Júnior, obligado a demostrar su mejor fútbol para ser bicampeón de la Copa Colombia

Los de Barranquilla esperan salvar el semestre con el único título que les queda por disputar después de ser eliminados de la Sudamericana y la Liga Águila, en frente estará el campeón de América: Atlético Nacional.

Atlético Júnior llega este domingo al Atanasio Giradot a disputar su segunda final del año, esto para cualquier equipo es sinónimo de un buen presente deportivo, pero para los de Barranquilla no. Justamente, ante Atlético Nacional buscaran salvar el semestre. Pues desde que en julio pasado el entrenador Alexis Mendoza dejó su cargo, el rendimiento del equipo cayó considerablemente. (Lea también: Vladimir Hérnandez jugará con el Santos de Brasil)

Mendoza llegó al banco ‘tiburón’ para el apertura del 2015. Conformó un plantel competitivo y el Júnior en cada torneo que jugó fue protagonista. Paradójicamente, exactamente hace un año, los de Barranquilla se encontraban ad portas de jugar la misma final por Copa, pero, también tenían la cabeza puesta en los cuadrangulares de la Liga. Esos, a los que en este semestre le dijeron adiós hace ya varios días cuando resignaron todo tipo de chances de clasificar.

Y es que la salida del hoy entrenador del equipo ecuatoriano, Independiente del Valle, se dio en el mejor momento del Júnior. Invicto en el Metropolitano tras 21 partidos, el técnico tuvo problemas con la dirigencia por los refuerzos del presente torneo, y tras tres finales y un título, ésta decidió rescindir de los servicios del barranquillero.

A la institución arribó el naciente entrenador, Giovanni Hernández. Ídolo como jugador en el Júnior, venía realizando sus primeros pinos desde la raya. Debutó con Uniautónoma el año pasado. En marzo de 2016 llegó al Real Cartagena con la ilusión del ascenso, y tras cosechar buenos resultados, se le abrieron las puertas en un grande.

El reto no sería nada fácil. Júnior venia de ser subcampeón en la Liga Águila-I, debía afrontar la Copa Sudamericana y las fases finales de la Copa Colombia. En el torneo internacional eliminó a Deportivo Lara de Venezuela, Bloomiing de Bolivia y Montevideo Wanderers, hasta que en los cuartos cayeron con los brasileros de Chapecoense.

Fue un papel destacado si se tiene en cuenta que en el torneo local las cosas eran diferentes. En total fueron seis partidos sin conocer la victoria. Ya no quedaba nada por hacer, Júnior quedaba eliminado de los cuartos de final. El fútbol no aparecía y los de Barranquilla profundizaban más su problema de juego. Hernández se mantuvo en su puesto pero muy seguramente su futuro se defina en el desempeño que muestre el equipo en esta final.

Final a la que llegó luego de superar su grupo y vencer en las fases al Deportivo Pasto, Independiente Medellín y Deportes Tolima. En frente, tendrá nada más y nada menos que a Atlético Nacional, el actual campeón de América que quiere seguir continuar con su hegemonía. Júnior cerrará en casa el próximo 17 de noviembre.

Júnior está a obligado a mostros el fútbol que no apareció durante toda la Liga. Cerrar el año con un título le hará pasar el trago amargo de la no clasificación a los cuartos. Cuenta con la ventaja de disputar el partido de vuelta en su casa, así que con un buen resultado en el Atanasio Girardot el bicampeonato podría estar cada vez más cerca.