Luis Enrique: "Ser entrenador es tomar riesgos"

El técnico resta importancia a las vacaciones anticipadas del tridente y Piqué, que no estarán con el Barça para medirse al Hércules.

Luis Enrique, entrenador del Fútbol Club Barcelona. / EFE

Con el tridente y Piqué de asueto anticipado porque así lo ha querido el técnico –justificó la decisión en la sobrecarga de minutos-, el Barcelona se mide al Hércules para continuar en la Copa. El rival, de Segunda B, se considera menor pero el equipo suplente azulgrana no dio la talla en el Rico Pérez y se quedaron en tablas a uno. Un resultado ajustado que exige al Barça vencer o al menos no encajar para llegar a los octavos de final. (Vea también: Insólito desafío: Messi y Suárez contra un dron)

"Es la tercera temporada que les doy vacaciones anticipadas. No considero que sea un riesgo sino que es lo mejor para ellos", reflexionó el técnico azulgrana; "tener días de descanso es importante y más para estos jugadores, que están cargados de partidos". Se sabe, entonces, que habrá muchos cambios en el equipo, partiendo desde la portería (Cillessen), de la zaga (Umtiti) y de la delantera, donde figurará Alcácer además de otros dos medios improvisados. "Ser entrenador de fútbol es tomar riesgos", resolvió Luis Enrique. Al tiempo, argumentó su política de rotaciones, que prima antes que el rendimiento puntual de los futbolistas: "Miramos las cargas cada semana. Los minutos reflejan que no solo juegan 11, algo que creemos que es vital de cara al desenlace del final de la temporada". (Messi, ¿de qué planeta viniste?)

Luis Enrique, en cualquier caso, se negó a hablar sobre temas particulares. "Como mejor podemos hablar de Paco Alcácer, es no hablar de él", expuso. "No tengo que justificarme de nada en mis decisiones. Es mi trabajo tomarlas. Pero Rakitic ha sido, es y será un jugador muy importante para este Barça", apuntó. Y, de paso, se cerró en banda cuando le preguntaron por su posible renovación del mismo modo que descartó comentar las posibilidades del mercado invernal, aunque admitió estar abierto a mejorar la plantilla y quizá puede irse alguien". Con la cremallera echada, además, rehusó comentar la decisión del TAS de rebajar la sanción FIFA al Madrid, que usó a los mismos abogados con éxito cuando al Barcelona le salió rana su defensa. "Yo sigo igual. Tengo el mismo estado de ánimo de antes de saber esta noticia. Intento centrarme en las cosas que puedan influir a mi equipo. Me da igual, no es algo que me afecte". (Entrenador español pide respeto hacia su hija, que por su belleza es sensación en México)

A técnico azulgrana, pues, solo le interesó el encuentro de Copa ante el Hércules. "Suponemos que nos encontraremos un rival parecido. Impidiéndonos salir jugando desde atrás en saque de puerta, pero luego replegado en su terreno, reduciendo espacios y generando problemas a la hora de circular", analizó. Pero dejó la puntilla. "Tenemos la ventaja del factor campo". Y lanzó una advertencia velada: "No planifico cómo llegar a las Navidades sino para llegar a los meses importantes en exposición de ganar todo. Por lo que percibo, siento y veo a los jugadores, veo algo muy parecido a las últimas temporada y optimista".