La edición especial de El Espectador por la clasificación de Colombia a Rusia 2018

Este diario realizó un análisis de los temas más importantes que rodearon la gesta del combinado nacional, que por sexta vez estará en la máxima cita del fútbol.

El plantel de la selección colombiana ora tras conseguir este martes en Lima la clasificación al Mundial de Rusia 2018.AFP

En Colombia la pelota rueda y desata innumerables emociones. Los corazones empiezan a latir más fuerte por cuenta del deporte más popular del mundo y que también lo es en el país. El fútbol aquí paraliza las actividades cotidianas; más aún, cuando se trata de la selección. Esa que nos ha generado lágrimas, pero también inmensas sonrisas y abrazos. La que consiguió, por sexta vez en la historia, la clasificación a la Copa del Mundo Rusia 2018. (Dramática clasificación de Colombia a Rusia 2018)

Con motivo de la gesta conseguida por los dirigidos por José Néstor Pékerman, El Espectador realizó una edición especial en la que reunió los temas más importantes que la rodean. El trabajo del técnico argentino, quien por segunda vez consecutiva llevó a Colombia a la máxima cita del balón, es analizado con detenimiento haciendo un repaso por el trasegar de su combinado en lo que fue una de las eliminatorias más parejas que se hayan visto. (Así fue la clasificación de Colombia al Mundial de Rusia 2018. Pékerman otra vez cumplió)

Lo que sucedió en otras canchas durante la última fecha de la clasificatoria suramericana, también fue plasmado en las páginas del diario con mayor historia del país, así como los partidos históricos que le han dado a la selección colombiana los diferentes tiquetes a los Mundiales Chile 1962, Italia 1990, Estados Unidos 1994, Francia 1998, el inolvidable Brasil 2014 y el ahora vigente a Rusia 2018. (Los partidos que le dieron a Colombia la clasificación a un Mundial)

No podía faltar un espacio para el hombre que fue protagonista en aquella remontada (3-3) contra Chile en la eliminatoria anterior, que derivó en la clasificación a la Copa del Mundo y quien se la perdió por una grave lesión: Radamel Falcao García. “El Tigre”, que ruge con fuerza en la liga de Francia, volvió a rescatar puntos para Colombia y sueña con jugar su Mundial, el que merece luego de “dos años horribles”. (Falcao, cesó la horrible noche)

La actual generación de futbolistas colombianos nos ha llevado a dos Mundiales. La anterior que brilló fue la de la década del 90. Con las gambetas de Asprilla, las recuperaciones de Leonel, la potencia de Rincón, la inteligencia de Maturana y “Bolillo”, entre otros factores, le dieron a Colombia reconocimiento internacional. Eso, sumado a la capitanía de Carlos Alberto Valderrama, dueño de la camiseta ‘10’ de aquella selección. Ese dorsal ahora es de James David Rodríguez, el zurdo que este martes ante Perú volvió a desatar un grito de gol que ojalá se multiplique en Rusia 2018, evento cuyos sentimientos plasmará El Espectador en sus páginas. (De la mano del "Pibe" y James, dos generaciones unidas por la gloria de los Mundiales)