El sello de Michael Nike en la Selección Colombia Sub-20

La tricolor, que en la primera fecha del Suramericano empató con Paraguay, se mide este viernes con Ecuador (7:15 p.m. Gol Caracol) y cuenta en la delantera con el barranqueño de 19 años.

Michael Nike Gómez debutó en la primera división en el segundo semestre de 2016 con Envigado y hasta el momento ha anotado cuatro goles. Foto: Cristian Garavito

Michael Nike Gómez es más conocido por su nombre que por los goles que lo catapultaron al fútbol profesional colombiano. Su padre, Blas José, era fanático de una de las series que marcaron la década de los 80: El Auto Fantástico, cuyo protagonista se llamaba Michael Knight. Sin embargo, un error a la hora del registro provocó que fuera cambiado a Michael Nike. A pesar de la equivocación en la escritura, el delantero asegura que le gusta mucho su nombre porque es único y diferente.

Nació hace 19 años en el barrio Minas del Paraíso de Barrancabermeja, y con el apoyo de sus padres, Blas y María Dolores, consiguió llegar a la cuna de la cual han surgido grandes futbolistas: Antioquia. En suelo paisa ha logrado formarse y consolidarse como deportista profesional. (Lea: “El fútbol ha perdido el lado humano”: “Piscis” Restrepo)

Aún le parece un sueño estar en la primera división del fútbol profesional y hacer parte de la selección Colombia Sub-20 que está disputando el Suramericano en Ecuador, pues todavía recuerda con alegría cómo comenzó el largo camino que recorrió para ser hoy una de las cartas de Piscis en este torneo. “Yo empecé jugando en el barrio. Recuerdo que el equipo no tenía ni nombre. Un día llegó un profesor que jugaba en el torneo municipal y ahí me vieron y se dieron cuenta de que sabía jugar. En ese momento comenzó todo”, le comentó el delantero de Envigado a El Espectador.

En los municipales en Barrancabermeja, fue goleador. Michael era impresionante con el balón, se necesitaban cuatro o cinco jugadores que lo marcaran para evitar que gambeteara y creara opciones de gol, recuerda aún su padre. Por esas cualidades que lo caracterizaron fue que llegó a los torneos departamentales. (Puede leer: La selección de Colombia sub-20 sueña con conseguir otro Suramericano)

Tras una racha goleadora en sus presentaciones con los equipos por donde pasó, San Carlos y Oro Negro en Barrancabermeja y la selección de Antioquia, Michael Nike llegó al Arco Zaragoza. Allí comenzó oficialmente su carrera como futbolista y cuando cumplió 17 años, gracias a un convenio que había en ese momento, logró conformar las divisiones menores de Envigado.

En ese momento se dio cuenta de que quería dedicarse a jugar fútbol y que tenía todas las posibilidades para hacerlo. No sólo contaba con el apoyo de su familia, sino también el de su nuevo equipo. “Cuando tenía doce años me presenté en Nacional y no me aceptaron porque era muy bajito para la edad. No quise volver allá, porque gracias a Dios Envigado me ha abierto las puertas para crecer y formarme como deportista. Soy hincha de este club porque me lo ha dado todo”, recalcó el jugador de la selección sub-20. (Lea: Damir Ceter, el “Goliat” de la sub-20)

Su debut como profesional fue en el Atanasio Girardot contra Deportivo Independiente Medellín. Ese día, el más feliz de su vida según él, Envigado se impuso 2-1. Sin embargo, el momento más importante desde que practica fútbol fue cuando anotó su primer gol en la A. Se disputaba la novena fecha de la Liga Águila II de 2016 y a Envigado le tocaba enfrentar a Rionegro Águilas. Michael Nike era titular y debía responder a la confianza que le había dado el técnico. No marcó uno sino dos goles e hizo que su nombre se conociera en todos los medios deportivos. Llevaba tres años conformando al equipo naranja y con su trabajo silencioso se ganó un puesto en la titular.

“El día que anoté con Envigado en un partido de primera división marcó mi vida. No sólo sentí una felicidad inmensa porque se había cumplido algo que había soñado hace mucho tiempo, sino porque fue un momento difícil. Estaba seguro de mis capacidades como futbolista, pero los nervios que invaden en ese momento el cuerpo son mortales”, reveló el delantero. (Vea: "Mi sueño es jugar en el Real Madrid": Juan Camilo Hernández)

Tras una temporada con bastante participación en el club antioqueño, el delantero, que en sus inicios jugó con la casaca 10, recibió la noticia que cualquier jugador quiere: una convocatoria a la selección de Colombia sub-20. El primer llamado fue en un microciclo, pero después no volvió a saber más. Luego lo confirmaron entre los jugadores que iban a conformar el seleccionado para el Suramericano de este año. “En ese momento me volvió el alma al cuerpo, creí que no me iban a tener en cuenta. Pero Dios sabe cómo hace sus cosas”, contó el barranqueño.

Ahora su mente está enfocada en hacer una buena actuación en el Suramericano y conseguir el objetivo que se plantearon desde Bogotá: ganar uno de los cuatro cupos al Mundial de Corea del Sur. “Yo le puedo aportar a Colombia goles y pase goles, que son necesarios. Además de recuperar el balón. Lo que más deseo es poder quedar campeón con la selección”, narró el jugador.

Para Michael Nike, Colombia se encuentra en el grupo de la muerte porque comparte con selecciones muy buenas, siendo para él las más difíciles Brasil y Chile, porque tienen jugadores que pueden llegar a ser desequilibrantes en el partido. El jugador, que ahora porta en su espalda el número 11, espera algún día jugar como sus ídolos, Ronaldo el Fenómeno y Cristiano Ronaldo, para así cumplir el sueño de pertenecer a un equipo grande en Europa. (Puede ver: "Piscis" Restrepo se desahoga ante las críticas recibidas)