Inicia el ciclo del nuevo Congreso de la República

hace 1 min

Luis Enrique: "Pep fue un punto y aparte en el Barcelona"

El técnico del Barça elogia la incidencia de su amigo y ahora rival con el Manchester City, al tiempo que Piqué añade que "con él hubo un antes y un después".

Luis Enrique, entrenador del Fútbol Club Barcelona, en la conferencia de prensa de este martes, previa al juego de Champions contra el Manchester City. / AFP

Con dos triunfos en otros tantos partidos en la presente Champions, el Barcelona se mide mañana (20.45 h. beIN Sports) al Manchester City en el Camp Nou, duelo que añade el picante de recibir de nuevo a Pep Guardiola, el técnico que prolongó la idea de Cruyff y reversionó el fútbol de Rijkaard para contabilizar 14 títulos de 19 disputados. "Jugamos para intentar pasar y ser primeros de grupo. Y para eso hay que ganar mañana porque sería un paso de gigante. Es el partido clave porque de vencer casi nos aseguraríamos la clasificación", reflexionó Gerard Piqué. Aunque Luis Enrique no fue tan lejos: "Es un reto enorme jugarnos la primera plaza y que sea ante el City de Pep, aunque luego tenemos que ir a Manchester. Es importante pero no decisivo ni definitivo". (Más deportes, aquí)

Se sabe que el Manchester City será un sosías del Barça, un rival con la querencia de la pelota para definirse. "Este equipo es muy diferente al del año pasado porque Pep está al cargo y les ha hecho cambiar la manera de ver el fútbol. Juegan parecido a nosotros e intentaremos tener la pelota, pero ellos nos presionarán arriba, nos costará mucho salir jugando. Es un buen reto para demostrar que seguimos estando arriba", convino Piqué. Lo mismo opinó Luis Enrique: "Tiene muchas cosas diferentes a las anteriores etapas, se aprecia claramente la mano de su entrenador porque tiene una incidencia bestial en su equipo. Sabemos que quieren el balón, igual que nosotros, y que cuando no lo tengan nos van a presionar". Pero desde el Barcelona no se baraja la opción de cambiar de registro: "Yo le doy trascendencia a la posesión del balón. El objetivo es gestionarlo y generar más ocasiones de gol que el rival. Pero puntualmente hay partidos en la que la posesión no tiene importancia. Mañana, sin embargo, sí. Si la tenemos, les debilitaremos. Y viceversa". Piqué se expresó de forma similar: "Aunque hemos mejorado el contragolpe con Luis Enrique, no sabemos jugar a eso. Nosotros no renunciaremos a ser lo que somos. Que lo hagan ellos si quieren. Y si jugamos a lo mismo, se impondrá la calidad de los jugadores". (Lea también: Gol de Cuadrado le da la victoria a Juventus en Champions)

Entiende Luis Enrique que tanto su Barça como el de Guardiola eran atractivos a ojo del aficionado, por más que no puedan ser idénticos. "Debemos ser especialistas en sacar provecho de los jugadores que tenemos. Ese era un Barcelona espectacular, asociativo, que buscaba generar superioridades y el control del partido. Pero yo, basado en mis jugadores, he intentado buscar algo que nos beneficie". Pero nadie duda de la capitalidad que tuvo Guardiola en el Barcelona. "Pep fue un punto y aparte en el Barça. El equipo dio un nivel muy superior y desde entonces se ha distinguido por ese nivel. Siempre he considerado que es el mejor entrenador actual por su idea, por ser ofensivo, porque piensa más en atacar que en defender. Será uno de los entrenadores que ha marcado esta fase de la historia del fútbol", le elogió Luis Enrique. "Pep nos marcó a todos durante esos cuatro años de una manera u otra. Hubo un antes y un después. El fútbol lo entendemos distinto y cambió la historia de este club. Pero a mí me dio la oportunidad de jugar, me lo dio todo". Aunque, consciente de que con Luis Enrique también ha evolucionado –"me siento más completo que nunca, en el mejor momento de mi carrera", expuso-, añadió: "Comparar etapas es muy difícil. Los dos primeros años de ambos se ganaron los mismos títulos. Y a nivel personal me he llevado bien con los dos y con el equipo Luis aporta muchísimo; fue capaz de reactivar al equipo después de no ganar nada con Martino. Estamos viviendo otra época dorada". Para continuarla, sin embargo, pasa por superar la fase de la Champions y vencer al City sería la mejor de las maneras. (James jugó 63 minutos en la victoria del Real Madrid frente al Legia de Varsovia)