Santa Fe se reencontró con el gol y logró su primer triunfo en la liga

Con goles de Wilson Morelo, Luis Manuel Seijas y Diego Guastavino, el cuadro cardenal se impuso 4-0 a Alianza Petrolera.

Wilson Morelo marcó dos de los cuatro goles de Independiente Santa Fe frente a Alianza Petrolera. Oscar Pérez

Tres partidos: dos empates, una derrota. Fueron 270 minutos vacíos, tristes, que se pasaron en blanco para Independiente Santa Fe. Los goles no aparecieron. La portería contraria estaba cerrada con candado y en ninguno de los pies de sus jugadores se encontraban las llaves para poder abrir esas puertas. Con esa angustia llegaron al encuentro de la cuarta fecha contra Alianza Petrolera, en el que el objetivo era anotar rápido para que los nervios y la angustia no se tomaran el control de los futbolistas del cuadro capitalino. En total, fueron 308 minutos en cero los que duró la ofensiva cardenal para celebrar un tanto en este segundo semestre de la liga. Wilson Morelo acabó con la sequía y guió a los rojos a su primer triunfo en el torneo.

El delantero monteriano fue el encargado de devolverle la sonrisa a los hinchas santafereños. Sin embargo, antes de que esa curvatura se quedara grabada en diversos rostros, la desesperación, la impotencia, la alteración fueron estados de ánimo constantes de los fanáticos por lo goles que pudieron ser y al final no fueron, por pegarle mal al balón o hacer controles largos. Una de esas jugadas, que además fue una de las más claras del compromiso, llegó al primer minuto. Corrida hasta la línea de fondo de Arley Rodríguez, pase atrás para Wilson Morelo, quien solo frente a la portería remató de primera y el esférico salió desviado. Manos a la cabeza e incredulidad por la opción desperdiciada.

A partir de ahí, los chispazos individuales del equipo capitalino fueron constantes. Aparecieron las figuras de Luis Manuel Seijas y Carlos Henao, quienes intentaron con remates de media distancia, también lo buscó Morelo. No obstante, el juego en equipo nunca apareció y el control del balón era dividido, Alianza Petrolera aguardando atrás trató siempre de sorprender mediante las salidas rápidas y la constante combinación entre Harold Rivera y César Arias. Pero nunca hubo claridad de los visitantes y en la zona posterior la muralla que habían levantado empezó a caerse de a pedazos gigantes hasta quedar en nada, hasta que los cardenales encontraron el gol y acabaron con la sequía larga de no marcar goles en la liga.

 

 

 

Al minuto 36, el lateral Carlos Arboleda bajó un balón a Morelo, quien fue derrumbado dentro del área por el arquero Ricardo Jerez. El delantero, dos minutos después, se encargó de cobrar. Con la tranquilidad que lo caracteriza y un toque sutil con el borde interno de su pierna derecha, ubicó el esférico a la mano izquierda del guardameta de Alianza, quien adivinó el trayecto, pero no llegó a desviarlo. Fue el 1-0, el que les quitó la presión a los locales y el que abrió las puertas a la goleada posterior. No pasaron más de cinco minutos, cuando nuevamente los jugadores de Santa Fe estaban celebrando. En esta ocasión fue Seijas, tras pase de Morelo. El delantero atrajo la marcación de uno de los centrales (Luciano Ospina), que le abrió el espacio al venezolano, quien cuando recibió el balón entró solo y definió ante la salida de Jerez.

El 2-0 fue un golpe que parecía un nocaut para Alianza Petrolera, que en los primeros 45 minutos generó dos aproximaciones. Se convirtió en un resultado que parecía imposible para los visitantes. No se veía cómo podría llegar el empate. Y mucho menos cuando Harold Rivera desperdició una de las opciones más claras de los santandereanos al minuto 56. Un pase de Maicol Baltanta, el mediocampista entró solo y su remate se fue desviado incomprensiblemente. El castigo a ese desperdicio fue el 3-0 a favor de Santa Fe. Harrison Henao, volante de Alianza, luchó y ganó un balón contra Juan Daniel Roa, intentó apoyarse atrás con los defensores con tan mala suerte que su pase le cayó a Diego Guastavino, quien enganchó ante la marca de Ospina y solo frente a la salida de Jerez remató para aumentar el marcador.  

 

 

 

Los minutos pasaron, Alianza Petrolera fue el de la necesidad y el que tenía el balón, pero sin claridad. Tuvo llegadas, pero ninguna de peligro. Nuevamente apareció una clara, al minuto 75. Pase de Roger Torres a Balanta, quien intentó controlar el balón, pero le salió un remate que terminó estrellándose en el travesaño. Nuevamente le llegó un castigo a esa jugada: penal a favor de Santa Fe. Morelo se encargó de cobrarlo duro y al centro para sellar el marcador, para ponerle la cereza a un pastel que había tomado color rojo en el primer tiempo. Hubo más llegadas locales, dos de ellas pegaron en los palos, pero el marcador terminó 4-0 y una alegría en todos los hinchas cardenales, que vieron como su equipo se reencontró con el gol y pasó derecho para lograr su primer triunfo en la liga.