Antonio Alzamendi: “Cuando Borré aprenda a definir mejor, estará llamado a ser grande”

En exclusiva charla con El Espectador, el autor del gol del único título mundial de River Plate habla sobre el gran momento que vive el equipo argentino y sus posibilidades de cara a una final consecutiva de Copa Libertadores.

En 1986, River Plate ganó su primera Copa Libertadores tras vencer al América de Cali.Cortesía

Cuando Antonio Alzamendi era chico se pasaba por las calles de Durazno, su ciudad natal en Uruguay, jugando a la pelota imitando -quizá- los goles de Luis Cubilla, leyenda del fútbol ‘charrúa’ y delantero estrella en aquel momento de la selección de dicho país. Desde pequeño, frente al televisor soñaba con levantar los trofeos que Cubilla conquistaba, sobre todo el más preciado para cualquier futbolista sudamericano, la Copa Libertadores de América.

Los sueños de Alzamendi no se quedaron pegados a una pantalla y con mucho esfuerzo salió a convertir ese deseo en realidad. En 1976 debutó como profesional en el club Sud América de su país, pero a los dos años emigró a Argentina para jugar primero en Independiente, en el que fue campeón del torneo local y luego en River Plate. Del equipo ‘millonario’ salió por primera vez al año siguiente, pasó por tres equipos del exterior para volver nuevamente en 1986 al conjunto de Núñez y esta vez para estampar su nombre con letras doradas en la historia grande del club. En ese año Alzamendi formó dupla con el delantero argentino Juan Gilberto Funes, de gran recuerdo en Colombia, siendo una de las más goleadoras en el fútbol sudamericano del momento. También compartía equipo con muchas otras figuras como Norberto Alonso, Óscar Ruggeri, Nery Pumpido, Américo Rubén Gallego, entre otros, con los cuales conquistó todos los títulos a los que un equipo aspira. 

Después de ganar la primera Copa Libertadores de la historia para River Plate, Alzamendi convertiría el que puede ser – junto con el de Juan Fernando Quintero a Boca Juniors en Madrid hace un año– el gol más importante en la historia del club. Fue en la Copa Intercontinental de 1986 ante Steaua de Bucarest de Rumania, que significó el único título mundial para River hasta el momento. Beto Alonso cobró una falta a riesgo y mientras los defensores del equipo rumano se quedaron quietos por la rapidez del movimiento, Alzamendi aprovechó el pase al vacío para rematar ante el arquero, quien tapó el primer tiro pero dejó un rebote que fue aprovechado de cabeza por el uruguayo, marcando así el único gol del compromiso.

Le puede interesar: “Cristiano estando al 99%, no jugará contra el Atalanta”: Maurizio Sarri

Lo que no pensó desde pequeño Alzamendi fue todo lo que iba a lograr. En el 86 también fue elegido el mejor jugador del continente y al año siguiente se coronó campeón de la Copa América con su selección anotando un gol en la semifinal. Tal vez fue casualidad o tal vez su legado dentro de River fue tan grande que en las cuatro Copas Libertadores que tiene el equipo en su palmarés ha contado con jugadores uruguayos en el plantel. Desde Alzamendi hasta De la Cruz. Pasando por Francescoli, Carlos Sánchez, Rodrigo Mora, Camilo Mayada, etc. Fútbol, Uruguay y River Plate es un triángulo exitoso imposible de ignorar y hoy a escasas horas de disputar una nueva final continental, se espera que esta mágica pócima sea la fórmula para la consecución de un nuevo título de Copa Libertadores de América.

Inevitablemente que, al recordar su gol ante el Esteaua de Bucarest, se emociona al desear que River pueda estar cerca de repetir un título continental y, por qué no, mundial.

Sí, me alegro por la gente de River que verdaderamente en todos estos años ha estado siempre en el primer lugar y ni hablar uno al haber jugado en un equipo tan grande y tener un sentimiento personal. Siempre es bueno que se logre el título, no la Intercontinental, esa la dejamos para otro año así sigo yo primero.

Pero antes de soñar con lo más grande está Flamengo que viene en un rendimiento bastante alto ¿Es el rival más difícil por vencer en la era Gallardo?

