La discusión entre Maradona y Verón en el Partido por la Paz

Al final del primer tiempo, en el juego celebrado en Roma, Italia, y promovido por la el papa Francisco, los exfutbolistas argentinos se reprocharon episodios anteriores.

Juan Sebastián Verón y Diego Armando Maradona en el Partido por la Paz, este miércoles en Roma. / AFP

El argentino Diego Armando Maradona, los brasileños Ronaldinho y Cafú, el español Manuel Sanchís y Juan Sebastián Verón son solo algunas de las glorias del fútbol mundial que se exhibieron este miércoles en Roma, en el Partido por la Paz, promovido por el papa Francisco.

El evento, realizado en colaboración con varias fundaciones benéficas, tuvo el objetivo de recaudar fondos para ayudar a los niños necesitados de Argentina y de la República Democrática del Congo, además de las víctimas del terremoto que sacudió el centro de Italia el pasado agosto. (Lea también: "Guardiola me dijo que le encantaría dirigir a la selección de Argentina": Sergio Agüero)

Además de las citadas leyendas de este deporte, también participaron el francés Eric Abidal el portugués Rui Costa o el exjugador francés del Sevilla Frederic Kanouté, entre otros. (También le puede interesar: Cuando Guardiola visitó a Bielsa)

Sin embargo, el partido de este miércoles reunió a los ídolos de varias generaciones de aficionados al fútbol, ya que también jugaron futbolistas en activo como Francesco Totti, el español Bojan Krkic, los argentinos Diego Perotti o Nicolás Burdisso.

"El fútbol es uno de los deportes más importantes del mundo y tenemos que utilizarlo para partidos como este, es importante acercarnos a los niños y enviar mensajes de paz", afirmó Perotti al llegar al estadio Olímpico.

Maradona y Totti jugaron en el mismo equipo y se enfrentaron a otra pareja de delanteros de lujo, formada por Ronaldinho y Kanouté.

El ex '10' de la selección Argentina, que discutió con Verón, al concluir la primera mitad, camino del vestuario, disputó los 90 minutos del partido y recibió constantemente los cánticos de admiración de los más de 20.000 espectadores que acudieron al estadio de la capital italiana.

Diego, quien portó la camiseta 10, corría con la pelota por el costado derecho al final del primer tiempo, se encontró con Verón y tropezó. Se levantó con una sonrisa en el rostro e intentó darle la mano al actual presidente de Estudiantes de La Plata, que lo ignoró.

Maradona y Verón se fueron caminando pecho a pecho rumbo al vestuario. A Maradona lo tuvieron que agarrar los guardias de seguridad, mientras le gritaba a Verón: "Yo no te boludeo".

Hace un par de meses el campeón del mundo con Argentina en México 86 visitó Buenos Aires y entregó las siguientes declaraciones: "Verón me traicionó. Ahora se hace el dirigente. Conmigo no da un paso adelante. Yo no quiero saber nada con él ni con el padre (Juan Ramón)".

A lo que la 'Brujita' respondió: "Si nos vamos a poner a tomar lo que dice Maradona...Es poco serio, no le doy relevancia. Diego se la tenía que agarrar con alguien y se la agarró conmigo porque estaba caliente".

"Maradona hace referencia a los códigos del fútbol y demás. Me gustaría hablarlo cara a cara. Habla de traiciones encima. No sirve nada de lo que dice, no suma. Yo no tuve problemas con Maradona, él se ve que sí los tiene conmigo. Cuando tenés una cámara, es fácil decir esas cosas. Distinto es hacerlo frente a frente. Cuando nos miramos a los ojos yo sé lo que me dijo o no. No me parece bien que hable de mi viejo", agregó Juan Sebastián en esa oportunidad.

Diego Armando Maradona tuvo problemas con Juan Sebastián Verón cuando dirigió la selección Argentina que quedó eliminada en cuartos de final del Mundial de Sudáfrica 2010 tras perder 4-0 ante Alemania.

El Partido por la Paz terminó 4-3 con victoria del cuadro que llevaba la camiseta blanca gracias a los goles de Kanouté, Bojan (de vaselina) y los argentinos Hernán Crespo y Fernando Cavenaghi.

Para el cuadro azul marcaron Antonio Di Natale, Totti y el argentino Nicolás Burdisso.

"Ha ido bien, lo dimos todo. La gente se divirtió, estamos felices. Nosotros seguiremos jugando para la paz en el mundo y para los niños, gracias Italia", fue el mensaje lanzado por Maradona al finalizar el encuentro.

Se cerró así un importante evento benéfico que logró reunir en el césped del Olímpico a más de 30 grandes leyendas del fútbol, que enviaron un mensaje de paz y unidad directo a todo el mundo.