Tras la goleada frente a River, Jorge Wilstermann se defiende de rumores de amaño

El equipo boliviano sacó un comunicado en el que desmienten los comentarios sobre el posible arreglo del encuentro por cuartos de final de la Copa Libertadores

Edward Zenteno, defensor del Jorge Wilstermann, lamenta uno de los goles de River Plate.AFP

Después de los gozosos vienen los dolorosos. Eso fue lo que tuvo que vivir Jorge Wilstermann en los cuartos de final de la Copa Libertadores. Después de derrotar en el estadio Félix Capriles en el partido de ida 3-0 a River Plate, la escuadra boliviana salió por la puerta de atrás del Monumental de Núñez. Unos cabizbajos y otros con la cabeza cubierta con la camiseta. No pudieron evitar que los argentinos le dieran vuelta al marcador. Salieron mal parados, regalando espacios y terminaron perdiendo 8-0. Una paliza para el recuerdo.

El resultado además de significar la eliminación del conjunto boliviano de la Copa Libertadores hizo correr rumores sobre un supuesto amaño de partido. Sin embargo, la dirigencia del club boliviano tuvo que salir a desmentir oficialmente ese rumor. “En las últimas horas surgió una calumnia sin fundamento que acusa a nuestra institución de haber arreglado el partido frente a River Plate con la Conmebol, señalando nombres y cifras que rayan al borde de lo absurdo”, expresa el comunicado de la Comisión Directiva de Wilstermann, que además lamenta que duden “del accionar honesto y del prestigio de la institución y del ente rector del fútbol sudamericano”.

El viernes, un día después de la aplastante victoria del equipo millonario, se compartió por redes sociales que el club de Cochabamba había aceptado perder el partido y la serie ante el club argentino a cambio de U$23 millones. Los argumentos que se utilizaban para dar sustento a la teoría eran una supuesta declaración del defensor brasileño Alex Silva, de mala actuación el jueves, quien habría dicho: “Si la gente supiera lo que sucedió en la Libertadores, quedaría enojada”. Además, de la exclusión de la alineación titular del delantero argentino Marcelo Bergese (ingresó a los 20 minutos del segundo tiempo, con el marcador 7 a 0), quien supuestamente no habría aceptado el pacto, justificada por lesiones inexistentes.

“El jugador Alex Silva no declaró ante ningún medio de comunicación al final del partido. El presidente del club, Grover Vargas, y el entrenador, Roberto Mosquera, jamás se reunieron con el presidente de la Conmebol, Alejandro Domínguez. Nuestro entrenador Roberto Mosquera jamás declaró que la suplencia de Marcelo Bergese se originó por problemas en la columna o estomacales”, esos fueron los puntos que aclaró la directiva del Jorge Wilstermann para terminar de una vez por todas con los rumores que existe sobre el encuentro.

La Comisión Directiva también solicitó “obrar con la verdad y no caer en inventos absurdos que difaman a nuestra institución y a la Conmebol”, pidió respeto “hacia nuestro club y a la inteligencia de nuestra gente” y mostró confianza en que la prensa no caerá “en la ingenuidad de creer en tanta ficción”.