Publicidad
29 Jun 2021 - 5:57 p. m.

Inglaterra le ganó el clásico a Alemania y está en los cuartos de la Eurocopa

En Wembley, los de Gareth Southgate demostraron que son uno de los máximos candidatos al título.
Fernando Camilo Garzón

Fernando Camilo Garzón

Periodista de Deportes
Harry Kane celebra el tanto que liquidó el encuentro.
Harry Kane celebra el tanto que liquidó el encuentro.
Foto: Agencia AFP

Inglaterra dio un golpe fuerte sobre la mesa y venció a Alemania por 2-0 con goles Raheem Sterling y Harry Kane. Los británicos avanzaron a los cuartos de final y, tras la eliminación de Francia el pasado lunes, se alzan como los máximos candidatos de la competición.

El partido había levantado altas expectativas. Sobre todo después de la rocambolesca jornada del pasado lunes en la que España superó a Croacia, en un partido con ocho goles, y en la que Suiza dio la sorpresa y eliminó por penaltis a Francia, la campeona del mundo, en un compromiso que tuvo seis anotaciones.

Lea: Un partidazo más en la Eurocopa: Suiza eliminó a Francia, el campeón del mundo

Sin embargo, el juego entre Inglaterra y Alemania fue diferente, sin muchos goles. Era previsible porque se trataba de un choque entre dos históricos, dos potencias que sabían que pasando de ronda pueden soñar con el título.

Por eso el juego fue cerrado, intenso y de dientes apretados. Sin muchas ocasiones de gol, pero con presión, con desgaste y con mucho juego interior.

En la previa del encuentro muchos se sorprendieron al ver que Gareth Southgate dejó en el banco Jack Grealish, Jadon Sancho, Phil Phoden y Mason Mount. Cuatro jugones, futbolistas desequilibrantes que pueden cambiar el curso de cualquier partido.

Más: España eliminó a Croacia de la Eurocopa en un partido inolvidable con ocho goles

El asunto fue que Southgate sabía qué necesitaba. En sus planes el entrenador no buscaba vértigo; quería intensidad y quería dominar la mitad de la cancha. Southgate persiguió con su estrategia equilibrio para contrarrestar la posesión alemana, las transiciones ofensivas del equipo de Joachim Löw, que en este encuentro dirigió su último partido como seleccionador nacional. El fin de una época.

Inglaterra jugó mejor, haciendo un balance general. En la primera parte dominó el ritmo e hizo jugar a los teutones a su manera. En la segunda parte, los ingleses apretaron y con la entrada de Grealish desataron el nudo para abrir el marcador.

Primero, anotó Sterling en el minuto 75 y después, sobre el final del partido, convirtió Harry Kane, el capitán del equipo.

No se pierda: Roberto Ovelar: “A los futbolistas nos prefieren callados”

El rival de Inglaterra en los cuartos de final saldrá del partido entre Ucrania y Suecia. Y si bien la Eurocopa ya demostró, en esta ronda, que no hay nada garantizado, y que los favoritos tienen tendencia a caer, el equipo británico puede ilusionarse con alcanzar el título.

Habrá que ver hasta dónde puede llegar la joven y promisoria generación del fútbol inglés.

Síguenos en Google Noticias