“Encontramos a tiempo una manera de jugar”: Ricardo Gareca

El entrenador que regresó a Perú a la máxima cita del fútbol habló sobre Messi, Paolo Guerrero y los hechos que le posibilitaron lograr la gesta.

Ricardo Gareca, durante el partido ante Nueva Zelanda que le dio a Perú la clasificación a la Copa del Mundo Rusia 2018.EFE

En Perú es amado. Idolatrado. Lo merece. La selección de ese país volverá a jugar un Mundial tras 36 años de padecimiento. Uno de los artífices, Ricardo Gareca, que con su buen trabajo en la dirección técnica puso a celebrar a la nación inca. El entrenador argentino fue entrevistado por Clarín y reveló algunas de las cosas que hizo para conseguir la gesta. (Perú, con el sello de Ricardo Gareca)

“Encontramos a tiempo una manera de jugar. Tuvimos la suerte de la Copa América del Centenario, que nos dio la posibilidad de trabajar con continuidad y conocer más a los jugadores, algo que en las Eliminatorias no se da. Pasamos por momentos complicados y con dudas, fue fundamental el respaldo del presidente de la Federación y de Oblitas. Nos dieron la tranquilidad y, si bien quedamos quintos en la tabla, no perdimos ningún partido”, dijo el exjugador de América de Cali.

Gareca también contó cómo se dio su llegada al cargo de seleccionador de Perú: “Fue algo histórico clasificar a un Mundial después de 36 años, pero Perú tiene un estilo definido y muchísima historia futbolística. Les cuento algo: cuando me ofrecieron dirigir Perú, tenía dudas. Venía de decirle no a Costa Rica, a pesar de que la vi en el Mundial y me gustó mucho; sin embargo desconocía Centroamérica. El desafío de Perú me gustó más porque conocía su fútbol. Quien terminó de convencerme fue Cacho Córdoba, ex compañero mío en Boca y gran amigo. Me dijo: ‘Es la selección ideal para vos, porque el jugador peruano técnicamente es bueno y esa es tu debilidad’”.

Extécnico de Vélez Sarsfield, Palmeiras, América y Santa Fe, Ricardo porta en su mano una pulsera que dice “todos somos Perú”. Se la entregó un hincha para que le diera suerte y al parecer le funcionó. Aunque no solo por suerte clasificó a Rusia 2018.  Las actuaciones del atacante Paolo Guerrero fueron claves. Dio positivo en dopaje. Su entrenador confía en que no consumió algo prohibido por voluntad propia y en que le van a reducir la sanción.

“Me llamó Néstor Bonillo, el preparador físico, para decirme que venía a mi departamento porque me tenía que dar una noticia. Me pareció raro, porque me dice las cosas enseguida. Esa noche no pude dormir. Al día siguiente me di cuenta de que si no cambiaba el chip rápidamente no nos íbamos a clasificar. Tenía que reaccionar ante esa adversidad y pronto. Creo que la sanción se va a reducir y no dudo que Paolo no consumió nada prohibido. No tiene antecedentes y hace varios años que está jugando en Brasil, con tres partidos por semana y nunca dio indicios de nada”, referenció Gareca sobre la forma cómo se enteró del positivo de Guerrero.

El hombre que se desempeñaba como delantero y anotó el gol que le dio a Argentina la clasificación al Mundial de México 1986 finalizó refiriéndose a su compatriota Lionel Andrés Messi: “Como espectador lo disfrutó mucho a Messi, pero cuando te sentás en el banco del equipo de enfrente pasás a sufrirlo. En el partido en cancha de Boca lo tomamos con marca escalonada y tuvimos una liga bárbara. No tenés que estar atento solamente a lo que hace Messi, sino a todo su campo de acción. Es capaz de dejar sólo a un compañero para que defina, no es sólo estar atento a él”.