Glifosato: el primer caso por muerte que admite la CIDH

hace 3 horas

Familia del piloto que trasladaba a Emiliano Sala reúne fondos para buscar su cuerpo

La semana pasada hallaron a Emiliano Sala junto con restos de la avioneta en el fondo del Canal de la Mancha. David Ibbotson aún sigue desaparecido.

David Ibbotson, piloto a cargo de la avioneta que trasladaba a Emiliano Sala.

Después de muchos ires y venires en el caso de la desaparición de la avioneta que trasportaba al futbolista Emiliano Sala, el cuerpo del argentino fue encontrado en el fondo del Canal de la Mancha. Una nota triste para la familia del jugador, que el pasado 21 de enero se trasladaba de Nantes a Cardiff para jugar en el equipo de esa ciudad británica. Pero ¿Qué pasó con el piloto David Ibbotson?

Sigue desaparecido. La semana pasada hallaron partes de la avioneta en el fondo del Canal de la Mancha junto con el cuerpo de Sala, después se canceló la búsqueda. Las condiciones en el lugar no son las mejores. Sin embargo, la familia de Ibbotson, que no había salido a la luz pública desde la desaparición de la aeronave, apareció para pedir que continuaran buscando. “No podemos dejarlo ahí. Haremos todo lo posible", dijo Nora Ibbotson, esposa del piloto.

Para que esto se lleve a cabo, los seres queridos de David iniciaron una campaña de financiamiento colectivo a través de una página web, similar a la utilizaron la familia y conocidos de Emiliano Sala. Hasta el momento han recaudado más de 180 mil dólares. Han sido apoyados por figuras de renombres como ex futbolista Gary Lineker y el astro francés Kylian Mbappé, entre otros.

"Saber que la búsqueda fue interrumpida a corto plazo solo hace más difícil este periodo trágico", escribió la familia del piloto en la web de micromecenazgo Gofundme. "Contamos con la simpatía de la gente de corazón para ayudarnos a reunir los fondos que tanto necesitamos para encontrar a nuestro padre, marido e hijo querido", añade. "Ayuden a David Ibbotson a volver a su casa y lograr el adiós que merece".

En diálogo con el programa de televisión "Good Morning Britain", Nora Ibbotson resaltó que el planteamiento de ellos es realizar una búsqueda privada con un submarino a control remoto para volver a registrar los restos del avión, que está hundido a 63 metros de profundidad. En caso de que el dispositivo registre la presencia de un cuerpo, sacarlo de allí tendría un costo de unos 380 mil dólares.

“Queremos que bajen y miren bien por última vez”, afirmó la esposa de David Ibbotson. “Sé que las condiciones no son las mejores y que es un mar peligroso, pero queremos saber que lo intentaron por última vez. Encontrarlo nos volvería a unir como familia, podríamos ir a visitarlo y saber que está ahí”, añadió Nora, quien también defendió a David de los rumores que decían que estaba algo "oxidado" en el manejo de aviones y que él mismo se lo había confesado a un amigo a través de un mensaje de texto. “Era un aviador experimentado”, dijo.

Así mismo, aclaró que Ibbotson tenía una licencia privada y que estaba autorizado para llevar pasajeros. Nora también precisó que, hasta el momento, no han tenido contacto con la familia de Emiliano Sala, pero sabe por lo que están pasando. “No hemos tratado de comunicarnos porque sabemos que están de duelo como nosotros”, resaltó. “Estamos rezando por él. Como madre, no puedo imaginar el dolor que deben estar sintiendo. Les envío mis más profundas condolencias”.

La aeronave en la que viajaban Sala e Ibbotson perdió contacto con el radar cerca de la isla de Guernsey. Pidió permiso para aterrizar de emergencia cuando estaba ubicado a 2.300 pies, pero desde entonces no emitió más mensajes. La avioneta se declaró desaparecida y se comenzó un procedimiento de búsqueda.