Yo creo que todos son difíciles, el tema es que Flamengo tiene un nivel de figuras muy alto, diferente para mí a River. Yo creo que a River lo que indudablemente lo está haciendo muy bueno es el entendimiento que hay en el equipo. No hay figuras descomunales, como tiene Flamengo, que es un equipo rápido, veloz, complicado. En cambio, en River yo creo que hay algo muy importante, que existe en aquellos equipos que ganan todo o que vienen ganando o asegurándose el resultado, y es la confianza que hay en el rendimiento general del equipo. Yo creo que River está en condiciones de hacerle un buen partido a Flamengo, sabiendo que es un equipo duro.

¿El plantel actual de Flamengo es superior al de River individualmente hablando? ¿Qué tanto puede pesar esto en un partido definitorio?

Es que cuando vos tenés jugadores que individualmente te pueden liquidar un partido, no es lo mismo lo que tiene que generar todo el equipo. A pesar de que River tiene al chico colombiano Borré que es un jugadorazo con mucho futuro, que quizás donde aprenda un poquito más en la definición yo creo que va a ser llamado grande, sin ninguna duda. Está Quintero también y en general River tiene gente joven. Vuelvo a decirte lo mismo que dije al principio, River trabaja a través del equipo en general y Flamengo tiene un sistema muy bueno que juega muy bien, pero también tiene esa parte en la que cualquier jugador te puede definir un partido.

Pasan las temporadas, los jugadores y este River siempre se reinventa ¿Cuál es la principal virtud de Gallardo para que esto suceda?

Primero es muy buen técnico, es un gran entrenador y segundo, que conoce muy bien el corazón de River. Conoce muy bien el grupo y él tocando piezas lo va acomodando de acuerdo con lo que él precisa. Como te dije nuevamente al principio, tiene un dialogo muy, muy bueno con sus jugadores y lo entienden al 100 por ciento y eso indudablemente lo hace único, muy fuerte.

¿Por qué River, de ser un equipo arrasador en América, le cuesta a veces en Argentina?

Yo creo que la semifinal de Copa Argentina ante Estudiantes de Caseros la ganó, no voy a decir que caminando, pero no se forzó a lo que verdaderamente es River, sino, la diferencia hubiese sido más grande, no tengo duda. Y después el campeonato local es muy difícil. En Argentina hoy por hoy hay muchos equipos que están bien y cuesta. La prueba está que ahora a Boca le está costando. El otro día Lanús quedó eliminado con un equipo de Córdoba. Pasa que son equipos fuertes en el campeonato local y también la continuidad de partidos y de campeonatos hace que en algún momento el jugador, que no es un robot que le cambias una pieza y siguió funcionando igual, se canse. El estado físico es importante, por más que vos lo tengas perfecto, hay un momento en que el cuerpo siente mucho.

¿Le preocupa un poco la gran racha positiva de Flamengo respecto al nivel intermitente que tiene River?

Yo te digo que un campeonato es diferente al otro. Yo creo que River tiene puesta la cabeza en la Copa, no tengo dudas. Está en esta final y sería un boom impresionante que la ganara ¿No? Creo que en este momento va a ser campeón de América nuevamente.

Usted acaba de referirse a la mente. Es cierto que la gran virtud de este River es la fortaleza mental, el nunca darse por vencido aún en situaciones de adversidad, pero ¿hasta qué punto eso será determinante ante un adversario que es muy fuerte en el juego?

Claro, los dos equipos se defienden con la pelota y creo que en ese sentido hay que ver quien la maneje mejor o quien maneje mejor el mediocampo en ese partido. Creo que va a ser un partido lindo. Los dos proponen, los dos quieren, los dos se defienden, como te dije, con el balón. Tienen muy buenas propuestas por afuera y por dentro. Flamengo tiene dos delanteros espectaculares que son definidores netos. Está el uruguayo De Arrascaeta, que viene jugando muy bien, y después, bueno, tiene jugadores de mucha experiencia atrás y eso indudablemente lo hace en los papeles un equipo más maduro en cuanto al tema de jugadores y fortaleza, pero River tiene su cosa.

Es un equipo que juega muy bien por los laterales. Que maneja muy bien el balón y llega con mucha gente arriba. Yo creo que hay que ver cómo responde Flamengo con un gol en contra ¿No? Porque puede pasar eso, vamos a ver. Muchos equipos brasileros juegan de una manera y les hacen un gol y siguen igual y a veces les cuesta reaccionar. Creo que en eso nosotros, los sudamericanos, sin despreciar a los otros, tenemos una rebeldía totalmente diferente.

(Su majestad Roger Federer juega este viernes en Bogotá)

¿Qué virtud tiene River que podría ser el diferencial ante Flamengo?

Yo creo que el poderío ofensivo que tiene y lo muy bien que maneja el balón por abajo. Tiene un sistema de juego en triangulación importantísima, con laterales que suben muy bien y es letal. Quizá le está faltando definir. No es lo mismo cuando están (Ignacio) Scocco o (Lucas) Pratto, que son jugadores con más experiencia y te pueden liquidar un partido en cualquier momento. Estos chicos son jugadores muy buenos, pero como te dije al principio, en el tema de fricción, River está fallando un poquito ahora.

Usted acaba de mencioar a Scocco y a Pratto que son jugadores que perdieron de un momento a otro la titularidad, pero que serían indiscutiblemente titulares en otro equipo ¿El equipo titular que tiene River ahora mismo es ideal o usted haría algunos cambios?

¡No! Yo sería un atrevido si me pusiera a opinar sobre eso. Creo que Gallardo los conoce muy bien y si los pone por algo será. Hay que estar dentro del club. Uno ahí afuera puede decir cualquier cosa. A mí, por ejemplo, me gusta Scocco, con el chico colombiano (Borré) me encantaría. Me gusta Suarez también, pero creo que con el colombiano por afuera y Scocco en el medio, que es más vivo, más rápido y muy buen definidor, podría ser una variante, pero eso lo maneja Gallardo muy bien.

¿Qué le parece una final única en la Copa Libertadores?

Creo que esa es la diferencia que puede existir en este partido, que es una sola vez, aunque a mí no me gusta, siempre me gustó que sea una casa y otro afuera y después también que la final la otra vez se la sacaron para para Europa, ahora la llevan para Lima, que no tiene nada que ver. Yo adoro Lima y adoro a los peruanos, pero le quitan la satisfacción al hincha, a ese que va todo el año a disfrutar de su equipo y te la sacan para otro lado. No todos pueden hacer un viaje de esa manera. Entonces, obviamente, lo que realmente me duele, es que todo lo hacen (Conmebol) por dinero, lamentablemente se olvidan de la gente que es lo más importante.

¿Qué se imagina de un River sin Gallardo? ¿Cree que falta mucho tiempo para que esto pase?

No sé, se habla del Barcelona. Yo creo que si gana la Copa no le queda más por hacer a Gallardo, me parece, depende de él, eso lo va a decidir él. Está muy cómodo con el club, indudablemente va a seguir siendo el técnico del momento y bueno, mañana será otro. El fútbol tiene esas cosas. Hoy será Gallardo, antes era el Bambino (Héctor Veira). Antes fue la era Labruna. También Ramón Díaz. River es un equipo que tiene que estar siempre en los primeros lugares.

¿El Mundial de Clubes es una cuenta pendiente para Gallardo?

Es la meta a igualar porque justamente es esta la diferencia. Siempre preguntan que cuál River era mejor, si el nuestro o el de ahora. Y yo digo que los tiempos son totalmente diferentes, nosotros éramos un gran equipo, fue nuestra época y hoy es la época de Gallardo y el fútbol es así. Las comparaciones en lo personal a mí no me gustan nada. Nosotros fuimos un equipo ganador en todo y a este River le falta indudablemente la Copa del Mundo que sería la frutilla del postre.

¿Cuál es el techo de este equipo?

El techo indudablemente te lo dan los resultados. Hoy por hoy está en la final de América y está para seguir. Eso se va a ver después en el partido. Yo creo que hay un 50 por ciento para cada uno, con diferente características. Te vuelvo a decir que la igualdad es muy parecida. Hay que ver cómo responde Flamengo con un gol en contra. River no va a cambiar su forma de juego y Flamengo tampoco.

Gallardo en una palabra

¿En una palabra? ¡No! Te la voy a decir tres, hoy por hoy uno de los mejores entrenadores del mundo.

892371

2019-11-22T11:46:42-05:00

article

2019-11-22T12:17:56-05:00

fraymond_262360

none

Santiago Clavijo Merino - @santiagocm96

Fútbol Internacional

Antonio Alzamendi: “Cuando Borré aprenda a definir mejor, estará llamado a ser grande”

92

13092

13184