¿Aislamiento inteligente o prolongar la cuarentena?: Iván Duque responde

hace 1 día
El conjunto de Ibagué visita este miércoles al Internacional de Brasil (7:30 p.m., Fox Sports)

Róger Rojas, el hondureño que quiere triunfar en Deportes Tolima

Campeón ocho veces con Olimpia de su país, club que ama y del cual es el tercer máximo goleador histórico, el delantero llegó este año al equipo pijao, que busca meterse en la fase de grupos de la Copa Libertadores.

Róger Rojas, de 29 años, ha jugado 32 partidos con la selección absoluta de Honduras. / @cdtolima

Solo hay una razón por la que Róger Rojas considera que su infancia fue feliz en un barrio pobre de Tegucigalpa, capital de Honduras: “Enfrente de mi casa tenía una cancha de fútbol, ¿qué más podía pedir?”. Ahí nació el amor por la pelota, “el único juguete de mi vida”. Sin embargo, ese sagrado objeto no lo podía utilizar las veces que quería, pues su mamá le restringía constantemente las salidas al campo rústico donde los niños se olvidaban de las carencias que padecían. 

(Juan Manuel Cuesta: la disciplina como bandera)

“Ella decía que me ensuciaba mucho la ropa, pero no me podía quedar sin patear algo. Me quedaba en casa, me ponía las camisetas deportivas de mi papá y utilizaba un peluche de balón, mientras me imaginaba que metía goles con Real Madrid, Manchester United o Juventus”, relata Róger, un hombre que siempre fue hincha del Club Deportivo Olimpia, equipo al que llevó sus goles.

Logró ingresar a las categorías menores de su amada escuadra y con 18 años debutó como profesional en un partido de la Liga de Campeones de la Concacaf. “Tenía muchos nervios, pero triunfó el sentimiento de alegría por hacer realidad el deseo de mis padres”. En la siguiente temporada consiguió su primer título de primera división con Olimpia. En total ganaría ocho con el equipo del que es el tercer máximo anotador en su historia.

El West Ham de Inglaterra se fijó en el gran promedio del goleador, pero el anhelado fichaje no tuvo buen término. “El agente que me hizo viajar hasta allá me describió una situación diferente a la que me encontré. Fue algo muy difícil para mí, porque fui engañado. Es algo que no me gusta recordar, pero ya lo superé y aprendí”, afirma el delantero hondureño, quien terminó jugando en el balompié de Arabia Saudita.

Lea también: Huracán, un club con equipos para el recuerdo

Aunque en principio existió el miedo habitual a residir en una cultura diferente, Rojas se adaptó y no dejó de buscar nuevos éxitos. “En ese país nos trataron muy bien a mi esposa y a mí. Nos acomodamos a sus costumbres y reglas, y fue una experiencia extraordinaria”. Y nuevas experiencias llegaron para él. Se fue a México, Costa Rica y Azerbaiyán, antes de ser contactado por el Deportes Tolima.

“Estando en el Sabah FK me preguntaron si quería jugar con el Tolima. El profesor Hernán Torres me llamó e indagó por mi situación. Le dije que sí me gustaría, hablé con el club de Azerbaiyán y gracias a Dios ellos entendieron el deseo de irme”, explica el atacatnte hondureño que, efectivamente, ha sido utilizado por el entrenador pijao como titular y que se ha sentido a gusto en el fútbol colombiano.

Él considera que la organización de la Liga de nuestro país “es de primer nivel. Es un fútbol muy técnico y rápido. Ustedes son privilegiados de contar con estadios y canchas buenas. Eso hace que el juego sea más vistoso. Nos ganan en eso, pero el jugador hondureño es parecido al colombiano: técnico y fuerte”. Y sobre lo que le pide Hernán Torres agrega: “Mucha movilidad, que haga buenos desmarques para darles opciones de pase a mis compañeros y que aguante el balón arriba para darle descanso al equipo”.

Jugador de la selección sub-17 de Honduras en el Mundial de Corea del Sur 2007 y de la sub-20 en Egipto 2009, Róger Rojas ha sido 32 veces internacional con el combinado mayor de su país. La camiseta con la “H” azul en el pecho es la que más lo emociona. Pensando en ella es que busca rendir con excelencia en el verde césped y volverse ídolto para la afición de Ibagué, que este miércoles desea festejar la clasificación a la fase de grupos de la Copa Libertadores. 

(Carlos Gutiérrez, el psicólogo colombiano del “Rey de Copas”)

“Mi máximo sueño en el fútbol es poder jugar el Mundial de Catar 2022”, manifiesta el futbolista centroamericano, que en el estadio Beira Río de Porto Alegre será uno de los guerreros de un Deportes Tolima que empató sin goles en el encuentro de ida y que de ganar la serie contra el conjunto brasileño clasificará a la fase de grupos del torneo de clubes más importante del continente. Formaría parte de la Grupo E, junto a América de Cali, Gremio y Universidad Católica.

Camino al estadio del Internacional de Porto Alegre, Róger Fabricio Rojas Lazo escuchará su música favorita, la romántica, y pensará en sus seres amados: su esposa y su hijo. A ellos, con quienes es feliz visitando el mar y caminando montañas, les dedica sus victorias. Junto a su familia espera celebrar triunfos venideros disfrutando de fríjoles fritos con tortillas, su comida favorita. Las ilusiones no abandonan al hondureño, en quien confía Hernán Torres.

@SebasArenas10 ([email protected])

906303

2020-02-25T22:00:00-05:00

article

2020-02-25T22:00:01-05:00

[email protected]

none

Sebastián Arenas - @SebasArenas10

Fútbol Internacional

Róger Rojas, el hondureño que quiere triunfar en Deportes Tolima

66

5595

5661