1 Sep 2021 - 1:12 p. m.

James Rodríguez habló de más y al final le tocó quedarse en Everton

El volante colombiano, que no ha podido debutar en Premier League por la COVID-19, no está en los planes de Rafael Benítez, nuevo entrenador de su equipo.
James Rodríguez durante la pretemporada con el equipo de Liverpool.
James Rodríguez durante la pretemporada con el equipo de Liverpool.

Ni AC Milan, ni Porto, ni Atlético de Madrid y tampoco Roma. James Rodríguez se quedará en Everton, a pesar de haber sonado por media Europa.

No se queda porque quiera. En varias ocasiones el colombiano manifestó, a través de su cuenta de Twitch, que deseaba salir del equipo de Liverpool. Su problema es que no pudo encontrar otro destino.

Mire: Todo el fútbol internacional en El Espectador

Es así. Jorge Mendes, representante del colombiano y uno de los mejores agentes del mundo, buscó por cielo y tierra un nuevo club que recibiera al volante, pero ninguno quiso hacer la operación con el club ingles y las informaciones desde Europa señalan que el problema estuvo en la imposibilidad de acordar una rebaja en el salario.

Así las cosas, James Rodríguez está frente a uno de los panoramas más complejos de su carrera. Fuera de la selección, por problemas que todavía no son del todo claros, y después de una temporada muy irregular en Everton, en la que mostró buen rendimiento pero se vio muy afectado por las lesiones, el exvolante de Real Madrid la tendrá muy complicada para ser titular este año en Inglaterra.

Mire: De leyenda: Carlos Daniel Serrano, oro y récord paralímpico en Tokio

Es de público conocimiento que a Rafael Benítez, técnico con el que el colombiano ya compartió en Real Madrid, no le gusta James Rodríguez. Lo dijo en su momento y ahora las cosas no parecen haber cambiado.

James lo sabía y por eso, desde que el entrenador español arribó a Liverpool, Rodríguez no paró de quejarse, ¡y lo hizo en público!

Ese fue su mayor problema, hablar de más. Dice el refrán: “el pez muere por su boca”. Y James, como le pasó con la selección en el último tiempo, no se contuvo en redes sociales para decir palabras que le podrían salir muy caras.

Hace pocas semanas, convencido de que encontraría equipo antes del final del mercado, Rodríguez, con total desidia, aseguró un viernes que no tenía ni idea del rival que Everton enfrentaría al sábado siguiente en su partido de Premier League.

En contexto: James Rodríguez en Twitch: “No sé ni con quién juega Everton este fin de semana”

Desinterés en su máxima expresión. Una frase fuera de lugar y poco profesional, muy en la tónica “rebelde” que el colombiano adoptó en los últimos meses.

Ahora, después de tanto hablar, el mercado de fichajes se cerró y James Rodríguez no encontró equipo. Le tocó quedarse en el Everton de Rafa Benítez y, al menos que haya un cambió de trama y de actitud, sus palabras podrían condenarlo a la banca.

También: Vídeo: Así ganó Carlos Serrano el histórico oro en los Paralímpicos de Tokio

¿Su salvación? Como siempre, el fútbol, su talento. Eso o esperar al mercado de invierno a ver si puede encontrar otro equipo que quiera recibirlo.

Comparte: