Publicidad
28 Sep 2022 - 2:00 a. m.

Júnior vs. Millonarios: por un título que reduzca la presión

Esta noche se juega el partido de ida por la final de la Copa BetPlay. Aunque los azules viven un mejor momento, el proceso de Alberto Gamero necesita revalidarlo con un trofeo. El tiburón quiere salvar el semestre llevándose el campeonato.
Andrés Osorio Guillott

Andrés Osorio Guillott

Periodista Deportes
Júnior y Millonarios disputarán su primera final por Copa BetPlay. /Dimayor
Júnior y Millonarios disputarán su primera final por Copa BetPlay. /Dimayor
Foto: VizzorImage / Andres Rot / Cont - Andres Rot / Cont

Quizá una de las rivalidades que más ha crecido en el último tiempo. Los partidos de Júnior y Millonarios cuentan con el atractivo de su historia, de la grandeza y la identidad que le han otorgado al fútbol de sus regiones y del país en general. Sin embargo, en los últimos diez años se han visto en instancias finales, jugando partidos y series de muchos goles y emociones, con un saldo a favor, eso sí, del conjunto tiburón, que en cabeza de la familia Char ha logrado construir un proyecto que, pese a sus altibajos, le ha dado títulos y reconocimiento por la conformación de una nómina con nombres rimbombantes.

Puede leer: ¿A qué jugamos?: La identidad de fútbol colombiano

Millonarios viene con un proyecto, sí, que tiene que ver con el trabajo de las divisiones menores y con la continuidad de una idea de juego como la que propone Alberto Gamero desde su llegada en 2019. Sin embargo, lo que siempre se les ha criticado a las directivas del equipo azul es la falta de ambición a la hora de contratar jugadores de renombre y experiencia que complementen el trabajo de los juveniles. Aunque el año pasado llegaron a la final de la Liga BetPlay, el título se les escapó sobre el final contra Tolima y la revalidación del proceso se fue al piso. Quizá es uno de los equipos que mejor juega en Colombia, pero el pan se le ha quemado en la puerta del horno y la frustración del cuerpo técnico y los jugadores es esa, la de no haber podido concretar su nivel de competencia con un trofeo.

El presente es disparejo. Hace una semana se evidenció la distancia entre ambos equipos cuando se enfrentaron en Barranquilla, el mismo lugar donde hoy empieza la final de la Copa BetPlay. Millonarios parecía llevarse un punto en su visita, con un trabajo táctico que incluso fue aplaudido por los hinchas rivales tras finalizar el compromiso, pero en el último minuto un gol de Jáder Valencia les dio la victoria a los azules. Fue un equipo que demostró conocerse por su orden, mientras que Júnior volvió a empezar hace poco más de cuatro partidos una apuesta con Julio Comesaña, que cumple su ciclo número 11 con la institución atlanticense.

Le puede interesar: ¿A qué jugamos?: La chispa que encendió la llama

Pero las finales siempre son a otro precio, y si alguien ha sabido ser verdugo de Millonarios, ese ha sido Júnior. En los últimos años el conjunto tiburón le ha amargado la fiesta. Aunque todas han sido por Liga, parece que en instancias definitivas los barranquilleros han logrado establecer una paternidad que tendrá que borrar Millonarios jugando por su historia y contra la historia más reciente.

En las semifinales de 2011, en las del torneo apertura de 2014 y en los cuartos de final del apertura 2016, Millonarios perdió la posibilidad de pelear el título al caer con Júnior. Tres momentos dolorosos para la hinchada azul, pues en esas oportunidades todo parecía dado para los embajadores, pero la jerarquía de los tiburones triunfó, en dos de esas oportunidades por el liderazgo y seguridad que ha ofrecido en esta década el arquero Sebastián Viera, ya que en 2014 y 2016 fueron los penaltis los que les dieron la clasificación a Júnior.

Por Liga no han disputado directamente un título, pero Millonarios sí levantó dos de sus 15 trofeos enfrentando en instancias definitivas a Júnior. En 1972, los embajadores fueron campeones tras vencer en un triangular a los tiburones y a Cali. El otro fue en 1988, cuando los azules superaron a Nacional en la tabla luego de un empate 1-1 en Barranquilla.

Le recomendamos: Génesis: buscando la identidad perdida del fútbol colombiano

Por Copa, precisamente en el último título que levantó Júnior, los barranquilleros eliminaron a los capitalinos en cuartos de final. En la disputa del campeonato vencieron a Medellín.

Desde ese título de los tiburones, la Copa Colombia –que se restableció en 2008–, el trofeo se había quedado en Medellín hasta este año, pues el poderoso de la montaña lo ganó en 2019 y 2020, y Nacional en 2018 y 2021. Justamente los verdolagas son los únicos con más trofeos, pues cuentan con cinco; le sigue su rival de patio con tres; Júnior, Santa Fe y Millonarios con dos (el último de los embajadores fue en 2011); Tolima, Cali y Equidad con uno cada uno.

🚴🏻⚽🏀 ¿Lo último en deportes?: Todo lo que debe saber del deporte mundial está en El Espectador

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.