Frank Fabra tendría que declarar en el caso Cardona-Barrios

El lateral fue vinculado junto al arquero sub 20, Manuel Roffo. Ambos serían testigos por el hecho ocurrido el fin de semana en Puerto Madero.

Frank Fabra, lateral de Boca Juniors. AFP

El martes se sacudió el mundo de Boca Juniors por la denuncia por violencia de género contra los colombianos Edwin Cardona y Wilmar Barrios. Fue una acusación que golpeó fuerte las bases del club y a los jugadores, que fueron citados a declarar ante la Justicia por lo que no estarán en el encuentro de este miércoles en la noche frente a Aldosivi. Además, en las últimas horas fueron vinculados Frank Fabra y el arquero sub 20 Manuel Roffo.

Estos dos jugadores no figuran entre los acusados, pero sí tendrían que presentarse -de ser necesario- para declarar en calidad de testigos por lo ocurrido en Puerto Madero. Sin embargo, ambos jugadores niegan lo ocurrido. Afirman que su presencia en el lugar fue porque estaban cortándose el cabello con un peluquero de confianza, quien estaba acompañado por dos bailarinas.

Según versiones reproducidas por diferentes medios, los jugadores estaban pasados de tragos y acompañados por amigos y, además, agredieron física y verbalmente a las jóvenes. "Hubo alcohol, agresión física y verbal, y una amenaza con un cuchillo dentro de un ascensor, además de privación ilegal de la libertad", dijo el abogado de las demandantes, Juan Cerolini, al canal C5N.

La reacción de ambos jugadores fue negar de plano las acusaciones. “Es una extorsión. Mis clientes no participaron de ningún hecho de esas características”, afirmó el abogado de ambos, Miguel Pierri. “Aprendí que tienes que estar tranquilo, esperar las pruebas. Es un tema que vamos a seguir muy atentamente”, añadió.

“En mi vida vi a esas señoritas. Es una falta de respeto, tengo una familia”, dijo Cardona a TyC Sports. Barrios se sumó a su compañero en la desmentida al afirmar que todo lo que dicen es mentira, puede que sea una extorsión para reclamarles dinero. Por el contrario, Cerolini dijo que en el apartamento hubo temor, llantos, gritos y violencia física. Según la versión de Pierri, los jugadores habían concurrido al apartamento donde trabaja un peluquero de su confianza. “Hay por lo menos nueve testigos de lo que realmente pasó”, dijo Pierri.

“Al cuerpo técnico (que lidera Guillermo Barros Schelotto) le dije que siga trabajando, que siga focalizado en los objetivos que tenemos por delante. Ahí tienen que estar puestas las energías”, precisó Angelici.

Por su parte, Pierri, dijo que "nada tienen que ver" sus clientes con una grabación de audio casera que circula en las redes sociales y portales web con las voces de las mujeres y, presuntamente, de los jugadores involucrados. “Mis clientes están a disposición de la justicia”, dijo Pierri.

Ninguna de las mujeres afectadas - cuyos nombres o datos personales no trascendieron- se manifestó. Sí aparecieron en las redes sociales fotos de pierna y brazo de una joven con moretones y heridas. “Hay audios, fotos y videos que pueden ser aportadas como pruebas de la situación que vivieron mis defendidas”, finalizó Cerolini sin mayores precisiones.