#LOS80DELLEÓN

El privilegio de haber nacido el mismo día que su equipo amado

Noticias destacadas de Fútbol Colombiano

En la conmemoración de los 80 años de Independiente Santa Fe hablamos con un hincha de los cardenales que ha seguido al equipo durante todos los años de su vida, los mismos que tienen los leones.

Carlos Aquileo Madroñero Granados es uno de los hinchas cardenales más fieles. Su pasión se debe a que nació exactamente el mismo día en que fue fundado el club cardenal. Durante 80 años ha seguido a su equipo del alma hasta en los peores momentos.

Lea: La noche en la que Santa Fe ganó su primera estrella

¿Cómo se hizo hincha de Santa Fe?

Me convertí en hincha porque tuve la suerte de nacer el 28 de febrero de 1941, el mismo día en que se fundó el glorioso Independiente Santa Fe.

El fútbol profesional se inició más tarde, cuando yo tenía siete u ocho años y me gustaba escuchar las transmisiones por radio. Los locutores eran muy agradables, especialmente Carlos Arturo Rueda. Su sola transmisión hacía que a uno le dieran ganas de ir a ver fútbol.

Recuerdo gratamente que en ese entonces a los niños no nos cobraban por entrar al estadio. Había una tribuna especial para menores, la de gorriones. Yo iba a ver los partidos con mis amigos, entre ellos Carlos Aponte, quien más tarde sería apodado “el copetín Aponte” y fue uno de los mejores jugadores del balompié nacional. Carlos era mi vecino en el barrio San Fernando y por eso éramos amigos. Fue una amistad bonita. Muchos años después, cuando ya estaba retirado del fútbol profesional, iba a verlo jugar en los partidos del Tabora. Es un muy bonito recuerdo.

Más: En imágenes: Los nueve equipos de Santa Fe que fueron campeones de liga

¿Cuáles han sido los momentos más difíciles que le dio el Santafecito?

Nos acostumbramos a no ganar campeonatos. Los momentos más difíciles fueron los partidos que se perdieron por errores de los árbitros o porque había intereses externos que no permitían que Santa Fe ganara justamente.

¿Cómo hizo para aguantar 37 años sin títulos?

Nada complicado. Nos acostumbramos a que siempre perdíamos, pero manteníamos la esperanza. Nunca deje de ser santafereño. Lo llevo en el alma. Mis amigos me molestaban mucho y siempre se burlaban porque el equipo jugaba como nunca y perdía como siempre, pero tenía la esperanza de que algún día Santa Fe volvería a sacar su garra. Hoy nos ha revivido la pasión ya que en los últimos años el León ha vuelto a rugir.

Más: Santa Fe, 80 años: datos inéditos, curiosidades y detalles en la historia del ‘león’

¿Quién fue su máximo ídolo?

Carlos Aponte. Me gustaba mucho la forma como jugaba. Lo mejor era escuchar sus anécdotas sobre el fútbol y de los equipos en los que jugaba. Era un lujo verlo, la forma como recuperaba el balón y les hacía fintas a los defensores contrarios y anotaba los goles, diciéndole al oponente al final: “qué, ¿se le perdió el balón?”, nos contaba.

¿Qué sueño le falta por cumplir con su equipo del alma?

Que gane la Copa Libertadores.

¿Cuál es su legado santafereño?

Tres generaciones de seguidores de Santafecito. Mis hijos y nietos son santafereños de corazón. Siempre me he sentido muy orgulloso de haber nacido en la misma fecha de Santa Fe.

Le puede interesar: James Mina Camacho: música en el arco

¿Cuál es la anécdota que más recuerda?

Una con mi hijo mayor, Ricardo, quien fue hospitalizado y operado de apendicitis. Teníamos entradas para la final de la Copa Sudamericana de 2015 en Bogotá y mi hijo salió de la clínica directo para el estadio. Eso sí, tenía orden del médico de no saltar y no ser empujado. Vea lo que hace un santafereño. Esa es la pasión de sus hinchas y del rojo Santa Fe.

Comparte en redes: