Publicidad

Millonarios, América y el privilegio de ser campeón con dos grandes

Más de medio centenar de futbolistas se han vestido de azul y escarlata a lo largo de la historia, pero pocos se han consagrado con ambas camisetas. Willington Ortiz es el más reconocido de ese exclusivo grupo.

Daniel Bello
07 de febrero de 2024 - 02:00 p. m.

Millonarios y América, dos clubes que esta noche (8:20 p.m.) se darán cita en El Campín de Bogotá, son dos de los equipos de mayor grandeza y jerarquía en el fútbol colombiano. Grandes estrellas de nuestro balompié pasaron por ambas instituciones y dejaron grabados sus nombres con letras doradas.

Albeiro Usuruiaga, Rubén Darío Hernández, Máyer Candelo, Fabián Vargas, Norberto Peluffo, Luis Augusto García, Wílmer Cabrera, Andrés Cadavid, Wílmer Cabrera y Óscar Córdoba, entre muchos otros jugadores de renombre, defendieron los colores de ambos equipos.

Ahora bien, ninguno de los mencionados en el anterior logró salir campeón con ambos equipos. Algunos lo consiguieron únicamente con Millonarios, mientras que otros hicieron lo propio solo con América. Conseguir estrellas como embajador y escarlata ha sido algo más bien extraordinario.

Y si se habla de extraordinario toca sí o sí mencionar a Willington Ortiz, leyenda del club albiazul que cerró su carrera con profesional con los Diablos Rojos, donde también se le considera ídolo. En el azul de Bogotá no solo dio sus primeros pasos como profesional, sino que fueron también los mejores de su vida deportiva en términos de rendimiento individual.

Más deportes: Porque esto es África: la Copa Africana entra en su recta final

El viejo Willy disputó 300 partidos, ganó dos estrellas y marcó 90 goles antes de dejar a su Millitos querido y poner rumbo a la Sucursal del Cielo. Primero jugó para el Deportivo Cali —entre 1980 y 1982—, antes de recalar en el cuadro escarlata, en el que consiguió cuatro ligas más, fue subcampeón de la Libertadores en tres ocasiones y en 1988 colgó los guayos.

Tanto en Milonarios como en América, Willington fue dirigido por una eminencia del fútbol colombiano: el médico Gabriel Ochoa Uribe, que en su etapa como futbolista pasó por ambas instituciones, siendo el conjunto embajador donde más minutos sumó y el único en el que levantó un título como jugador.

Tras el retiro tomó las riendas de los albiazules en varias ocasiones (1958-1960, 1961-1963, 1970-1975 y 1977) y sus últimos años de carrera los tuvo en América, donde permaneció desde 1979 hasta 1991. Ganó un total de 14 ligas —siete con América, cinco con Millonarios y una con Santa Fe—, cifra que parece imposible de alcanzar.

Le puede interesar: Así va la tabla de la Liga BetPlay, tras el cierre de la fecha cuatro: Junior, líder

El médico no fue el único estratega campeón con ambas instituciones, pues Luis Augusto El Chiqui García también lo logró. Se coronó bicampeón con Millonarios (1988-1999) y en la temporada 1996/1997, en el primero de sus tres ciclos al frente de los escarlatas, logró su tercera estrella como D.T.. Su cuarta y última la ganó como timonel del Deportes Tolima en 2003.

Gabriel Ochoa Uribe, histórico entrenador del fútbol colombiano.
Gabriel Ochoa Uribe, histórico entrenador del fútbol colombiano.
Foto: Cortesía

Con más de 100 partidos en cada uno de los clubes gigantes aquí reseñados, a este selecto grupo de campeones con azules y escarlatas se suma Eduardo Pimentel, propietario de Boyacá Chicó, quien en los ochenta supo levantar trofeos con ambas instituciones.

Pimentel, que estuvo bajo las órdenes del médico y el chiqui, fue un destacado volante de marca que surgió en las divisiones menores de Millonarios. Tras pasar dos temporadas con el cuadro embajador, se fue un año a Cali para defender los colores del América, consiguiendo así su primer título. Regresó al club que lo formó y se consagró campeón en 1987 y 1988. Ya en 1990 tuvo un segundo paso exitoso con los Diablos Rojos, pues logró su cuarta estrella como jugador.

Lo invitamos a leer: En imágenes: así fue la derrota de Santa Fe en El Campín contra Bucaramanga

Otro mediocampista que logró ser campeón con ambos fue Harrison Otálvaro, que se crio como futbolista en el conjunto escarlata. Tras un breve paso por el Dinamo Kiev de Ucrania, el enganche vallecaucano regresó a Cali para ganar la estrella 13 (2008) de la institución en compañía de jugadores con bastante proyección entonces como Adrián Ramos y Pablo Armero.

Otálvaro llegó a Millonarios en 2012, año en el que los embajadores, dirigidos por Hernán Torres —el mismo estratega que ascendió a los vallecaucanos en 2016— le pusieron fin a una sequía de 24 años sin celebrar un título de Primera División. Ena esa consagración tuvo protagonismo un joven defensor llamado Pedro Franco.

Franco, uno de los productos más destacados de la cantera embajadora en el siglo XX, cumplió su sueño como hincha de salir campeón con el cuadro bogotano. A los seis meses de esa conquista se fue a Europa para jugar con el Besiktas de Turquía. A mediados de 2018 fichó por los Diablos Rojos y fue parte del título número 14 de los americanos en la Liga BetPlay.

No son muchos los jugadores y entrenadores que saben lo que es celebrar estrellas con dos de las instituciones más grandes del Fútbol Profesional Colombiano. Los aquí repasados sin duda son nombres que cada futbolero referencia. Este semestre solo Alexis Zapata, del América, tiene la posibilidad de sumarse a este selecto grupo, ya que fue campeón con Millonarios en 2017.

🚴🏻⚽🏀 ¿Lo último en deportes?: Todo lo que debe saber del deporte mundial está en El Espectador

Daniel Bello

Por Daniel Bello

Periodista de la Pontificia Universidad Javeriana. Fue practicante de Pacifista entre 2020 y 2021. Desde el 2019 escribe sobre fútbol, política e historia en El Espectador. Tiene experiencia cubriendo paz, mundo y medio ambiente.@daniel_eudosiodbello@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Sin comentarios aún. Suscribete e inicia la conversación
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar