Júnior se llevó el empate del Pascual frente al América

Igualaron 0-0 en el partido de ida de los cuartos de final de la Liga Águila. El cuadro barranquillero jugó con nómina mixta y buscará la clasificación el próximo domingo en su casa.

América y Júnior definirán, el domingo 3 de diciembre, uno de los semifinalistas de la Liga Águila.@AmericadeCali

Un incorrecto arbitraje no es solamente cuando se favorece a uno de los dos equipos; también lo es cuando el juez pita pésimo para ambos. Fue lo que sucedió este lunes en el estadio Pascual Guerrero. Andrés Rojas fue una muestra más de lo deficiente que es el arbitraje colombiano. Sancionó cualquier caída, impidió un buen ritmo en el desarrollo del juego, llenó de tarjetas a los que deben ser los protagonistas del espectáculo, y, además, algunas las sacó mal. (Lea también: Jaime de La Pava dejó de ser el entrenador del Atlético Bucaramanga)

En el primer tiempo se empezaron a caldear los ánimos. Un empujón de Olmes García a Yonatan Murillo, quien terminó estrellándose fuertemente contra una de las vallas que rodean la cancha, generó el amague de riña en el verde césped. Tarjetas para aquí y para allá. Antes, como es habitual, Elkin Blanco fue amonestado por pegar una patada. Entró con los taches y merecía la roja. Eso fue el compromiso. De fútbol, poco. (Las emotivas palabras de David González a “Mao” Molina y “Choronta” Restrepo) 

En el segundo tiempo el ingreso de Brayan Angulo le dio algo más de posesión y de generación de juego al América, que tuvo la más clara con un remate de tiro libre de Juan Camilo Angulo, atajado correctamente por el arquero uruguayo Sebastián Viera. El Júnior asustó al local tras la entrada de Teófilo Gutiérrez y Yimmi Chará. Pared y asistencia magnífica de “Teo”, que dejó mano a mano a Chará, cuyo intento fue controlado por Carlos Bejarano. De opciones, no sucedió mucho más. (A un año del ascenso del América)

Los dirigidos por Julio Avelino Comesaña se llevan el 0-0, que los deja tranquilos para intentar, con su enorme poder ofensivo, conseguir la clasificación a las semifinales de la Liga Águila el próximo domingo en el Metropolitano de Barranquilla. Previo a eso, jugarán en el mismo escenario frente al Flamengo de Reinaldo Rueda el compromiso de vuelta de las semifinales de la Sudamericana. Le quedan desafíos al campeón de la Copa Águila.

Los del “Polilla” Da Silva, quien fue expulsado por protestar luego de una falta de Teófilo Gutiérrez sobre Elkin Blanco que debió ser castigada con la tarjeta roja y que el colegiado sancionó con amarilla, salvaron la categoría y sueñan con lograr la estrella 14 para el América, que exactamente hace un año lograba el ascenso a la máxima categoría del fútbol profesional colombiano.

@SebasArenas10 - sarenas@elespectador.com