26 Aug 2021 - 12:18 a. m.

Grigori Méndez: a enderezar el camino de Santa Fe

El exdefensor bogotano de 48 años asumió como nuevo entrenador del cuadro cardenal. Francisco Delgado, Mauricio Rodríguez y Léider Preciado lo acompañan.
Andrés Osorio Guillott

Andrés Osorio Guillott

Periodista Deportes
Grigori Méndez fue presentado oficialmente como técnico de Santa Fe el día de ayer, en la sede de la FCF. / @SantaFe
Grigori Méndez fue presentado oficialmente como técnico de Santa Fe el día de ayer, en la sede de la FCF. / @SantaFe

El músico argentino Gustavo Santaolalla dijo alguna vez que “Desandar el camino es una disciplina”, y hacerlo permite reinterpretar los pasos que nos han traído al presente. Desandar y volver al interior, o también al origen, se hace necesario en momentos difíciles, pues incluso desde la física hay una ley que dicta que toda acción causa una reacción, y habría que ver con detenimiento cuáles fueron las acciones que desencadenaron lo que estamos viviendo hoy.

Si quiere leer más sobre Santa Fe y el fútbol colombiano, puede ingresar aquí

En Santa Fe se hizo necesario desandar el camino y volver al origen. La crisis deportiva, derivada de cuatro puntos de 18 posibles en la Liga BetPlay, obligó a sus dirigentes a cambiar de cuerpo técnico. Con gratitud se despidieron de Hárold Rivera, entrenador que duró dos años, pero que sacó al cuadro cardenal de una etapa mucho más difícil que la que vive ahora, y que incluso le devolvió la esperanza al llevarlo a una final que, infortunadamente, no derivó en la décima estrella, pues América se proclamó campeón en el segundo torneo en 2020.

“El proyecto Hárold Rivera ha terminado, infortunadamente los resultados y el entorno que se vivieron las últimas semanas nos llevaron a tomar la decisión para llegar a un acuerdo con el técnico y su grupo de colaboradores, a ellos mil gracias y éxitos en sus futuros proyectos”, dijo Santa Fe en un comunicado que presentó hace tres días. En ese mismo documento el cuadro cardenal informó que “Grigori Méndez se ha hecho cargo del plantel profesional, con la asistencia de Francisco Delgado, Mauricio Rodríguez (preparador físico) y Léider Preciado como entrenador de delanteros”.

Puede leer: Eduardo Méndez: “Lo mejor era que Hárold Rivera diera un paso al costado”

Grigori Méndez no cuenta con la experiencia de Rivera, esa es una verdad; la otra es que tiene sentido de pertenencia por la institución, al igual que su cuerpo técnico, pues todos ellos fueron jugadores de Santa Fe en las décadas anteriores, y en el caso de Léider Calimenio Preciado, su presencia recuerda muchos de los goles que lo convirtieron en un ídolo contemporáneo para la hinchada cardenal. Y aunque haya escepticismo alrededor del entrenador de 48 años, uno de los pilares fundamentales en un proyecto es el recién mencionado, el de contar con personas que conozcan la identidad de la institución y sientan respeto y un compromiso agregado por los buenos resultados y el porvenir del club.

Grigori Méndez jugó en Santa Fe entre 1994 y 2000, sumando 6.390 minutos, tres goles y un subcampeonato de la Copa Conmebol en 1996. Surgió de la cantera y desde siempre ha acompañado a Santa Fe. Fue defensa central, con virtudes en el juego aéreo y con la jerarquía que se necesita para ocupar esa posición. En velocidad muchas veces le costó, pero su personalidad le ayudó en varias ocasiones a suplir sus falencias.

Le puede interesar: Léider Preciado y su amor por Tumaco y Santa Fe

Fueron solo seis años, pues a principios del siglo XXI el futbolista bogotano se retiró para dedicarse de lleno a ser director técnico, cargo que por fin va a desempeñar en el equipo donde su corazón y sus esfuerzos han estado desde hace casi 30 años.

Seguramente en este nuevo ciclo con Santa Fe se verá el apoyo a los juveniles, pues Méndez ha estado de cerca con las divisiones menores del cuadro cardenal e incluso ha sido en estas categorías en las que ha adquirido experiencia, pues fue asistente técnico de Arturo Reyes -nuevo entrenador de Júnior- en las selecciones de Colombia sub 20 y sub 23 hace unos años. Lo más cerca que había estado del banquillo cardenal fue en 2019, cuando fue también asistente de Gerardo Bedoya, quien asumió la dirección técnica del león temporalmente.

“Lo primero que quiero conseguir es que el equipo se sienta tranquilo y cómodo. (...) Pasar de la trayectoria de ser jugador a entrenador es un sueño. Queremos colaborar, y es un gesto de lealtad. (...) Conocemos el ADN cardenal”, dijo Grigori Méndez en sus primeras palabras ayer, en la rueda de prensa en la que fue presentado.

Tanto Méndez, como Pacho Delgado y Léider Preciado hicieron énfasis en recuperar el sentido de pertenencia, en no olvidar los principios y el coraje que siempre han caracterizado a Santa Fe para salir más fuerte de las adversidades.

Le recomendamos: Tras el empate de Bucaramanga y Huila, así va la Liga BetPlay

“El amor por la camiseta, esas ganas de ir al frente es lo que se inculca a los canteranos. Del minuto 1 al 90 se deja todo”, afirmó Delgado, quien jugó 246 partidos con Santa Fe y ganó una Copa Colombia en 2009, mientras que Léider Preciado, que disputó 228 compromisos, anotó 114 goles con la casaca cardenal y fue subcampeón de la Copa Conmebol 1996 y de la Liga colombiana 2005-I, aseguró que “lo más importante es el sentido de pertenencia por la institución, ir siempre adelante”.

Méndez empezará este nuevo reto hoy mismo, cuando enfrente a Bucaramanga a las 2:00 p.m., en El Campín, por la ida de los octavos de final de la Copa BetPlay. El entrenador bogotano, que espera implementar desde su conocimiento y lealtad por la institución un cambio de actitud en el onceno cardenal, asume ahora la responsabilidad de sacar al león del fondo de la tabla y enderezar el camino dorado que en la década anterior se trazó con títulos y un prestigio que reafirmó la grandeza y la garra del rojo de la capital. Su primera prueba en la Liga será el domingo, cuando enfrente a América por la fecha siete, en Bogotá. “El bienestar del equipo debe primar, la confianza (...). Vamos a trabajar en los errores para mejorar y jugar buen fútbol”, concluyó.

Sin embargo, pese a los nuevos aires, cierta molestia se presentó entre la hinchada al conocerse las palabras que en determinado momento dio Eduardo Méndez, presidente de Santa Fe, cuando dijo que: “Ellos llegan a sacar esto adelante, pero si no se dan las cosas, tenemos 300 hojas de vida”, declaraciones que no fueron muy bien recibidas teniendo en cuenta que era la bienvenida del cuerpo técnico.

Comparte: