Unión Magdalena está en la final, pero con estadio a medias

La alegría no es completa para los samarios. Su equipo avanzó a los cuadrangulares pero el Sierra Nevada todavía está en obra.

El camerino del Unión Magdalena en el estadio Sierra Nevada.
El camerino del Unión Magdalena en el estadio Sierra Nevada.Cortesía

De acuerdo con el hoy suspendido alcalde de Santa Marta, Rafael Alejandro Martínez, el estadio Sierra Nevada debería haberse entregado el 15 de diciembre de 2018. Sin embargo, casi cinco meses después, aún hay varias obras inconclusas.

El escenario en el que juega como local el Unión Magdalena, clasificado a los cuadrangulares semifinales de la Liga Águila, se ha utilizado durante este semestre a pesar de que los camerinos, las cabinas de transmisión, la zona VIP, el ascensor, la iluminación de la parte occidental y las vías de acceso no han sido terminadas.

Durante el gobierno de Juan Manuel Santos, la Nación aportó cerca de $110.000 millones para la construcción, remodelación y acondicionamiento de 11 escenarios que fueron sede de los Juegos Bolivarianos 2017. El único que quedó pendiente fue el estadio de fútbol, que se termina ahora con fondos del Distrito.

Las obras inconclusas afectan, por supuesto, a los aficionados, pero también a los propios futbolistas y entrenadores, que no gozan de las condiciones ideales antes, durante y después de los partidos. De igual manera a los narradores y comentaristas deportivos de la ciudad, quienes sufren cada vez que deben cubrir un encuentro del Unión.

“Es un verdadero calvario cada transmisión, las cabinas están inconclusas, sin divisiones, no hay privacidad para cada grupo deportivo y emisora. No hay aire acondicionado, ni abanico, ni conexión a internet. Siempre está todo sucio, lleno de polvo”, dice el comentarista de Radio Magdalena Pablo Verga Vides.

Rey Guerrero, cronista del medio digital El Artículo, señala que “el calor es insoportable, peor en esta época con temperaturas de hasta 39 grados. La acústica y sonorización son pésimas en la sala de prensa, todo se filtra. Si los jugadores se están duchando se escucha. Y ni que decir de los camerinos, en donde con clavos es que se cuelgan los uniformes”.

Para Freddy Ortiz, coordinador de deportes de la emisora Fuego Stereo, es una verdadera pena que a esta altura no se haya terminado el estadio. “Es que las cabinas no tienen nada, solo su nombre, lo mismo en la parte de abajo en la sala de prensa, son simples salones, cuatro paredes, pero no son ni cabinas y ni sala de prensa”.

El narrador Julio Lobo, dice: “Las condiciones son terribles. El calor es asfixiante y no hay la forma de adquirir rápidamente agua u otro líquido para calmar la sed. Nos toca estar apretados unos con otros ante el pequeño espacio que nos dieron. Sin duda lo que hacemos es por puro amor”.

Esos conceptos son respaldados por el profesor Alberto Camilo Blanco y  el comentarista Reinaldo Pernett Díaz, quienes denuncian la situación a pesar de la alegría que significa para ellos narras las actuaciones del equipo de la tierra.

A pesar de todos esos contratiempos, que ojalá pronto se solucionen, los comunicadores, al igual que la afición samaria, estarán muy cumplidos en el estadio Sierra Nevada el próximo sábado a las 3:00 p.m., cuando el Unión, de la mano del técnico Hárold Rivera, el veterano Abel Aguilar y el goleador Ricardo Márquez, enfrente al Deportivo Pasto, en el arranque del cuadrangular semifinal de la Liga Águila.

 

854253

2019-05-07T13:05:57-05:00

article

2019-05-07T14:01:41-05:00

lordonez1_958

none

Edgar Salas @edgarjsalas

Fútbol colombiano

Unión Magdalena está en la final, pero con estadio a medias

61

3751

3812

 

últimas noticias