltas olímpicas. Este jueves en la noche fue la primera de ellas, tras ganar 2-0 al Independiente Medellín y conseguir la Copa Águila, el torneo que disputan los equipos de la A y la B. El premio, un cupo a la Copa Libertadores de 2018, certamen al que irá con la firme intención de conseguir el título, repitiendo la fórmula de invertir.

Teófilo Gutiérrez y Yimmi Chará fueron las dos apuestas de los Char, la familia dueña del equipo costeño. Por los dos jugadores pagaron cerca de US$6 millones, una suma muy grande para el mercado del fútbol nacional. La hinchada inmediatamente se ilusionó y se rompió un récord histórico en número de abonados. Poco a poco la caja comenzó a cuadrar y también el fútbol. Chará y Teo se entendieron tan bien como si llevaran jugando muchos años juntos. A ellos se sumó un grupo de futbolistas que se motivaron nuevamente, y de la mano de Julio Avelino Comesaña se metieron en la cabeza que estaban para grandes cosas.

Y en la cancha ha rendido en todos los frentes. Ya se ganó el título de Copa Águila, pero además el Júnior ya está clasificado a los cuartos de final de la Liga Águila y también disputará la semifinal de la Copa Sudamericana contra el Flamengo de Brasil.  (Lea también: Russo confirmó que Millonarios quiere contratar a “Gio” Moreno)

El camino del equipo costeño en esta Copa Águila empezó en la fase de grupos. Allí sumó 13 puntos de 18 posibles y pasó como primero a la segunda fase. En los octavos de final enfrentó al Once Caldas de Manizales y lo venció 4-0 en el global. En cuartos jugó ante Millonarios. En la ida ganó 1-0 en Barranquilla y empató en Bogotá. En semifinales dejó en el camino a Patriotas, la revelación del certamen. Este jueves superó 2-0 al Medellín y consolidó el título: el segundo en la carrera del experimentado Julio Comesaña, quien fue campeón del fútbol colombiano en 1993, también con el Júnior.

“Para esto vine a Júnior, para darle muchas alegrías a esta gente. Estoy feliz por lo que hemos logrado y porque nos quedan grandes retos por delante. Espero que disfruten con prudencia y nos sigan acompañando”, dijo un emocionado Yimmi Chará. Por su parte, Teo comentó que “este título significa mucho para nosotros. Es lindo poder cumplirle a la gente con títulos. Queremos dejar huella en este club y vamos a seguir por ese camino”.

El equipo tiburón muestra el camino para que los clubes de Colombia sigan esta fórmula de éxito. Invertir, paga. Traer figuras es un negocio. De eso están convencidos los Char, que aunque pueden celebrar más en lo que resta del año, ya piensan en traer otras estrellas para 2018.