El renacer de Camilo Villegas

El golfista colombiano terminó segundo en el RSM Classic del PGA Tour. En tres torneos que ha jugado esta temporada, ya ha sumado más ganancias que en los 27 eventos que disputó la campaña anterior. El trabajo mental, la clave de su buen momento.

Camilo Villegas, golfista colombiano en el PGA Tour. / AFP
Camilo Villegas, golfista colombiano en el PGA Tour. / AFP

“El éxito en el golf no depende tanto de la fuerza del cuerpo, sino de la fuerza mental y del carácter”. Esa frase la dijo hace algunos años el legendario golfista Arnold Palmer, ganador de cuatro Masters de Augusta, dos Abiertos Británicos y un US Open. Esas palabras recobraron fuerza con la actuación de Camilo Villegas en las últimas semanas. Tras haber perdido la tarjeta con totalidad de beneficios para el PGA Tour, el golfista colombiano no se rindió. Obviamente le dio duro asimilar el momento, pero decidió trabajar más que nunca en su proyecto personal y por eso, aparte de dedicarse varias horas al día a montar bicicleta, una de sus grandes pasiones, y a estar horas en un gimnasio, entendió que sería fundamental el trabajo mental, para sentirse fuerte y poder entrar con una actitud diferente a los campos. Saber manejar la presión es quizás lo más difícil que tiene el golf y los que logran marcar diferencia con estos detalles son al fin y al cabo los que terminan siendo los mejores del mundo.

Camilo se ve diferente, está disfrutando nuevamente de su golf, su actitud es otra, la alegría le ha vuelto y los resultados lo están acompañando. Este lunes terminó en la segunda posición del RSM Classic, que se disputó en Sea Island, Georgia, tras perder en el tercer hoyo de desempate, con el canadiense Mackenzie Hughes. “Fue una semana muy positiva, todo va en la dirección correcta. Le pegué demasiado fuerte a esa bola. Fue mucho más difícil esta mañana por el frío. Debo felicitar a Mackenzie Hughes. Estoy orgulloso de mí mismo, no es lo mismo que ganar pero es lo que es”, destacó el paisa, quien en tres torneos que ha jugado en esta nueva temporada, ya suma US$473.890, más ganancias que lo logrado en 27 torneos que jugó en la pasada campaña.

Haciendo un gran equipo con su hermano Manuel como su caddie desde hace ya varios meses, Camilo demostró tener el nivel necesario para volver a ganar en el máximo circuito del golf mundial, como ya lo ha hecho en cuatro oportunidades. Su cabeza le está funcionando como en los mejores tiempos y si mantiene eso, seguramente recuperará la tarjeta con totalidad de beneficios.

Camilo culmina 2016 en el puesto 22 en la FedEx Cup, con una muy buena cantidad de ganancias que le permitirán aspirar a mejorar su condición en el Reshuffle que se dará en las primeras semanas de 2017. Adicionalmente, con este segundo puesto logró un cupo para el Sony Open en Hawái durante la segunda semana de enero, competencia en la que ya ha estado en años anteriores y que se suma a las que puede acceder por su condición de excampeón en el circuito.

Villegas alcanzó en esta parte final del año lo que anteriormente no había podido: una impresionante regularidad que se tradujo en tres tarjetas por debajo de la barrera de los 70 golpes, con un gran 68 (-2) final y un total de 265 impactos (-17).

De hecho, en los dos torneos que disputó anteriormente en Misisipi y México, en algún momento de la semana estuvo en la primera posición, cerrando con algunos altibajos que lo apartaron de mejores resultados. Ese no fue el caso en esta oportunidad. Inclusive, sus mejores hoyos los tuvo en los últimos del sábado y del domingo, cerrando con dos birdies en sus últimos tres hoyos de la ronda final, en el momento de mayor presión del día. El golf está viendo el renacer de Camilo Villegas, el más grande golfista que ha tenido Colombia en su historia.