Pekerman vs Gareca, la otra batalla que se vivirá en el MetLife Stadium

Los entrenadores argentinos se vuelven a ver después del partido por fase de grupos en la pasada Copa América cuando empataron 0-0 y tras el encuentro por eliminatorias en donde Colombia venció 2-0.

Colombia espera conseguir el paso a semifinales cuando juegue ante Perú. / El Espectador

Los paparazzi apuntarán a James Rodríguez y Paolo Guerrero como las estrellas del Colombia-Perú por los cuartos de final de la Copa América Centenario, pero buena parte del duelo se decidirá en la mitad entre Juan Guillermo Cuadrado y compañía contra los versátiles jóvenes incas.

¿Quién ganará la batalla táctica entre José Pekerman y Ricardo Gareca? Ambos entrenadores argentinos juegan al misterio y guardan en cofres de seguridad el once titular que utilizarán el viernes en el MetLife Stadium en East Rutherford, enfrente a Nueva York.

El 'Tigre' Gareca podría aprovecharse de la falta de equilibrio de Colombia, descompensada a ratos en la mitad por la decidida vocación ofensiva de sus integrantes y que en ciertos puestos apenas se están conociendo.

Con Cuadrado (Juventus) y Edwin Cardona (Monterrey) por las bandas y enquistados como volantes centrales Sebastián Pérez y Daniel Torres, dos nuevos valores del fútbol local, Colombia cuenta con cuatro locomotoras que circulan bien por la zona media de manera incesante.

James, el astro cafetero del Real Madrid, es el nexo entre el ataque y el medio sector, un mediapunta de sobrada calidad que busca parecerse a aquel que brilló en el Mundial de Brasil 2014, donde se consagró como el máximo goleador con 6 goles.

Bacca es el hombre-gol, definidor por naturaleza, activo en el fútbol asociado y fuerte en el juego aéreo, un rubro en el que Perú no da precisamente demasiadas garantías.

"Sabemos lo que podemos hacer a partir del funcionamiento del juego del equipo con un fútbol intenso, agresivo y poder hacer daño", aseguró Patricio Camps, asistente de Pekerman y encargado de los trabajos ofensivos del seleccionado.

"Conozco a Ricardo hace muchos años y creo que su equipo es imagen y semejanza de lo que entiende por el fútbol", agregó el exfutbolista argentino, un histórico de Vélez Sarsfield, del que Gareca fue jugador y luego un consagrado entrenador.

El orden, regla para Gareca 

De su lado, Gareca ha alineado hasta ahora a Edison Flores por la derecha, a Christian Cueva por la izquierda y fijos como tapones a Óscar Vílchez y Renato Tapia. También ha alternado en la ofensiva Alejandro Hohberg para enlazar con Paolo Guerrero, el único punta.

Gareca podría variar la estructura táctica pasando del 4-2-3-1 al 4-4-2, donde saldría Hohberg para cederle un lugar al rapidito Raúl Ruidíaz en el ataque, no sólo como compañía para el 'Depredador', también como freno de mano a la salida por derecha del lateral colombiano Santiago Arias.

¿A qué le apostará el 'Tigre'? ¿Mayor presencia en el área con dos delanteros, uno de ellos escurridizo y que puede tirarse unos metros atrás? ¿O como Pekerman?, que suele dejar apenas a un atacante luchando contra el mundo.

"Lo primero que hay que hacer para enfrentar a Colombia es tener orden, mucha concentración, porque es una selección con buena distribución de la pelota y tiene los jugadores para ese fin", analizó Gareca tras la victoria 1-0 frente a Brasil, en el cierre del Grupo B y que le permitió dominar la llave.

"Será un partido de detalles y me lo imagino como el de Brasil, con una Colombia tratando de adueñarse del trámite del partido. Sin embargo, estamos trabajando para controlar esa intención y poder revertirla", puntualizó el DT.

El ganador del choque, previsto el viernes a las 7:00 p.m., se cruzará en las semifinales con el vencedor de la serie de cuartos entre México y Chile, a disputarse el sábado en Santa Clara, California.